Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Colombia: asesinato de un gobernador indígena

  Misión de la ONU en Colombia condena asesinato de líder indígena a manos del ELN

Share

31 de octubre, 2017 — La Misión de la ONU en Colombia condenó el asesinato del gobernador indígena Aulio Isarama Forastero, del Resguardo Catru Dubaza Ancoso, en el departamento del Chocó, ocurrido el 24 de octubre y atribuido a un frente del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Como parte de su mandato de coordinación del Mecanismo de Veeduría y Verificación del Cese al Fuego Bilateral entre el ELN y el gobierno, la Misión desplegó personal y avanza en el proceso de verificación de este incidente.

En un comunicado, la dirección del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez, máximo organismo de conducción de las estructuras del ELN que operan en el Chocó, se adjudicó el homicidio y dijo lamentar profundamente el hecho ya que “los integrantes responsables no tenían autorización” para cometerlo.

Según despachos de prensa, Isarama realizaba actividades con su comunidad alrededor de las 5 de la tarde del pasado martes cuando cinco hombres armados se le acercaron y lo intimidaron por presuntos vínculos con la inteligencia militar. Según testigos, dos horas más tarde se escucharon varios disparos.

La ONU saludó el compromiso del gobierno y el ELN para mantener el cese del fuego y exhortó a las partes a continuar con el proceso de diálogo para garantizar el bienestar de las comunidades más afectadas por el conflicto armado y para llevar al país a una paz estable y duradera.

La Misión de Verificación expresó su preocupación por la situación de violencia y asesinatos en zonas de conflicto e instó a un despliegue efectivo de la autoridad estatal para garantizar la seguridad de las comunidades.

Anuncios


Deja un comentario

Perú: el Papa se encontrará con los pueblos indígenas

El Papa se encontrará con los pueblos indígenas en su visita al Perú

Sabado 28 Oct 2017 | 09:46 am

Puerto Maldonado (Perú) (AICA): 

El próximo 19 de enero, el papa Francisco viajará a la ciudad de Puerto Maldonado, en la Amazonia peruana, donde los protagonistas serán los pueblos indígenas que tendrán un encuentro especial con él, en el Coliseo Cerrado de Madre de Dios. Llegarán de toda la selva peruana, incluso desde territorios vecinos, también amazónicos, de Bolivia y del Brasil.

“La llegada del Sumo Pontífice será un incentivo grande para las comunidades de la Amazonía”, reflexionó monseñor David Martínez Aguirre, obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, encargado de la histórica visita a esta ciudad.

Para el obispo la visita del Papa, fortalecerá la autoestima de estos pueblos, como sujetos de la historia capaces de sentarse a la mesa de negociación de la “casa común”.

Monseñor Martínez señaló que su aporte llega desde la sabiduría propia de los pueblos, de sus tradiciones y sus conocimientos del bosque.

Pero, más allá de lo que el pueblo vive, qué motiva al Papa a visitar estos grupos étnicos el obispo de Puerto Maldonado señala que el “Papa percibe en los pueblos originarios grandes fortalezas y también debilidades”, estas declaraciones las brindó para la Red Eclesial Panamazónica.

En este encuentro que el Papa sostendrá con los pueblos originarios de la Amazonia peruana se espera contar con los representantes de cada una de las seis comunidades étnicas que viven en este sector de la Amazonía peruana.

El tiempo estimado para su visita es de seis horas. Además del encuentro con los indígenas en el coliseo cerrado de Madre de Dios, se espera la visita al albergue infantil “El Principito” y un evento multitudinario en el instituto superior tecnológico Jorge Basadre Grohmann.

La Amazonia concentra las miradas de muchas personas y no siempre son miradas saludables, muchas veces son miradas interesadas que ponen a la Amazonia en peligro”, añadió. Confirmó la asistencia al encuentro con el Papa de comunidades indígenas de Jaén (Cajamarca), Yurimaguas (Loreto-San Martín), San José de Amazonas (Amazonas), Iquitos, Requena (Loreto), Pucallpa (Ucayali) y San Ramón (Junín).

En el ámbito del Vicariato de Puerto Maldonado existen cerca de 30.000 indígenas pertenecientes a 111 comunidades de 13 pueblos originarios.+


Deja un comentario

Brasil: conflictos en la Amazonía. Nuevo atlas.

La Amazonía y los mil conflictos por la tierra

El inédito censo fue realizado por la Comisión Pastoral de la Tierra de Brasil. Pronto estará en manos del Papa

Uno de los tantos…

1
0
Pubblicato il 13/10/2017
RAFAEL MARCOCCIA
SAN PABLO, BRASIL

La Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) de Brasil ha realizado un estudio inédito. Con números más que alarmantes, como la constatación de que hay 93.800 familias involucradas como víctimas en los conflictos agrarios de la vasta y a veces impenetrable región amazónica. Con el título Atlas de conflictos en el Amazonas acaba de ser publicado para dar visibilidad nacional e internacional a los conflictos rurales actualmente en curso en los nueve Estados del Amazonas: Acre, Amapá, Amazonas, Tocantins, Pará, Rondônia y Roraima, y en algunas zonas del Mato Grosso y Maranhão. El Atlas releva los 977 conflictos violentos por la tierra que están ocurriendo en este momento. El primer lugar como territorio más conflictivo lo ocupa el estado de Maranhão, con 197 conflictos, seguido por Rondônia, con 191, y Pará, con 142. Un conflicto reciente que señala la publicación es el que se desarrolla entre el pueblo indígena Gamela y los terratenientes de la comuna de Viana, en el Estado de Maranhão. En el pasado mes de abril, un choque entre ambos dejó como resultado 13 heridos.

 

Los Gamela promueven la ocupación de tierras en la región y reivindican la posesión de las tierras que les fueron entregadas por el gobierno en el siglo XIX. Otro territorio considerado en el Atlas es Anapu, al este del Estado de Pará, con 20 focos de lucha rural. La ciudad adquirió notoriedad a nivel mundial con la muerte de la misionera Dorothy Stang en 2005, pero desde entonces la violencia no ha dado tregua.

 

Un capítulo aparte es el de las familias involucradas en las luchas agrarias, y en este sentido Pará ocupa el primer lugar, con 20.498 núcleos familiares víctimas de conflictos, 3.300 casos más que los registrados en Rondônia, con 17.000 focos activos. Es de observar que el Atlas de conflictos en el Amazonas documenta 47 homicidios debidos a enfrentamientos por conflictos rurales solo este año – hasta el 23 de agosto –, uno menos de los ocurridos en todo el año 2016. Uno de los casos más graves tuvo lugar en la comuna de Pau D’Arco, al noreste del Estado de Pará, donde asesinaron a 10 campesinos durante un operativo de la policía en defensa de los terratenientes.

 

Darlene Braga, representante de la Comisión Pastoral de la Tierra en Amazonía, afirma que las autoridades están al tanto de las luchas: “Para los que vivimos en nuestras bases de Amazonía, lo que ocurre no es una sorpresa, pero aun así resulta alarmante el elevado número de conflictos en curso”. El Atlas denuncia que los conflictos no se producen porque falte tierra en la región. Por el contrario, hay 114.897.607 hectáreas de tierras vacantes, lo que equivale al 13,5% de las tierras de Brasil. Las tierras vacantes son las que no tienen un destino público ni son patrimonio privado, aunque alguno la esté ocupando irregularmente. En algunos casos, por ejemplo, hay tierras que estaban destinadas a empresas pero no fueron bien asignadas y por lo tanto el Estado se ha reapropiado de las mismas o bien las ha recibido en devolución. El Atlas señala dos causas como preponderantes en los conflictos de Amazonía: la revocatoria de la reforma agraria en el país y la impunidad de los culpables de la violencia en el campo. Darlene Braga considera que el actual es uno de los peores momentos que hayan vivido los pueblos de la Amazonía: “Las comunidades son masacradas, abusadas, oprimidas, despojadas de sus territorios; a los habitantes se les prohíbe cazar, pescar, construir casas o canoas; en fin, pierden la soberanía sobre sus territorios”.

 

El Atlas de conflictos en el Amazonas es distinto a otros materiales producidos por la Comisión Pastoral de la Tierra: “Porque compila un registro de conflictos en curso en la región” señala Darlene Braga, “vale decir que su objetivo es registrar los enfrentamientos que no han terminado en el curso de este año”. De allí la importancia de la publicación: “Los datos obtenidos nos ayudan a planificar el trabajo y nuestra acción en Amazonía”. No existía hasta el momento un trabajo tan minucioso, explica. “Nunca habíamos reunido tanta información detallada, como el número de familias involucradas, la identidad de los que están implicados en el conflicto – tanto posseiros (pequeños campesinos a quienes la ley reconoce el derecho de propiedad de pequeñas superficies de tierras públicas y no utilizadas que ellos hayan cultivado por lo menos cinco años, N.d.T.) como campesinos sin tierra, quilombolas (descendientes de esclavos refugiados en los quilombos, espacios ocultos en la selva, N.d.T.), o indígenas – así como de las personas con quien disputan los territorios, entre otros”.

 

Don Leonardo Steiner, Secretario General de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, destaca a su vez la importancia de la investigación: “Podrá orientar y alertar a las personas sobre verdades profundas de la Amazonía”. La publicación fue presentada a la opinión pública nacional e internacional en un momento “muy importante para Brasil”, sobre todo por la revocatoria dispuesta por el Gobierno federal del decreto que autorizaba a abrir la Reserva Nacional de Cobre y Asociados para la explotación minera en la selva amazónica. “El Atlas ha llegado en buen momento” comenta monseñor Steiner “porque aporta datos relevantes para el país y para la sociedad y para que las autoridades protejan cada vez mejor el medio ambiente”. Y promete: “Entregaremos este Atlas al Papa Francisco, quien ha demostrado gran interés por la Amazonía”.


Deja un comentario

Brasil: recortes a las ayudas a los pueblos indígenas.

AMAZONIA. MASACRE DE INDÍGENAS. El recorte del financiamiento del gobierno brasileño deja desprotegidos los territorios de las tribus aisladas. Y algunos aprovechan

Indios Sapanawa: denunciaron que su comunidad había sido atacada y murieron tantas personas que no pudieron enterrarlas a todas (© FUNAI/Survival)

Indios Sapanawa: denunciaron que su comunidad había sido atacada y murieron tantas personas que no pudieron enterrarlas a todas (© FUNAI/Survival)

Los indígenas brasileños pidieron ayuda al mundo para impedir más matanzas después de la masacre de algunos miembros de una tribu aislada y denuncian los recortes del gobierno que dejaron sin protección sus territorios. Paulo Marubo, líder indígena del oeste de Brasil, declaró: “Podrían producirse más ataques y asesinatos. Los recortes de fondos de la FUNAI han afectado directamente a las vidas de los pueblos indígenas, principalmente a las de los más vulnerables: los pueblos indígenas aislados.” (FUNAI es el departamento de asuntos indígenas del Gobierno brasileño). Marubo es el coordinador general de la organización indígena Univaja, que defiende los derechos indígenas en la Frontera amazónica de los no contactados, la región con mayor concentración de pueblos indígenas aislados del mundo.

COIAB, la organización que representa a los indígenas de la Amazonia brasileña, denunció los drásticos recortes en el presupuesto de la FUNAI que han dejado muchos territorios indígenas indefensos. “Condenamos con vehemencia este brutal y violento ataque perpetrado contra las vidas de indígenas aislados. Esta masacre demuestra y reafirma el incalculable retroceso que vivimos en materia de derechos humanos y de derecho a la vida de los pueblos indígenas en este país diverso. Los recortes y el desmantelamiento de la FUNAI fueron implementados para favorecer poderosos políticos que siguen saqueando nuestros recursos, y abrir nuestros territorios a la explotación minera”.

Algunos informes sobre la Amazonia aún no confirmados que se conocieron la semana pasada refieren que cerca de diez indígenas aislados fueron asesinados por buscadores ilegales de oro, y sus cuerpos mutilados fueron arrojados a un río. Los mineros, al parecer, se jactaron de sus atrocidades en el bar de una ciudad cercana, y entre las víctimas habría mujeres y niños. El Ministerio Público Federal del Estado de Amazonas abrió una investigación al respecto.

Esta masacre sería solo la última de una serie de asesinatos de indígenas aislados en Amazonia, como la tristemente célebre masacre de Haximu en 1993, cuando 16 indígenas yanomamis fueron asesinados por un grupo de buscadores de oro. Más recientemente, un grupo de indígenas sapanawas establecieron contacto en la Frontera amazónica de los pueblos aislados para denunciar que sus casas habían sido atacadas y quemadas por foráneos, y que mataron a tantos miembros de su comunidad que no pudieron enterrar todos los cuerpos.

Todos los pueblos indígenas aislados se enfrentan a una catástrofe si no se protegen sus tierras. Survival International está realizando una campaña para garantizar la seguridad de sus tierras y para que tengan la oportunidad de decidir su propio futuro. “La decisión del gobierno brasileño de recortar los fondos destinados a los equipos que protegen los territorios de los indígenas no contactados no fue un error inocente” comentó Stephen Corry, Director general de Survival International. “Se adoptó para satisfacer los poderosos intereses de quienes quieren abrir las tierras indígenas para su explotación minera, maderera y agroganadera. Estas son las personas a las que se enfrentan los indígenas, y las muertes de indígenas no contactados no van a detenerlos. Solo una movilización mundial podría equilibrar las fuerzas e impedir que ocurran nuevas atrocidades. Nosotros sabemos que la presión pública funciona: muchas campañas de Survival han tenido éxito contra todo pronóstico”.


Deja un comentario

Brasil: preocupación por una nueva sentencia sobre los derechos de los pueblos indígenas.

UNA BOMBA CONTRA LOS INDÍGENAS. Se espera para el 16 de agosto una sentencia histórica que decidirá el futuro de los pueblos nativos brasileños

"¡Nuestra historia no empieza en 1988!” es el lema de la campaña contra la sentencia

“¡Nuestra historia no empieza en 1988!” es el lema de la campaña contra la sentencia
La semana que viene, la Corte Suprema de Brasil emitirá una sentencia histórica que podría constituir el golpe más contundente contra los derechos territoriales indígenas desde los tiempos de la dictadura militar. La sentencia se espera para el miércoles 16 de agosto, cuando los jueces decidan si aceptan una propuesta sobre los derechos territoriales indígenas preparada por la oficina del Procurador general. Entre tanto, se esperan protestas masivas en numerosas ciudades del país. Esta propuesta supone que los pueblos indígenas que no estaban ocupando sus tierras ancestrales a la fecha, o antes del 5 de octubre de 1988, cuando la actual Constitución del país entró en vigor, ya no podrán reclamar su derecho a vivir allí. Si los jueces decidieran aprobarla, el nivel de reconocimiento de los derechos indígenas retrocederá varias décadas, con el riesgo de destruir cientos de tribus autosuficientes que dependen de su tierra para conservar su autonomía y su supervivencia.
La organización brasileña “pan-indigena APIB” está organizando numerosos eventos y protestas en Brasilia, la capital, y en todo el país. Las manifestaciones continuarán hasta que se conozca la sentencia bajo el lema “¡Nuestra historia no empieza en 1988! ¡No al marco temporal!”. Los activistas afirman que la propuesta estaría apoyada por el presidente Temer con el propósito de reforzar su posición política. Desde que asumió el cargo, en abril de 2016, tras el impeachment de la ex presidente Dilma Rousseff, Temer ha coleccionado bajísimos índices de aprobación, inestabilidad y protestas generalizadas. Si fuera implementada, la ley beneficiaría al lobby de la agroindustria rural de Brasil, que considera que la protección de las tierras de los pueblos indígenas constituye un obstáculo inútil para generar riqueza.
Los guaraníes Kaiowá del sureste de Brasil son solo una de las tantas tribus que se verían afectadas. Si la medida se aprueba, ya no podrían recuperar la mayor parte de sus territorios. Un portavoz guaraní, Eliseu Guaraní, declaró: “Para nosotros es durísimo este marco temporal… no habrá más reconocimientos legal de nuestros territorios… Hay violencia, tenemos que enfrentar ataques de todo tipo, ataques de los paramilitares, criminalización y racismo”.
Survival International está promoviendo activamente una campaña contra la medida, que es ilegal según el derecho internacional, y está movilizando a sus simpatizantes para que actúen. “El robo de tierras es el mayor problema al que se enfrentan los pueblos indígenas y tribales, y esta propuesta es poco menos que un manifiesto de robo de tierras”, comentó el director general de Survival Stephen Corry. “Es una desintegración evidente de los derechos territoriales de los pueblos indígenas, que pone sus tierras a merced de agroganaderos, madereros, barones de la soja y a los intereses de otras inversiones ocultas”.


1 comentario

El día de los pueblos indígenas en la ONU

ONU celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Los indígenas conforman el 8 por ciento de la población total de América Latina y el Caribe. Foto: PNUD/Honduras

09 de agosto, 2017 — La ONU celebra hoy el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, una jornada dedicada a sensibilizar a la gente sobre la diversidad y riqueza de las culturas autóctonas y, al mismo tiempo, concienciar sobre los problemas que enfrentan esas comunidades, a menudo marginadas.

Los pueblos indígenas han buscado durante años el reconocimiento de sus identidades, su forma de vida y el derecho sobre sus territorios tradicionales y recursos naturales. Sin embargo, a lo largo de la historia, sus derechos han sido violados sistemáticamente.

Actualmente, los indígenas representan uno de los segmentos más vulnerables de la población y la comunidad internacional ha reconocido que hacen falta medidas especiales para proteger sus derechos y mantener sus culturas y formas de vida.

La lucha reivindicadora de los pueblos originales logró plasmarse en la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, que marcará su décimo aniversario el próximo 13 de septiembre.

Con ese motivo, a partir de hoy y hasta esa fecha, la red social de Twitter tendrá activo un “emoji” especial que aparecerá cada vez que se utilicen las etiquetas o hashtags #SomosIndígenas y #PueblosIndígenas.

Los indígenas constituyen más del 5% de la población mundial, con 370 millones de personas y representan al 15% de los más pobres.

La ONU estima que hay 5.000 grupos indígenas diferentes en unos 90 países y que hablan la abrumadora mayoría de las 7.000 lenguas del mundo.

La Asamblea General de la ONU decidió adoptar esta efeméride en 1994 y se celebra desde el 9 de agosto de 1995.


Deja un comentario

Los pueblos indígenas y el Papa

La ONU conmemora cada año a las distintas comunidades nativas del mundo

2017-08-09 Radio Vaticana

 

(RV).- El 9 de agosto es el día que la ONU (Organización de las Naciones Unidas) eligió para celebrar el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Desde 1993 todos los 9 de agosto se conmemora a las distintas comunidades nativas del mundo, para concienciar al resto de países del respeto y conservación de la cultura que estos pueblos originarios merecen.

Pero no sólo las Naciones Unidas piden respeto hacia estas minoritarias comunidades. El Papa Francisco, hace apenas un año, pedía rezar por estas poblaciones en su Intención de Oración de julio de 2016: ”Para que sean respetados los pueblos indígenas amenazados en su identidad y hasta en su misma existencia”. Una intención de Oración universal en la que Francisco, a través de un video hace llegar el siguiente mensaje“Quiero hacerme eco y portavoz de los anhelos más profundos de los pueblos indígenas. Y quiero que unas tu voz a la mía para que de todo corazón pidamos que sean respetados los pueblos indígenas, amenazados en su identidad y hasta en su misma existencia”.

También es importante recordar las palabras que el Papa pronunció durante el II Encuentro Mundial que tuvo con los Movimientos Populares durante su Viaje Apostólico a Bolivia en 2015. Un encuentro en el que Francisco se encontró con los líderes indígenas a los cuales les pidió perdón por los crímenes de la Iglesia Católica durante la Conquista de América“Pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada Conquista de América” aseguró el Santo Padre y continuó: “Hubo pecado, hubo pecado y abundante, pero no pedimos perdón, y por eso pedimos perdón, y pido perdón”.

Los pueblos indígenas representan más de 5.000 grupos distintos repartidos en alrededor de 90 países, constituyendo 370 millones de personas aproximadamente, es decir, más del 5% de la población mundial, según datos de Naciones Unidas. Se trata, por tanto, de una minoría que se encuentra entre las poblaciones más desfavorecidas y vulnerables del mundo, representando el15% de los más pobres.

(Mireia Bonilla – RV)