Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

En marcha el nuevo Banco de Tecnología para los Países menos desarrollados.

Inauguran el Banco de Tecnología, que ayudará a los países menos adelantados

ONU/Logan Abassi
Mujer preparando comida en Haití.

4 Junio 2018

Las Naciones Unidas han alcanzado ya la primera meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible con la creación del Banco de Tecnología que buscará resolver los problemas de los países más pobres del mundo mediante el uso de la ciencia, la tecnología y la innovación.

La ceremonia de entrega del edificio del Banco por parte de las autoridades turcas a las Naciones Unidas se produjo este domingo, 3 de junio. La construcción está ubicada en el Parque Tecnológico del Campus de Mármara (MARTEK) en la localidad de Gebze, en la provincia de Kocaeli.

Entre los participantes al evento se encontraban la Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas, Amina Mohammed; el Dr. Faruk Özlü, ministro de Ciencia, Industria y Tecnología de Turquía; el Dr. Mohamed Saeed Al-Sadi, Ministro de Planificación y Cooperación Internacional de Yemen y Marianne Hagen, Secretaria de Estado del ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega.

“La inauguración de hoy representa un hito importante para ayudar a los países menos adelantados a aprovechar los beneficios de la ciencia, la tecnología y la innovación. No dejar a nadie atrás es clave para la Agenda 2030 y este nuevo Banco ayudará a los más vulnerables mientras aspiran a forjar un futuro sostenible y próspero para las próximas generaciones”, dijo Mohammed.

El consejo de administración del Banco Tecnológico se reunió por primera vez a finales de noviembre del año pasado y aprobó el plan de trabajo y el presupuesto para 2018.

En colaboración con todos los organismos pertinentes de las Naciones Unidas, las actividades del Banco se iniciarán con los estudios científicos, tecnológicos y de innovación, junto a la evaluación de las necesidades en materia de tecnología, en cinco de los países menos adelantados: Guinea, Haití, Sudán, Timor-Leste y Uganda.

También se centrará en mejorar el acceso de los científicos e investigadores a datos, publicaciones e iniciativas científicas, tecnológicas y de innovación en doce de los países menos adelantados: Bangladesh, Mozambique, Nepal, Rwanda, Senegal, Uganda, Tanzania, Bhután, Burkina Faso, Liberia, Madagascar y Malawi.

¿Qué es el Banco de Tecnología?

El Banco de Tecnología es un nuevo organismo dirigido a los países menos adelantados que entró en funcionamiento el pasado 22 de septiembre con la firma del Acuerdo entre el país anfitrión, Turquía, y las Naciones Unidas.

Con su creación se alcanza la primera meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la 17.8.

El nuevo Banco contribuirá a los intentos de alcanzar la meta 17 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y responderá al principio de “no dejar a nadie atrás” de la Agenda 2030.

El nuevo Banco busca mejorar la aplicación de las innovaciones científicas y tecnológicas en los países más pobres del mundo y promover la integración de los países menos adelantados en la economía mundial basada en el conocimiento.

Antecedentes

El Programa de Acción de Estambul en favor de los países menos adelantados pidió establecer el año 2011 un banco de tecnología dedicado a los países menos adelantados.  Esta prioridad se confirmó en la Agenda de Acción de Addis Abebasobre la Financiación para el Desarrollo de 2015 y en la meta 17.8 del Programa de Desarrollo Sostenible para 2030.  En diciembre de 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 71/251 sobre el establecimiento del Banco Tecnológico de los Países Menos Adelantados.

“Estamos encantados de estar hoy en Gebze para la inauguración de una institución que será clave para apoyar a los países menos adelantados. Quisiera dar las gracias al Gobierno turco por su generosa acogida al Banco Tecnológico y a otros Estados miembros que han prometido financiarlo. Insto a otras partes interesadas a realizar contribuciones voluntarias para asegurar una base financiera colectiva sólida y sostenible para el Banco”, dijo Fekitamoeloa Utoikamanu, Alta Representante de la ONU para los Países Menos Adelantados, los Países en Desarrollo sin Litoral y los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo.

Anuncios


Deja un comentario

La ONU revisa y mejora su sistema de desarrollo. En qué consiste?

La ONU, lista para reformar su sistema de desarrollo

ONU/Eskinder Debebe
El Secretario General António Guterres junto a su vicesecretaria y el presidente de la Asamblea General durante la aprobación de la reforma al sistema de desarrollo de la ONU.

31 Mayo 2018

La Asamblea General aprobó este jueves  la primera de las iniciativas del Secretario General para mejorar y reforzar el trabajo de las Naciones Unidas alrededor del mundo y alcanzar los 17 objetivos de desarrollo sostenible.

“La resolución que se adopta hoy marca la transformación más ambiciosa y completa del sistema de desarrollo de la ONUen décadas”, dijo el Secretario General ante los representantes de 193 países reunidos en la Asamblea General que votaron a favor del cambio.

António Guterres dijo que la reforma establece los cimientos para posicionar el desarrollo sostenible en el corazón de las Naciones Unidas y le da un “sentido práctico” a la promesa colectiva de avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con la erradicación de la pobreza como su primer objetivo, sin dejar a nadie atrás.

“La reforma se trata de poner en marcha los mecanismos para marcar una diferencia real en las vidas de las personas”, dijo el titular de la ONU.

Pero a nivel práctico, ¿en qué consiste la reforma?

El reposicionamiento del sistema de desarrollo de las Naciones Unidas hace parte de un esfuerzo más amplio lanzado por el Secretario General al asumir su cargo para transformar a la Organización situando  como pilar la prevención.

Guterres propuso siete áreas claves de transformación:

  1. Una nueva generación de equipos de la ONU en los países con habilidades para afrontar los retos de desarrollo específicos en cada nación.
  2. Un sistema de coordinadores residentes fortalecido, con mayor capacidad de liderazgo, responsabilidad e imparcialidad.
  3. Proyectos regionales coordinados y reestructurados para fortalecer el trabajo en el terreno.
  4. Nuevos espacios para que los Estados miembros puedan guiar las acciones de todo el sistema y garantizar una mayor coherencia, transparencia y responsabilidad por los resultados, respaldada por evaluaciones independientes.
  5. Una respuesta institucional de la ONU más fuerte y enfocada en la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.
  6. Un convenio financiero para traer una mejor calidad, cantidad y previsibilidad de los recursos, con un aumento de la transparencia y de rendición de cuentas sobre los resultados.
  7. Pasos concretos para la alineación del sistema con la Agenda 2030, a través de un documento estratégico que será llevado a cabo por el Grupo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

El nuevo papel del coordinador residente

PNUD Zimbabwe/Sirak Gebrehiwot
El coordinador residente de la ONU en Zimbabwe visita uno de los proyectos de educación impulsados en la provincia de Masvingo.

En su discurso en la Asamblea General, António Guterres hizo especial énfasis sobre el nuevo papel del coordinador residente en la reforma del sistema.

“Ahora podremos contar con coordinadores residentes imparciales y con poder , totalmente dedicados a las acciones necesarias para cumplir con la Agenda 2030, aprovechando la experiencia, las habilidades y el conocimiento en todo el sistema”, expresó.

El coordinador residente es el máximo funcionario de la ONU en un país y el jefe de la misión diplomática cuando no existe una misión de mantenimiento de la paz. Su trabajo consiste en liderar y definir el trabajo de todas las agencias de la Organización (tales como UNICEF, la Organización Mundial de la Salud, o el Programa Mundial de Alimentos) y esta función generalmente la realiza el representante de país del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El sistema de coordinador residente tiene como objetivo reunir a las diferentes agencias de la ONU para mejorar la eficiencia y la efectividad de las actividades operacionales así como trabajar en estrecha colaboración con los gobiernos nacionales.

“Es uno de los trabajos más desafiantes de la ONU”, dijo Guterres, asegurando estar orgulloso de quienes ocupan ese puesto en 165 países y que trabajan en algunos casos “contra viento y marea”.

Sin embargo, el titular de la ONU dijo que las estructuras existentes en la actualidad a nivel de país dependen “excesivamente de personalidades y buena voluntad en un sistema que no siempre recompensa la cooperación”, algo que busca cambiar a través de la reforma.

Ahora podremos resolver un déficit histórico en nuestra función de coordinación e institucionalizar lo que funciona.

Ahora los coordinadores residentes no serán también los representantes del PNUD, sino que estarán enfocados a  tiempo completo en los equipos de país, que serán conformados por una nueva generación centrada en una estrategia que será coordinada con los gobiernos. Los miembros de estos equipos deberán mantener informados tanto a su agencia, como al coordinador residente.

“Ahora podremos resolver un déficit histórico en nuestra función de coordinación e institucionalizar lo que funciona”, explicó Guterres.

De una cacofonía, a una sinfonía para el desarrollo, dice la vicesecretaria general

ONU/Matt Wells
La vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, en su oficina en Nueva York.

Como parte de la reforma, António Guterres asignó una serie de responsabilidades sobre el desarrollo sostenible a su vicesecretaria general, Amina Mohammed.

Mohammed  dirige el equipo de transición de la reforma así como el Grupo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas que busca mejorar la dirección estratégica, la supervisión imparcial y la rendición de cuentas a la contribución del sistema de país a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En una entrevista con noticias ONU, Mohammed expresó que con la reforma, la efectividad de la ONU para el desarrollo aumentará drásticamente porque ahora contará con un coordinador residente mucho más independiente e imparcial en el sistema multilateral a nivel nacional.

“Lo que diría es que, en épocas anteriores, tuvimos una especie de director de orquesta que, sin tener la culpa, estaba realizando una cacofonía: la mano izquierda no sabía lo que estaba haciendo la mano derecha. Y hoy, tenemos la oportunidad de hacer una sinfonía para los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esa es realmente la diferencia sobre el terreno”, dijo.

La vicesecretaria agregó que esto significará la realización efectiva de programas completos. “Ya no solo hablaremos de vacunas para niños, sino de un sistema de salud que proporcionará de manera continua todo el conjunto de inmunizaciones que necesiten, los médicos y las enfermeras, y su sostenibilidad. No solo un programa, sino lo que sucede más allá”, explicó.

¿Y de dónde saldrán los recursos?

Un niño recibie un medicamento contra la tuberculosis en Sudán del Sur, como parte de un programa del PNUD. Foto: PNUD/Brian Sokol

El nuevo sistema de coordinación residente será impulsado a través de un nuevo convenio de financiación híbrida que incluirá a los países y al sector privado.

“Al combinar diferentes fuentes, se diversifica la base de financiamiento y se mejora la perspectiva de una financiación adecuada y predecible”, dijo el Secretario General.

La reforma requiere de los fondos adecuados, actualmente en muchos países las coordinaciones carecen de las necesidades básicas de personal para dirigir efectivamente las actividades de desarrollo sostenible. Esto crea un vacío significativo entre la resolución de los Estados para avanzar en el desarrollo y los recursos reales para crear una realidad sobre el terreno.

Inicialmente Guterres pidió a los Estados que costearan directamente las funciones básicas del sistema, pero la Asamblea General no llegó a un consenso y propuso una financiación híbrida

Actualmente el desarrollo no está siendo financiado como debe ser. Necesitamos que los Estados hagan más en cuanto a los fondos públicos, pero también debemos aprovechar el sector privado.

“Actualmente el desarrollo no está siendo financiado como debe ser. Necesitamos que los Estados hagan más en cuanto a los fondos públicos, pero también debemos aprovechar el sector privado. El nuevo marco de desarrollo no puede ser solo gestionado por la ONU o los Estados Miembros, necesita  de la asociación”, aseguró Amina Mohammed.

La vicesecretaria afirmó que se está trabajando en programas que garanticen buenos retornos tanto como para los inversionistas como para el planeta y la sociedad civil.

Los cambios se esperan tan pronto como 2019

“Pronto entraremos en el  cuarto año de la Agenda 2030. No tenemos un momento para perder”, le dijo el Secretario General a los Estados en la Asamblea General.

El titular de la ONU recordó a los países que el éxito de la reforma depende en gran medida de su generosidad y compromiso sostenido. “Por lo tanto, le pido su apoyo inmediato para que podamos comenzar a operar el 1 de enero de 2019”, dijo.

Guterres aseguró ser  consciente de que aún se debe trabajar en las modalidades mediante las cuales se pondrá en funcionamiento del sistema, un plan de implementación que presentará antes de septiembre.

El cambio nunca es fácil. Pero puede ser bien administrado e inclusivo para garantizar una transición suave y resultados tangibles. Este es nuestro compromiso”, expresó.

Agregó que comenzará a trabajar inmediatamente con la vicesecretaria en el equipo de transición.

“Obviamente, la reforma lleva tiempo, pero creo que comenzaremos a ver un cambio en nuestra actitud: en la forma en que nos comprometemos con los gobiernos para sacar adelante estas prioridades; la forma en que nos asociamos; que estamos abriendo nuestras puertas y nuestras oficinas a mucha más interacción y colaboración. Entonces, creo que deberíamos empezar a ver que en el nuevo año, tendremos una cara diferente”, expresó Amina Mohammed a Noticias ONU.

Tanto Guterres como Mohammed recalcaron que un nuevo sistema de desarrollo en la ONU es de interés común, ya quesupondrá mejores resultados para las personas, y una utilización más efectiva de los recursos. 

“Enfoquemos nuestros esfuerzos en todos aquellos que nos miran con la esperanza de mejorar sus vidas en un mundo cada vez más complejo”, concluyó Guterres ante la Asamblea General.


Deja un comentario

Fuerte desigualdad social en Latinoamérica y perspectivas de desarrollo sostenible..

América Latina, no la más pobre pero sí la más desigual

Foto de archivo: FAO
Una agricultora alimenta a sus animales en una granja familiar en Nicaragua

20 Abril 2018

Alicia Bárcena observa la Agenda 2030 como la herramienta que permitirá a la región marcharse de donde está: una tasa mediocre de crecimiento y una elevada desigualdad para llegar a un nuevo paradigma tecnológico donde se pueda confrontar el deterioro ambiental.

El Segundo Foro de los países de América Latina y el Caribe sobre Desarrollo Sostenible, que celebra la Comisión Económica para América Latina y el Caribe  desde el 18 al 20 de abril en Santiago de Chile, evalúa el progreso en esta materia.

Desde allí, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, ha comentado con Noticias ONU el reciente informe sobre el estado actual en la región con respecto a los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible y cómo alcanzarlos.

Un viaje que requerirá activar recursos financieros, hallar la manera de incorporarse a la cuarta revolución industrial y llevar a cabo una inversión en la diversificación de productos.

“Por un lado, creo que es necesario movilizar recursos financieros. Hoy el Banco Mundial anunció la emisión de Bonos de Desarrollo Sostenible. Creo que esta es una región que puede optar por estos Bonos para financiar la Agenda. Ésta tiene un costo alto, y se tiene que lograr a través de cambios estructurales profundos”.

“Segundo, ¿cómo insertarnos en la cuarta revolución industrial? Esta es una región que tiene una buena conectividad con el 57% de la gente conectada a internet, pero también nos falta lograr cerrar una brecha en banda ancha que es fundamental para poder insertarnos verdaderamente en esta revolución. Entonces ahí se requiere inversión en infraestructura de telecomunicaciones”.

Bárcena destacó que la tercera piedra angular para el logro de la Agenda consiste en invertir en la diversificación de productos que sirva para involucrar al sector privado a la hora de integrar la Agenda 2030 en sus modelos de negocios.

La Agenda 2030 contra la desigualdad y por la sostenibilidad ambiental

Pese a los esfuerzos por disminuir las brechas entre ricos y pobres destacó que prevalecen niveles muy altos de desigualdad en la región, convirtiéndola en la “más desigual del mundo, no la más pobre”, y recordó los altos costes económicos que provocan los efectos del cambio climático.

La aplicación de la Agenda 2030 ofrece una alternativa importante para afrontar estos dos problemas, según la secretaria ejecutiva de la CEPAL.

“Nosotros vemos con mucho entusiasmo el tema de cómo vamos a poder avanzar con la Agenda 2030 en la mano para ir hacia una sociedad mejor donde podamos irnos de donde estamos: con una tasa mediocre de crecimiento, elevada desigualdad a un nuevo paradigma tecnológico donde se pueda confrontar el deterioro ambiental”.

Esta degradación se podrá lograr a través de las energías renovables, logrando la transición de una economía “carbonizada” a una “descarbonizada” y llevando a cabo una agenda agrícola mucho más sostenible.

Pero llegar a la Agenda 2030 también ha de llevar a los países a organizarse y cumplir con los mecanismos que permitirán alcanzarla. Por ejemplo, para cerrar brechas en necesidades básicas como agua potable y saneamiento o en la protección de áreas forestales o agricultura.

“Diecinueve de los treinta y tres países de la región han presentado y presentarán en el Foro de Alto Nivel en Nueva york sus informes voluntarios respecto a la Agenda 2030 tratando de llevar muy adelante las agendas de salud, de finalizar la pobreza, de trabajo decente, de energía para todos, de hambre cero”.

Bárcena recordó que otros retos pendientes son el de la urbanización, con más de cien millones de personas que viven en tugurios en la región, y el cambio de los patrones de consumo y producción.

“Por ejemplo la tasa de motorización de automóviles individuales tiene que ser sustituida por el transporte público. Tenemos que construir sociedades más resilientes. La energía renovable también es un tema muy importante ya que en la región hay 18 millones de personas que todavía no tienen acceso a la electricidad”.


Deja un comentario

El desarrollo sostenible año 2030 y América Latina.

El progreso de la Agenda 2030 en América Latina depende de todos

18 Abril 2018

Avanzar en el cumplimiento de la Agenda 2030 de desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe pide un esfuerzo común de todas las partes involucradas en este proceso tales como los gobiernos, la sociedad civil, los organismos internacionales y los sectores público y privado, manifestó este miércoles la secretaria ejecutiva de la CEPAL.

Durante la segunda reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre Desarrollo, Alicia Bárcena destacó que la región “vive tiempos muy complejos y por eso es tan relevante comprobar que el multilateralismo y la integración siguen vigentes y nos permiten avanzar en pos del desarrollo sostenible”.

Bárcena solicitó “una solidaridad económica global” que sirva para confrontar retos como los cambios del mercado laboral, el cambio climático o la cuarta revolución tecnológica y pidió modificar los modelos de consumo y producción.

“Este es un cambio muy profundo que requiere la voluntad política no solo de los gobiernos, sino también de toda la sociedad en su conjunto. Además, es necesario descarbonizar nuestra economía y dar un salto con un gran impulso ambiental. No podemos seguir con el business as usual”, dijo.

Nuevo informe sobre los progresos de los países en el cumplimiento de los ODS

Asimismo, Alicia Bárcena presentó el segundo informe anual sobre el progreso y los desafíos regionales de la Agenda 2030 en América Latina y el Caribe.

El estudio destaca que alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la región será más difícil si persisten las actuales cifras de crecimiento económico.

Pese a que la tasa media de crecimiento anual regional entre 2002 y 2014 fue de un 3,32%, y se llevaron a cabo diversas políticas públicas en materia social, a partir del año 2015 se detuvieron los avances en la reducción de la desigualdad.

Así, durante el año 2017, más de 187 millones de personas vivieron en situación de pobreza y otros 62 millones en condiciones de pobreza extrema.

De persistir las incertezas económicas mundiales, el informe destaca que “no solo será necesario implementar políticas industriales y tecnológicas que estimulen el crecimiento en un sendero de crecimiento bajo en carbono, sino que también se deberá poner en marcha importantes iniciativas en los ámbitos de recaudación, redistribución, fortalecimiento de la institucionalidad e innovación en materia de políticas públicas para actuar en el campo social.”

A pesar del crecimiento económico registrado durante los dos últimos años la tasa de desempleo sigue aumentando y en las zonas urbanas llegaría a un 9,4%, lo que representa un incremento de 7 millones de personas entre los años 2014 al 2017. La CEPAL estima que el número total de desempleados en 2017 se acercó a los 23 millones.

La falta de trabajo afecta especialmente a las mujeres y a las personas más jóvenes y las indígenas y afrodescendientes siguen sufriendo discriminación.

La emigración afecta al 4% de la población total de latinoamericanos y se situaba en unos treinta millones de personas en el 2010 en comparación conveintiséis millones en el año 2000.

El evento de alto nivel de tres días en Santiago de Chile  lo organizan conjuntamente la CEPAL y el Gobierno de México. Reúne a delegados de 26 países y más de 500 participantes de gobiernos, organizaciones no gubernamentales y del sistema internacional y tiene como objetivo revisar los progresos y retos de la implementación de la Agenda 2030 en la región.


Deja un comentario

Brasil: delincuencia, injusticia y realización de un plan educativo

Brasil; la educación como respuesta a la violencia

En el país sudamericano en el que proliferan los homicidios y el tráfico de droga, la organización Operazione Lieta invierte desde hace 35 años en las escuelas y en la formación profesional

Los chicos de Operazione Lieta

13
0
Pubblicato il 05/04/2018
LUCIANO ZANARDINI
FORTALEZA

«Quiero ser un abogado para disminuir la violencia que hay en Brasil. Quiero ser un abogado para difundir lo justo, no las cosas equivocadas, porque el dinero solo hace daño. Estoy seguro de que Brasil será mejor». El testimonio de Leandro es uno de los tantos que narra la película de Roberto Orazi “Quiero ser Criança – Quiero ser niño”. Dando voz a los protagonistas, se cuenta la historia de una organización sin ánimo de lucro italiana, Operazione Lieta, que ha semrbado y siembra futuro. Desde 1983, efectivamente, promueve en Brasil proyectos de asistencia y de educación para los niños de las periferias de Fortaleza. Y lo hace gracias a su fuerte carisma piamartino (referencia a la Congregación que fundó san Juan Bautista Piamarta).

 

Angelo Faustini y Lieta Valotti, esposos, representan el alma de este proyecto. El contexto en el que trabajan es muy problemático: la droga y la violencia han llegado a niveles increíbles. «El Cearà (8,5 millones de habitantes) es, según el UNICEF, el estado con mayor número de adolescentes, entre 12 y 18 años, asesinados en 2017. También el año pasado –explicó Faustini– hubo más de 5000 homicidios, 50% más que en 2016. Entre las víctimas está Alexandra, una de nuestras educadoras, de 34 años, asesinada durante un robo en un autobús, mientras volvía a casa».

 

Los asaltos, desgraciadamente, están a la orden del día. Leandro es un chico que vive en una nación que en los últimos años ha podido organizar los Juegos Olímpicos, el Mundial de fútbol y la Jornada Mundial de la Juventud, pero es un gigante económico con pies de arcilla. Rehén de la corrupción y de la violencia, vive una profunda crisis política y de valores. Es increíble recordar que en 2002 la clase media se extendía, por primera vez, entre el 52% de la población.

 

En la actualidad, dijo Angelo, «vemos dos tipos de Brasiles: el Brasil de los que tienen el poder y a quienes no les interesan los demás, con acciones de corrupción, y el Brasil que retrocede: los índices macroeconómicos aumentan y los sociales retroceden. El 80% de la pobreza se concentra en las zonas rurales, sobre todo en el noreste. Un cuarto de la población es pobre, 50 millones de personas viven con una renta familiar mensual de alrededor de 97 euros. Los servicios sociales, las infraestructuras, la seguridad y la salubridad no funcionan. Se advierten algunos resultados positivos en el campo escolar, pero sigue siendo una nación muy desigual, con un bajo nivel de escolaridad en la que el 40% de los obreros comienza a trabajar a los 14 años».

 

Operazione Lieta se ocupa, gracias a adopciones a distancia, de un Centro de formación profesional en Fortaleza en donde se ocupa de las primarias, las secundarias y las preparatorias: 564 alumnos en total y 150 de ellos viven en el Colegio. También cuenta, en Itaitinga (Pacoti), con una escuela residencia para 230 niños de 6 a 12 años y con una Casa Comunitaria para adolescentes. En el municipio de Limoeiro do Norte también funciona una primaria con 450 alumnos: «El trabajo en el campo de la educación mira hacia adelante. Comenzamos a recoger algunos frutos».

 

La organización también propone cursos profesionales en las zonas rurales, de formación agropecuaria, sigue a las familias pobres de los chicos, acompaña a los estudiantes que acaban el instituto y ha puesto en marcha también un centro para contrarrestar abusos. Son muchos los que en estos 35 años de actividad se han cruzado con el camino de Operazione Lieta. Hoy ya son adultos, pero mantienen vínculos con su pasado. Algunos se han convertido en educadores o en profesores, otros, como Michael, por ejemplo, tienen la posibilidad de estudiar en el Conservatorio de Bruselas. «Estoy y estaré siempre agradecido por el apoyo que recibo. Deseo poder ayudar a muchos jóvenes y niños, transmitiendo todo lo que he aprendido, principalmente mi pasión por la música».

 

Las palabras de Eliane están llenas de esperanza, y gracias a Operazione Lieta puede aspirar a algo diferente de lo que ofrece la calle. «Quiero estudiar, terminar la universidad y tener un trabajo para cambiar la vida de mi madre». La educación puede, verdaderamente, ser el motor del país.


Deja un comentario

Haití: nueva misión de la ONU. Ahora: desarrollo.

La misión de la ONU en Haití: del mantenimiento de la paz a un enfoque de desarrollo

ONU/Manuel Elias
Jean-Pierre Lacroix, jefe de las operaciones de mantenimiento de la paz.

3 Abril 2018

El jefe de las operaciones de mantenimiento de la paz, Jean Pierre Lacroix, advirtió que la transición podría verse opacada por la inseguridad económica y la exclusión social de los jóvenes y los más vulnerables.

Tras terminar con la presencia militar de cascos azules en Haití, las Naciones Unidas están trabajando para pasar a ejecutar una misión de desarrollo sostenible y este miércoles el Consejo de Seguridad recibió el primer informe sobre este proceso.

Jean Pierre Lacroix, quien visitó Haití en marzo, declaró que la Misión para el Apoyo a la Justicia en Haití está en pleno funcionamiento y aplicando activamente su mandato que comenzó en octubre del año pasado.

“Su presencia civil se concentra en el área metropolitana de Puerto Príncipe, con equipos móviles multidisciplinarios que monitorean el desarrollo político y del estado de derecho y se relacionan regularmente con las comunidades locales y las partes interesadas en los diez departamentos de Haití. Este modelo de despliegue está vinculado a una huella ligera y no intrusiva, al tiempo que crea un canal de comunicación regular con la población haitiana en todo el país”, dijo el secretario general adjunto para las operaciones de mantenimiento de la paz.

Lacroix recalcó que el principal objetivo de la nueva misión es consolidar la estabilidad y la seguridad en el país a largo plazo, por lo que se necesita más que nunca de una fuerte ejecución de la ley y de un respeto a los derechos humanos.

A pesar de la retirada de los cascos azules, la Misión se ha comprometido a ayudar a la Policía Nacional Haitiana a través de un programa de mentoría y asesoramiento, así como ha comenzado a apoyar a los dos cuerpos reguladores del poder judicial en el fortalecimiento de la rendición de cuentas.

“Otras áreas clave de apoyo de la Misión están dedicadas a ayudar a frenar la detención preventiva prolongada y el hacinamiento en las cárceles”, explicó Lacroix.

Los desafíos

Lacroix advirtió que las debilidades de las instituciones del estado de derecho continúan generando múltiples desafíos de derechos humanos y fomentando una cultura de la impunidad. Por lo tanto, las prioridades de la Misión en este ámbito incluyen la necesidad de fortalecer las instituciones nacionales de derechos humanos para garantizar el debido proceso y el acceso a la justicia, mejorar la protección de las mujeres y los niños, y la lucha contra la violencia sexual y de género.

“Debemos tener en cuenta que los desafíos y riesgos permanecen, especialmente mientras nos preparamos para una transición del mantenimiento de la paz al desarrollo. Haití ha recorrido un largo camino para lograr la relativa estabilidad política y de seguridad que ahora disfruta, pero las persistentes incertidumbres económicas, que pueden dar lugar a la exclusión social, especialmente de los jóvenes y los más vulnerables, pueden socavar este progreso”, dijo.

El secretario general adjunto recalcó la importancia de mantener una buena relación con el Gobierno y resaltó el apoyo del presidente Moïse, de la que fue testigo durante su reciente visita al país.

“Es necesario un diálogo franco, abierto y respetuoso con las partes interesadas nacionales clave para permitir la colaboración positiva en todos los niveles con el fin de lograr un cambio efectivo”, dijo.

Hacia una retirada de la Misión

Jean Pierre Lacroix dijo ante el Consejo que, si bien el logro de resultados en la Misión sigue siendo la prioridad, ya se ha comenzado a preparar una transición a una presencia que no sea de mantenimiento de la paz.

Agregó que la estrategia para que esto suceda buscará anticipar y mitigar cualquier brecha que pueda surgir de la retirada y que esperaba con interés la estrecha colaboración con el Gobierno haitiano y otros socios para garantizar el éxito de esta transición.

“Una salida ampliamente consultada y de propiedad, basada en puntos de referencia, sigue siendo el enfoque correcto para preservar los logros de estabilización y consolidación de la paz logrados durante una década en Haití. Estamos decididos a garantizar, dentro del plazo general ya indicado por el Consejo, que  la Misión sea la última operación de mantenimiento de la paz desplegada en Haití”, concluyó Lacroix.

La Misión de Apoyo a la Justicia de las Naciones Unidas en Haití (MINUJUSTH) sucedió a la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), que concluyó su mandato de 13 años el 15 de octubre de 2017.

La nueva misión fue establecida con la Resolución 2350 del Consejo de Seguridad, adoptada por unanimidad en abril de 2017 por un período inicial de seis meses y hasta el 15 de abril de 2018.

La MINUJUSTH comprende siete Unidades Policiales Formadas con un total de 980 miembros de FPU y 295 Oficiales de individuales y 351 civiles de personal internacional y nacional.


Deja un comentario

Campaña del agua potable para el desarrollo sostenible.

Arranca oficialmente la Década del Agua para el Desarrollo Sostenible

OMM
Unos 2100 millones de personas no tienen acceso a agua potable.

22 Marzo 2018

Con la demanda de agua dulce, que se prevé que aumente más del 40 % a mediados de siglo, y el creciente impacto del cambio climático, la escasez de agua constituye una gran preocupación, alertó el Secretario General de la ONU durante el lanzamiento del Decenio en la Asamblea General.

“Para el año 2050, al menos una de cada cuatro personas vivirá en un país donde la falta de agua dulce será crónica o recurrente”, aseguró Antonio Guterres este jueves, Día Mundial del Agua.

El titular de la ONU recalcó que sin una gestión efectiva de los recursos hídricos se corre el riesgo de intensificar las disputas entre las comunidades e incluso aumentar las tensiones entre las naciones.

“Hasta ahora, históricamente, el agua ha demostrado ser un catalizador para la cooperación, no para el conflicto. Pero no podemos dar por sentados ni la paz ni nuestros preciosos y frágiles recursos hídricos”, dijo.

Actualmente, el 40 % de la población mundial se ve afectada por la escasez de agua, el 80 % de las aguas residuales se vierten sin tratamiento al medio ambiente y más del 90 % de los desastres están relacionados con el agua.

Además, más de 2000 millones de personas carecen de acceso a agua potable y más de 4500 millones carecen de servicios de saneamiento adecuados. Muchas de las enfermedades más graves en el mundo en desarrollo están directamente relacionadas con el agua potable insegura, el saneamiento deficiente y las prácticas de higiene insuficientes.

“Quiero aprovechar hoy el lanzamiento de la Década de Acción del Agua para hacer un llamado a nivel internacional para que actúemos en materia de agua, saneamiento e higiene”, expresó Guterres.

© UNICEF/UN067453/Souleiman
Horriya, de doce años, carga un bidón de agua en el campamento de Ain Issa, a cincuenta kilómetros al norte de Al Raqqa.

Buscando soluciones

El Secretario General recordó que existen nuevas tecnologías para mejorar la forma en la que se administra el agua, pero a menudo estas son inaccesibles para quienes más lo necesitan.

“Por ejemplo, las mujeres y las niñas de los países de bajos ingresos gastan alrededor de 40.000 millones de horas al año en la recolección de agua. Eso es el equivalente al esfuerzo anual de toda la fuerza de trabajo de un país como Francia”, dijo Guterres, señalando que ese tiempo podría ser invertido en asistir a la escuela o buscar medios de subsistencia.

El titular de la ONU reveló que los Estados Miembros le han pedido que prepare un Plan de Acción para el Decenio del Aguay que este tendrá tres objetivos.

  • Transformar el enfoque actualmente basado en silos para el suministro de agua, el saneamiento, la gestión y la reducción del riesgo de desastres para combatir mejor el estrés hídrico, el cambio climático y aumentar la resiliencia.
  • Alinear todos los programas y proyectos de agua y saneamiento existentes con la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.
  • Generar una voluntad política para fortalecer la cooperación y las alianzas.

El porqué de la Década del Agua.

El decenio busca acelerar las iniciativas encaminadas a hacer frente a los desafíos relativos a los recursos hídricos y fue proclamado por la Asamblea General comenzando el 22 de marzo de 2018 y terminando en la misma fecha de 2028.

La década hace énfasis en el desarrollo sostenible y una mejor gestión del agua para lograr los objetivos sociales, económicos y ambientales y ejecutar proyectos relacionados con éstos.

Otra de las metas principales del Decenio es conseguir también que la comunidad internacional impulse la adopción de programas ya existentes, tales como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 y el Acuerdo de París de 2015.

La campaña resalta además la importancia de promover el uso eficiente del agua a todos los niveles, teniendo en cuenta el nexo entre el agua, la energía, los alimentos y el medio ambiente.

Datos importantes

  • Unos 2100 millones de personas no tienen acceso a agua potable (Fuente: OMS/UNICEF, 2017)
  • Aproximadamente 4500 millones de personas carecen de servicios de saneamiento salubres (Fuente: OMS/UNICEF, 2017).
  • La escasez de agua afecta al 40 % de los habitantes del planeta (Fuente: OMS).
  • El 90 % de los desastres naturales están relacionados con el agua. (Fuente: UNISDR)
  • El 80 % de las aguas residuales vuelven a los ecosistemas sin haber sido tratadas o reutilizadas (Fuente: UNESCO, 2017).