Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


1 comentario

Niños y adolescentes entre los próximos nuevos santos.

Los Santos niños de México a Fátima, “testigos de verdad”

Se confirma el 13 de mayo la canonización de los dos “pastorinhos”. El 15 de octubre serán santos tres indígenas adolescentes mexicanos y 30 mártires brasileños. El cardenal Amato: «Un signo para los niños y adolescentes objeto de explotación y cosificación»

Los pastorcillos de Fátima Francisco yJGiacinta Marto y Lucia dos Santos

Pubblicato il 20/04/2017
Ultima modifica il 20/04/2017 alle ore 16:14
SALVATORE CERNUZIO
CIUDAD DEL VATICANO

A los 11 y a los 9 años, Francisco y Jacinta Marto, los dos “pastorinhos” analfabetas de Fátima a los que se les apareció la “Señora”, la Virgen María, en la Cova da Iria, probablemente no habrían imaginado que in día la Iglesia los habría proclamado Santos. Papa Francisco los canonizará el próximo 13 de mayo de 2017, en el centenario de las apariciones, en el que será el evento clave de su viaje a la pequeña ciudad portuguesa durante la gran misa en el Santuario.

 

El anuncio fue dado esta mañana por el Pontífice en un Consistorio ordinario público, durante el que fueron comunicadas oficialmente las fechas de canonización de otros Beatos. Además de Francisco y Jacinta, serán otros tres niños: los mexicanos Cristóbal, Antonio y Juan, que durante la primera evengelización de América se sumaron sin reservas a la fe cristiana y fueron martirizados por este motivo. El primero falleció en 1527 en manos de su padre, los otros dos en 1529, azotados por sus compatriotas de Tlaxcala. Desde hace siglos, los historiadores de la Iglesia mexicana los celebran como los “protomártires” no solo de México, sino de toda América Latina, “semillas” que hicieron que floreciera el cristianismo en el Nuevo Mundo.

 

Al recordar su luminoso testimonio, el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, quiso dedicar un pensamiento, durante el Consistorio, a todos los jóvenes que en la actualidad pagan su fe con la sangre.

 

«No sin una particular conmoción recordamos que cinco de los Beatos son niños y adolescentes», esto es muy significativo «en la historia de nuestros días, en los que los pequeños no raramente se convierten en objeto de explotación y de cosificación», subrayó el purpurado. Y afirmó que estos pequeños futuros santos son «testimonios de verdad y libertad, mensajeros de paz de una humanidad reconciliada en el amor».

 

La ceremonia de canonización de Cristóbal, Antonio y Juan se llevará a cabo el 15 de octubre en la Plaza San Pedro, junto con las de los sacerdotes Andrea de Soveral y Ambrogio Francesco Ferro, del laico Matteo Moreira y de 27 compañeros, todos martirizados en Brasil durante labárbara represión calvinista perpetrada por los holandeses en contra de la fe católica en 1645. Ese día serán proclamados santos (como se anunció hoy en el Consistorio) también el escolapio español Faustino Míguez, que fundó el Instituto Calasanciano de las Hijas de la Divina Pastora para educar a niñas pobres, y Angelo da Acri (Luca Antonio Falcone), profeso de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, que vivió a caballo entre los siglos XVII y XVII en el Reino de Nápoles, que se puso de parte de los débiles contra los abusos y las prepotencias de los potentes, castigando la corrupción y las injusticias sociales de su tiempo.

 

Se conocen diferentes detalles sobre las vidas de los dos “pastorcillos” y de su largo proceso que comenzó en 1952 y terminó en 1979, sobre todo gracias a los textos que escribió su prima Lucía dos Santos, consagrada dorotea que murió en 2005 a los 98 años y que pudo presenciar la beatificación de los dos hermanitos que presidió Juan Pablo II en el Santuario de Fátima el 13 de mayo de 2000, durante el gran Jubileo. En cambio, se sabe poco sobre las historias de los tres indígenas martirizados “in odium fidei”.

 

Los tres vivieron durante los primeros años del siglo XVI, cuando llegaron los misioneros franciscanos y dominicos a México, en el que dominaba el imperio azteca, con sus cultos y sacrificios practicados por una casta de sacerdotes que adoraba ídolos. Los evangelizadores condenaron estas costumbres paganas, a veces utilizando métodos drásticos, como la destrucción de templos e ídolos, y al mismo tiempo trabajaron para la promoción y la defensa de los indígenas. Esto fue uno de los factores que favorecieron el rápido desarrollo del cristianismo entre las poblaciones locales y esta también fue una de las causas que desencadenaron la persecución de los fieles al paganismo contra los evangelizadores.

 

La oleada de sangre y violencia que siguió arrolló a los tres jóvenes, educados en la escuela franciscana de Tlaxcala y asesinados en momentos y lugares diferentes por sus compatriotas. El primero fue “Cristobalito”, de 13 años, hijo predilecto del heredero del principal cacique Acxotécatl, quien, siguiendo el ejemplo de sus tres hermanos, pidió espontáneamente el Bautismo, eligiendo el nombre de Cristóbal. Se propuso convertir a su padre y lo exhortaba a cambiar de costumbres, a veces rompía los ídolos que había en su casa y trataba de llevar el Evangelio a sus familiares y conocidos. El hombre le rompió las articulaciones a su hijo con un bastón, pero él seguí a rezando hasta que fue arrojado a una hoguera. El cuerpo, incorrupto, fue sepultado primero en una habitación de la casa y un año más tarde fue llevado por los franciscanos al convento de Tlaxcala, y al final a la iglesia de Santa María.

 

También en Tlaxcala nacieron Antonio y Juan. El primero era nieto y heredero del cacique local, mientras que Juan, de condición humilde, era su siervo. Ambos fueron a la escuela de los franciscanos. En 1529 los dominicos decidieron fundar una misión en Oaxaca, por lo que le pidieron al director de la escuela que les indicara algunos chicos para que los acompañaran como intérpretes. Antonio y Juan, de 13 años, se propusieron inmediatamente. El grupo llegó a Tepeaca y los chicos ayudaron a los misioneros a recoger los ídolos. Después Antonio y Juan se trasladaron solos a Cuauhtinchán. Antonio entraba a las casas y Juan se quedaba en el umbral. Durante una de estas acciones, los indígenas los atacaron y golpearon a Juan tan fuerte que lo mataron en el acto. Antonio trató de ayudarlo pero los agresores también lo agredieron. Los frailes recobraron sus cadáveres y los sepultaron en Tepeaca, en una capilla. Juan Pablo II los proclamó Beatos el 6 de mayo de 1990 en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe de la Ciudad de México, durante la ceremonia en la que también fue beatificado Juan Diego, el “mensajero” de la Virgen Morena.

 

También fue violento el fin que tuvo el jesuita brasileño Andre Soveral, martirizado a los 73 años en julio de 1645 en la capilla de la Virgen de las Velas en Cunhau (una de las dos únicas parroquias que existían en esa época en el Río Grande del Norte). Al final de una misa, una tropa de soldados holandeses calvinistas irrumpieron en la Iglesia, cerraron las puertas, torturaron al párroco y a los fieles inocentes, que eran principalmente obreros y campesinos. Unos meses después, el 3 de octubre, le tocó la misma suerte al padre Ambrosio Francisco Ferro, arrollado con sus parroquianos por el odio de los soldados holandeses y 200 indígenas en la Parroquia de la Virgen de la Presentación. Juan Pablo II los elevó a los altares el 5 de marzo de 2000.

 


Deja un comentario

Francisco y Jacinta serán canonizados el 13 de mayo en Fátima.

Los pastorcitos Francisco y Jacinta serán canonizados el 13 de mayo

2017-04-20 Radio Vaticana

(RV).- El Papa canonizará a Francisco y Jacinta Marto el 13 de mayo en Fátima, el día del centenario de las apariciones de la Virgen María, durante su Viaje Apostólico.

Lo anunció hoy el Papa Francisco en el Consistorio Ordinario Público convocado también para la canonización de otros 35 beatos, añadiendo que

el 15 de octubre será canonizados:

Andrés de Soveral, Ambrosio Francisco Ferro, sacerdotes diocesanos, Mateo Moreira, laico, y 27 Compañeros mártires, de Brasil

Cristóbal, Antonio y Juan, adolescentes mártires, de México

Faustino Míguez, sacerdote escolapio, fundador del Instituto Calasancio de las Hijas de la Divina Pastora, español

Ángel de Acri, sacerdote profeso, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, italiano


Deja un comentario

Próxima proclamación de nuevos santos, entre ello Francisco y Jacinta de Fatima.

El Papa presidirá Consistorio para la canonización de 37 nuevos Santos para la Iglesia universal

2017-04-11 Radio Vaticana

(RV).- El Santo Padre Francisco presidirá – el jueves 20 de abril de 2017, en la Sala del Consistorio del Palacio Apostólico Vaticano, a las 10 de la mañana – la celebración de la Hora Tercia y el Consistorio Ordinario Público para la Canonización de los Beatos:

Andrés de Soveral, Ambrosio Francisco Ferro, sacerdotes diocesanos, Mateo Moreira, laico, y 27 Compañeros mártires, de Brasil

Cristóbal, Antonio y Juan, adolescentes mártires, de México

Faustino Míguez, sacerdote escolapio, fundador del Instituto Calasancio de las Hijas de la Divina Pastora, español

Ángel de Acri, sacerdote profeso, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, italiano

Y Francisco Marto y Jacinta Marto, niños videntes de la Virgen Fátima, Portugal

(CdM – RV)


Deja un comentario

Fátima: posible canonización dos pastores videntes.

Fátima; dentro de poco serán santos dos pastorcitos que vieron el secreto

Fue aprobado el milagro atribuido a los pequeños videntes. El Papa estará en el santuario portugués el 12 y el 13 de mayo, para el centenario de las apariciones

Los tres pastorcitos videntes de Fátima

10
0
Pubblicato il 23/03/2017
Ultima modifica il 23/03/2017 alle ore 19:26
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

Papa Francisco aprobó el milagro atribuido a la intercesión de los hermanos Francisco y Jacinta Marto, los dos pastorcitos videntes de Fátima junto con su prima Lucía; ambos fueron beatificados por Juan Pablo II en mayo de 2000. «El Santo Padre Francisco —informó una nota vaticana— ha recibido esta mañana en audiencia al cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos», y autorizó que el dicasterio promulgue, entre otros, también el decreto sobre el «milagro atribuido a la intercesión del beato Francisco Marto, que nació el 11 de junio de 1908 y murió el 4 de abril de 1919, y de la beata Jacinto Marto, que nació el 11 de marzo de 1910 y falleció el 20 de febrero de 1920, muchachos de Fátima».

 

El anuncio llega a menos de dos meses del viaje que Francisco hará a la pequeña ciudad de Portugal, sede de uno de los santuarios marianos más visitados del mundo, para celebrar el centenario de las apariciones que comenzaron el 13 de mayo de 1917 y concluyeron en octubre de un año después. Se trata de la aparición que ha marcado más profundamente la historia del siglo XX, debido a su fuerte carga profética y su carácter geopolítico (sobre el papel de Rusia) vinculados con la famosa tercera parte del Secreto.

 

Todo parece indicar que el Papa, en ocasión de la visita y de la misa ya programadas para la mañana del próximo 13 de mayo en la gran plaza que se encuentra frente al Santuario, podría canonizar a los dos videntes. El eventual anuncio de la fecha podrá ser anunciado oficialmente solo durante el Consistorio previsto para el 20 de abril. El obispo de Leiria-Fátima, António Augusto dos Santos Marto, comentó la noticia con Radio Renascença, y afirmó que la canonización en esa fecha «sería justamente la cereza sobre el pastel. Todos lo deseamos, pero será el Santo Padre quien decida».

 

En la Cova da Iria, una zona de pastos, en mayo de 1917 tres pastorcitos, Lucía dos Santos (de 10 años) y sus primitos Francisco (de 9) y Jacinta Marto (de 7) vieron a una «mujer vestida de blanco con un rosario en la mano», que les dio cita durante los 13 meses siguientes, por un total de seis encuentros, hasta el 13 de octubre de 1917, fecha de la última aparición. En ese día miles de personas asistieron al llamado «milagro del sol»: el astro comenzó a rotar y parecía caer sobre los presentes. El evento fue documentado incluso por el cronista de un periódico portugués anticlerical. Además de la invitación a la oración y a los sacrificios de expiación a favor de los pecadores, la Virgen encomendó a los videntes un secreto dividido en tres partes. Las primeras dos fueron reveladas durante la década de los años cuarenta del siglo pasado. La última, conocida como el Tercer secreto de Fátima, fue divulgada en el año 2000, después de la beatificación de Francisco y Jacinta.


Deja un comentario

Argentina celebra la canonización del Cura Brochero.

La Argentina celebró la canonización del Cura Brochero

Domingo 16 Oct 2016 | 07:25 am

A pesar de la lluvia, los devotos se unieron en vigilia de oración par…

Villa Cura Brochero (Córdoba) (AICA):

Miles de peregrinos de todo el país se congregaron este fin de semana distintas ciudades para vivir y compartir las celebraciones por la canonización del santo José Gabriel del Rosario Brochero, Cura Brochero, que presidió el papa Francisco en Roma. Pero el epicentro de las fiestas fue, sin duda, en la provincia de Córdoba, especialmente en la localidad de Villa Cura Brochero.

La lluvia no detuvo a los fieles que, reunidos desde el sábado por la noche en el Valle de Traslasierra, esperaron con emoción y en vigilia, la canonización del “cura gaucho”, ahora, patrono de los sacerdotes.

A las 19, en la ciudad de Córdoba, se presentó la “Cantata Brocheriana”, un concierto que contó con la actuación del guitarrista Carlos Di Fulvio, autor de la música y la letra, seguido de diferentes homenajes. Entre algunas de las vigilias que se vivieron en la ciudad, se destacó la vigilia juvenil del seminario mayor.

Luego, muchos se trasladaron al Predio de la Providencia, en Villa Cura Brochero, donde -sentados en reposeras y gracias al escenario y las pantallas gigantes- unos 40.000 devotos del Cura Brochero se unieron para orar y reflexionar hasta las 5 de la mañana, hora en la que comenzó la ceremonia de canonización.

A las 7.30 se celebrará la misa en honor del nuevo santo, y a partir de las 12 habrá misas para promesantes y peregrinos en el Salón del Peregrino. También, se realizará una procesión hasta la plaza Centenario, donde los devotos podrán visitar la parroquia donde descansan los restos cura Brochero, ahora santo.

Asimismo, en Villa Santa Rosa de Río, ciudad natal del Cura Brochero, se peregrinó a caballo, en bicicleta y a pie, unos ocho kilómetros desde el monolito en el paraje Carreta Quemada hasta el Museo Casa Natal Cura Brochero, y al llegar, a las 19.30, se celebró una misa la parroquia Santa Rosa de Lima en espera de la canonización.

Misa de acción de gracias
La celebración arquidiocesana de acción de gracias por la canonización será en la catedral de Córdoba el 4 de noviembre, al celebrarse el 150º aniversario de la ordenación sacerdotal del santo.

También, el 29 de octubre, en el predio La Providencia, en Villa Cura Brochero, el obispo de Cruz del Eje y co actor de la causa de canonización, monseñor Santiago Olivera, presidirá la misa de acción de gracias por el nuevo santo, seguido de una procesión al santuario con la imagen del santo y sus reliquias.


Deja un comentario

Siete nuevos santos canonizados por el Papa.

Nuevos Santos canonizados por el Papa Francisco

(RV).- El Papa Francisco pronunció la tradicional fórmula en latín y proclamó siete nuevos Santos para  Iglesia universal: José Sánchez del Río; Manuel González García, José Gabriel del Rosario – ‘el cura Brochero’- ; Salomón Leclerq; Alfonso María Fusco; Luis Pavoni e Isabel de la Santísima Trinidad.

Una abarrotada Plaza de San Pedro vivió con intensa emoción el momento solemne, escuchando las palabras del Papa y respondiendo con un ferviente Amén, sellado por un gran aplauso y aclamando al Señor con el canto del Jubilate Deo:

«En honor de la Santísima e Indivisible Trinidad, para exaltación de la Fe católica y el incremento de la vida cristiana, con la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo, de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, y la Nuestra, después de la debida reflexión y la oración frecuente implorando la asistencia divina, y después de haber oído el parecer de muchos de nuestros hermanos en el episcopado, declaramos y definimos Santos a los Beatos

Salomón Leclerq

José Sánchez del Río

Manuel González García

Luis Pavoni

Alfonso María Fusco

José Gabriel del Rosario Brochero

e Isabel de la Santísima Trinidad

y los inscribimos en el Libro de los Santos, decretando que en toda la Iglesia ellos  sean venerados entre los Santos. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo».

                                                                      Homilía del Papa

Al inicio de la celebración eucarística de hoy hemos dirigido al Señor esta oración: «Crea en nosotros un corazón generoso y fiel, para que te sirvamos siempre con fidelidad y pureza de espíritu» (Oración Colecta).

Nosotros solos no somos capaces de alcanzar un corazón así, sólo Dios puede hacerlo, y por eso lo pedimos en la oración, lo imploramos a él como don, como «creación» suya. De este modo, hemos sido introducidos en el tema de la oración, que está en el centro de las Lecturas bíblicas de este domingo y que nos interpela también a nosotros, reunidos aquí para la canonización de algunos nuevos Santos y Santas. Ellos han alcanzado la meta, han adquirido un corazón generoso y fiel, gracias a la oración: han orado con todas las fuerzas, han luchado y han vencido.

Orar, por tanto, como Moisés, que fue sobre todo hombre de Dios, hombre de oración. Lo contemplamos hoy en el episodio de la batalla contra Amalec, de pie en la cima del monte con los brazos levantados; pero, en ocasiones, dejaba caer los brazos por el peso, y en esos momentos al pueblo le iba mal; entonces Aarón y Jur hicieron sentar a Moisés en una piedra y mantenían sus brazos levantados, hasta la victoria final.

Este es el estilo de vida espiritual que nos pide la Iglesia: no para vencer la guerra, sino para vencer la paz.

En el episodio de Moisés hay un mensaje importante: el compromiso de la oración necesita del apoyo de otro. El cansancio es inevitable, y en ocasiones ya no podemos más, pero con la ayuda de los hermanos nuestra oración puede continuar, hasta que el Señor concluya su obra.

San Pablo, escribiendo a su discípulo y colaborador Timoteo le recomienda que permanezca firme en lo que ha aprendido y creído con convicción (cf. 2 Tm 3,14). Pero tampoco Timoteo no podía hacerlo solo: no se vence la «batalla» de la perseverancia sin la oración. Pero no una oración esporádica e inestable, sino hecha como Jesús enseña en el Evangelio de hoy: «Orar siempre sin desanimarse» (Lc 18,1). Este es el modo del obrar cristiano: estar firmes en la oración para permanecer firmes en la fe y en el testimonio. Y de nuevo surge una voz dentro de nosotros: «Pero Señor, ¿cómo es posible no cansarse? Somos seres humanos, incluso Moisés se cansó». Es cierto, cada uno de nosotros se cansa. Pero no estamos solos, hacemos parte de un Cuerpo. Somos miembros del Cuerpo de Cristo, la Iglesia, cuyos brazos se levantan al cielo día y noche gracias a la presencia de Cristo resucitado y de su Espíritu Santo. Y sólo en la Iglesia y gracias a la oración de la Iglesia podemos permanecer firmes en la fe y en el testimonio.

Hemos escuchado la promesa de Jesús en el Evangelio: Dios hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche (cf. Lc 18,7). Este es el misterio de la oración: gritar, no cansarse y, si te cansas, pide ayuda para mantener las manos levantadas. Esta es la oración que Jesús nos ha revelado y nos ha dado a través del Espíritu Santo. Orar no es refugiarse en un mundo ideal, no es evadir a una falsa quietud. Por el contrario, orar y luchar, y dejar que también el Espíritu Santo ore en nosotros. Es el Espíritu Santo quien nos enseña a rezar, quien nos guía en la oración y nos hace orar como hijos.

Los santos son hombres y mujeres que entran hasta el fondo del misterio de la oración. Hombres y mujeres que luchan con la oración, dejando al Espíritu Santo orar y luchar en ellos; luchan hasta el extremo, con todas sus fuerzas, y vencen, pero no solos: el Señor vence a través de ellos y con ellos. También estos siete testigos que hoy han sido canonizados, han combatido con la oración la buena batalla de la fe y del amor. Por ello han permanecido firmes en la fe con el corazón generoso y fiel. Que, con su ejemplo y su intercesión, Dios nos conceda también a nosotros ser hombres y mujeres de oración; gritar día y noche a Dios, sin cansarnos; dejar que el Espíritu Santo ore en nosotros, y orar sosteniéndonos unos a otros para permanecer con los brazos levantados, hasta que triunfe la Misericordia Divina.

                                                                           El Angelus

(RV).- Después de haber canonizado a los 7 nuevos Santos, Papa Francisco a la hora del Ángelus del tercer domingo de octubre, se dirigió a los fieles presentes en la plaza de San Pedro y saludó a los peregrinos llegados desde diferentes países, “Al terminar esta celebración -dijo el Obispo de Roma- deseo saludar cordialmente a todos vosotros, que desde diferentes países habéis venido para rendir homenaje a los nuevos Santos. Un saludo especial va para las delegaciones de Argentina, España, Francia, Italia y México. Que el ejemplo y la intercesión de estos luminosos testimonios sostenga el compromiso de cada uno en los respectivos ámbitos de trabajo y de servicio, por el bien de la Iglesia y de la comunidad civil”.

Francisco recordó que este lunes se celebra la Jornada Mundial contra la pobreza, “Unamos nuestra fuerzas, morales y económicas, para luchar juntos contra la pobreza que degrada, ofende y asesina tantos hermanos y hermanas, poniendo en acto políticas serias para la familia y el trabajo”.

Finalmente pidió afiar a la Virgen María cada una de nuestras intenciones, “sobre todo la paz”.


Deja un comentario

Presencia de argentinos mañana en la canonización del cura Brochero.

Más de 2.000 argentinos viajaron a Roma para la canonización del Cura Brochero

Viernes 14 Oct 2016 | 10:15 am

Buenos Aires (AICA):

Más de 2.000 argentinos, entre ellos 38 obispos y cerca de 200 sacerdotes, participarán este domingo de la canonización de José Gabriel del Rosario Brochero, el Cura Brochero, que presidirá el papa Francisco en la Plaza San Pedro del Vaticano.

A la ceremonia de canonización, prevista para las 5 hora de Buenos Aires, asistirán el presidente de la Nación, ingeniero Mauricio Macri, y su esposa Juliana Awada.

Asimismo, una comitiva oficial integrada por el gobernador de Córdoba, Juan Schiaritti; el embajador ante la Santa Sede, Rogelio Pfirter; el secretario de Culto de la Nación, doctor Santiago de Estrada y otros senadores, diputados y funcionarios nacionales y provinciales.

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, presidirá el lunes la misa de acción de gracias en la basílica de San Pedro, y en su calidad de vicepresidente primero de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) estará en la ceremonia de canonización del domingo junto con el resto de sus miembros: monseñor José María Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz y presidente de la CEA; monseñor Mario Antonio Cargnello, arzobispo de Salta y vicepresidente segundo, y monseñor Carlos Humberto Malfa, obispo de Chascomús y secretario general.

También participarán el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos Ñáñez, y el obispo de Cruz del Eje y coactor en la causa de canonización del Cura Brochero.

La comitiva episcopal argentina también está integrada por el cardenal Luis Héctor Villalba (emérito de Tucumán) y los arzobispos Héctor Aguer (La Plata), Andrés Stanovnik OFMCap (Corrientes), Alfonso Delgado (San Juan de Cuyo), Jorge Lozano (coadjutor electo de San Juan de Cuyo), José María Arancibia (emérito de Mendoza) y Domingo Salvador Castagna (emérito de Corrientes).

Los demás obispos que peregrinaron a Roma fueron Hugo Barbaro (San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña), Sergio Buenanueva (San Francisco), Héctor Cardelli (San Nicolás de los Arroyos), Juan José Chaparro CMF (San Carlos de Bariloche), José Melitón Chávez (Añatuya), Marcelo Cuenca (Alto Valle del Río Negro), Miguel Ángel D’Annibale (Río Gallegos), César Daniel Fernández (Jujuy), Eduardo García (San Justo), Gustavo Help (Venado Tuerto), Samuel Jofré (Villa María), Pedro Daniel Martínez Perea (San Luis), Marcelo Martorell (Puerto Iguazú), Armando José María Rossi OP (Concepción), Luis Urbanc (Catamarca), Adolfo Uriona FDP (Villa de la Concepción del Río Cuarto), Gustavo Zurbriggen (Deán Funes), Alberto Bochatey OSA (auxiliar de La Plata), Alejandro Giorgi (auxiliar de Buenos Aires), Pedro Torres (auxiliar de Córdoba), Jorge Vázquez (auxiliar de Lomas de Zamora), Ricardo Faifer (emérito de Goya), Francisco Poli (emérito de Santiago del Estero), Roberto Rodríguez (emérito de La Rioja), y José Ángel Rovai (emérito de Villa María).