Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Audiencia del Papa a los peregrinos de El Salvador en Roma. Comentario

Papa a obispos, “no escandalicen al pueblo”. Y piden a Romero doctor de la Iglesia

Francisco se reúne con los cinco mil salvadoreños llegados a Roma para participar en la canonización de Óscar Arnulfo Romero. Los pastores del país piden al Papa que inicie el proceso para declarar doctor de la Iglesia al “obispo de los pobres”
AP

El Papa con los salvadoreños

CONDIVIDI
0
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 15/10/2018
Ultima modifica il 15/10/2018 alle ore 12:42
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

 

 

“A los sacerdotes y a los obispos les pido: cuiden al pueblo santo de Dios, ¡no lo escandalicen!”. El ejemplo de Óscar Arnulfo Romero, mártir y emblema de El Salvador, en las palabras del Papa. Francisco se reunió hoy con cinco mil fieles llegados a Roma para participar en la canonización del “obispo de los pobres”, este domingo 14 de octubre en la Plaza de San Pedro. Ahí, en el Aula Pablo VI del Vaticano, escuchó la petición en bloque de los obispos salvadoreños: iniciar el proceso para declarar al arzobispo de San Salvador, asesinado en 1980, doctor de la Iglesia.

 

“El mensaje de san Óscar Romero va dirigido a todos sin excepción. Él repetía con fuerza que cada católico ha de ser un mártir, porque mártir quiere decir testigo, es decir, testigo del mensaje de Dios a los hombres”, sostuvo el pontífice, hablando en español. Fue una audiencia de fuertes trazos latinoamericanos, con alegría y música, que empezó temprano con una misa.

 

Luego llegó el Papa. La expectación era grande, porque muchos esperaban el anuncio de una visita apostólica a El Salvador. Desde hace meses, los obispos del país la piden con insistencia. Primero apuntaron a lograr que el líder católico canonizase a Romero en su país. Desechada esta opción, en junio el cardenal Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, habló con Jorge Mario Bergoglio y le planteó la posibilidad de un gira corta, incluso de algunas horas, al margen del ya programado viaje a Panamá para la Jornada Mundial de la Juventud de enero. “Me gusta la idea”, deslizó el líder católico.

 

REUTERS

 

Pero el anuncio no llegó esta vez. De todas maneras los pastores salvadoreños no se desanimaron. Al contrario, doblaron la apuesta y volvieron a insistir con su invitación. El encargado de transmitir el mensaje de saludo al pontífice, a su llegada al Aula Pablo VI, fue José Luis Escobar Alas, actual arzobispo de San Salvador. No sólo pidió el viaje papal, hizo otras solicitudes.

 

“Deseo suplicarle, en nombre de los pastores del pueblo de Dios, de la manera más atenta, humilde y respetuosa, tenga a bien autorizar la apertura del debido proceso para que san Oscar Arnulfo Romero sea declarado doctor de la Iglesia, pues estamos seguros que su valiosísimo magisterio ayudará a la Iglesia, a la falta de fe y será un mensaje ante las violaciones gravísimas de los derechos humanos”, dijo.

 

Una petición que nadie esperaba y que podría convertirse en un poderoso signo del actual pontificado. Luego, renovó la solicitud del viaje. “En nombre de todos los salvadoreños le extendemos una cordial invitación a visitar nuestro país. Le invitamos a visitar a monseñor Romero y le pedimos que, en esa misma ocasión, tenga la bondad de beatificar al padre Rutilio Grande. Tener a su santidad en nuestro país será una inmensa gracia”, continuó.

 

REUTERS

 

Se refirió así al sacerdote asesinado en 1977 y cuyo ejemplo impulsó un viraje en el compromiso pastoral de Romero. El propio obispo mártir confesó que, a su llegada a la Arquidiócesis de San Salvador, uno de los que más le animó fue Grande, pocas semanas antes de su homicidio. Actualmente, el proceso de beatificación de este jesuita se encuentra abierto en la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano.

 

Antes de concluir su mensaje, el arzobispo Escobar Alas habló de los “momentos de turbulencia” que vive la Iglesia por los escándalos de los últimos meses (a causa de los abusos sexuales contra menores) y aseguró la “enorme fidelidad”, el “total apoyo” y la “oración constante” de todos los salvadoreños por su ministerio petrino.

 

Inmediatamente después tomó la palabra el Papa. No hizo el esperado anuncio de viaje, tampoco habló del posible nombramiento de doctor de la Iglesia. Pero sí repasó algunos trazos característicos en la figura de Romero. “San Óscar veía al sacerdote colocado en medio de dos grandes abismos: el de la misericordia infinita de Dios y el de la miseria infinita de los hombres”, señaló. Y lo puso como ejemplo para los presbíteros, pidiéndoles que trabajen sin cercar para que Dios perdone sin cesar a los hombres que se arrepienten de su miseria.

 

“Desde aquí envío mi saludo a todo el pueblo santo de Dios que peregrina en El Salvador y vibra hoy por el gozo de ver a uno de sus hijos en el honor de los altares. Sus gentes tienen una fe viva que expresan en diferentes formas de religiosidad popular y que conforma su vida social y familiar”, dijo.

 

“Sin embargo, no han faltado las dificultades y el flagelo de la división y de la guerra; la violencia se ha sentido con fuerza en su historia reciente. No son pocos los salvadoreños que han tenido que abandonar su tierra buscando un futuro mejor. El recuerdo de san Óscar Romero es una oportunidad excepcional para lanzar un mensaje de paz y de reconciliación a todos los pueblos de Latinoamérica”, abundó.

 

Al final, pronunció algunas palabras fuera del discurso preparado. A Romero, afirmó, la gente lo quería porque el pueblo de Dios “sabe olfatear bien dónde hay santidad”. Agregó que, entre los presentes, debía agradecer a mucha gente pero, como no podía saludar a todos, convocó a una persona elegida especialmente: Angelita Morales, una mujer que siempre estuvo junto al obispo mártir y a quien llamó al escenario para un saludo particular.

 

El Papa se despidió con una broma: Preguntó a los presentes si habían pagado el ingreso a la audiencia y todos respondieron que no, a coro. Entonces exclamó, desatando la risa y el aplauso generalizado: “Ahora van a tener que pagar y el precio es que recen por mí”.

Anuncios


Deja un comentario

Canonización. Homilía del Papa

El Papa: “A Dios no podemos darle un porcentaje de amor, o todo o nada”

El Papa Francisco presidió la Santa Misa con el rito de canonización de siete beatos. Entre ellos, el Papa Pablo VI y Mons. Óscar Romero, dos sacerdotes, un joven laico y dos religiosas, este domingo 14 de octubre, en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Jesús es radical. Él lo da todo y lo pide todo: da un amor total y pide un corazón indiviso. También hoy se nos da como pan vivo; ¿podemos darle a cambio las migajas? A él, que se hizo siervo nuestro hasta el punto de ir a la cruz por nosotros, no podemos responderle solo con la observancia de algún precepto. A él, que nos ofrece la vida eterna, no podemos darle un poco de tiempo sobrante. Jesús no se conforma con un «porcentaje de amor»: no podemos amarlo al veinte, al cincuenta o al sesenta por ciento. O todo o nada”, lo dijo el Papa Francisco en su homilía en la Santa Misa con el rito de canonización de siete beatos, entre ellos, el Papa Pablo VI y Mons. Óscar Romero, dos sacerdotes, un joven laico y dos religiosas, este domingo 14 de octubre, en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.

La Palabra de Dios transforma el corazón

Comentando las lecturas bíblicas que la liturgia propone este XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario, el Santo Padre señala que, la Palabra de Dios no es un conjunto de verdades o una edificante narración espiritual; no, dice el Papa, es palabra viva, que toca la vida, que la transforma. Allí, Jesús en persona, que es la palabra viva de Dios, nos habla al corazón. En el Evangelio, en particular, afirma el Pontífice, nos invita a encontrarnos con el Señor, siguiendo el ejemplo de ese «uno» que «se le acercó corriendo y que preguntó a Jesús cómo «heredar la vida eterna».

“La respuesta de Jesús lo desconcierta. El Señor pone su mirada en él y lo ama. Jesús cambia la perspectiva: de los preceptos observados para obtener recompensas al amor gratuito y total. Aquella persona hablaba en términos de oferta y demanda – precisa el Sucesor de Cristo – Jesús le propone una historia de amor. Le pide que pase de la observancia de las leyes al don de sí mismo, de hacer por sí mismo a estar con él. Y le hace una propuesta de vida «tajante»: «Vende lo que tienes, dáselo a los pobres […] y luego ven y sígueme». Jesús también te dice a ti: «Ven, sígueme». Ven: no estés quieto, porque para ser de Jesús no es suficiente con no hacer nada malo”.

“Sígueme: no vayas detrás de Jesús solo cuando te apetezca, sino búscalo cada día; no te conformes con observar los preceptos, con dar un poco de limosna y decir algunas oraciones: encuentra en él al Dios que siempre te ama, el sentido de tu vida, la fuerza para entregarte”

Vaciar el corazón para hacer espacio a Jesús

El Papa Francisco dijo que hoy, Jesús sigue diciendo: «Vende lo que tienes y dáselo a los pobres». El Señor no hace teorías sobre la pobreza y la riqueza, sino que va directo a la vida. Él te pide que dejes lo que paraliza el corazón, que te vacíes de bienes para dejarle espacio a él, único bien. “Verdaderamente – señala el Pontífice – no se puede seguir a Jesús cuando se está lastrado por las cosas. Porque, si el corazón está lleno de bienes, no habrá espacio para el Señor, que se convertirá en una cosa más. Por eso la riqueza es peligrosa y –dice Jesús–, dificulta incluso la salvación. No porque Dios sea severo, ¡no! El problema está en nosotros: el tener demasiado, el querer demasiado sofoca nuestro corazón y nos hace incapaces de amar”.

Jesús es radical. O todo o nada

En este sentido, el Santo Padre precisa que, Jesús es radical. Él lo da todo y lo pide todo: da un amor total y pide un corazón indiviso. También hoy se nos da como pan vivo; ¿podemos darle a cambio las migajas? A él, que se hizo siervo nuestro hasta el punto de ir a la cruz por nosotros, no podemos responderle solo con la observancia de algún precepto. A él, que nos ofrece la vida eterna, no podemos darle un poco de tiempo sobrante. Jesús no se conforma con un «porcentaje de amor»: no podemos amarlo al veinte, al cincuenta o al sesenta por ciento. O todo o nada.

¿Cómo va nuestra historia de amor con Dios?

Asimismo, el Papa Francisco recuerda que, nuestro corazón es como un imán: se deja atraer por el amor, pero solo se adhiere por un lado y debe elegir entre amar a Dios o amar las riquezas del mundo; vivir para amar o vivir para sí mismo. E invita a Preguntarnos de qué lado estamos. “Preguntémonos cómo va nuestra historia de amor con Dios. ¿Nos conformamos con cumplir algunos preceptos o seguimos a Jesús como enamorados, realmente dispuestos a dejar algo para él? Jesús nos pregunta a cada uno personalmente, y a todos como Iglesia en camino: ¿somos una Iglesia que solo predica buenos preceptos o una Iglesia-esposa, que por su Señor se lanza a amar? ¿Lo seguimos de verdad o volvemos sobre los pasos del mundo, como aquel personaje del Evangelio? En resumen, ¿nos basta Jesús o buscamos las seguridades del mundo?”

“Pidamos la gracia de saber dejar por amor del Señor, dejar las riquezas, la nostalgia de los puestos y el poder, las estructuras que ya no son adecuadas para el anuncio del Evangelio, los lastres que entorpecen la misión, los lazos que nos atan al mundo”

Un corazón desprendido de los bienes, ama libremente al Señor

Así sucedió para ese hombre, que –cuenta el Evangelio– «se marchó triste». Se había aferrado a los preceptos y a sus muchos bienes, no había dado su corazón. Y aunque se encontró con Jesús y recibió su mirada amorosa, se fue triste. La tristeza es la prueba del amor inacabado. Es el signo de un corazón tibio. En cambio, un corazón desprendido de los bienes, que ama libremente al Señor, difunde siempre la alegría, esa alegría tan necesaria hoy. El santo Papa Pablo VI escribió: «Es precisamente en medio de sus dificultades cuando nuestros contemporáneos tienen necesidad de conocer la alegría, de escuchar su canto» (Exhort. ap. Gaudete in Domino, 9). Jesús nos invita hoy a regresar a las fuentes de la alegría, que son el encuentro con él, la valiente decisión de arriesgarnos a seguirlo, el placer de dejar algo para abrazar su camino. Los santos han recorrido este camino.

Los santos han traducido con la vida la Palabra

Pablo VI lo hizo, siguiendo el ejemplo del apóstol del que tomó su nombre. Al igual que él, gastó su vida por el Evangelio de Cristo, atravesando nuevas fronteras y convirtiéndose en su testigo con el anuncio y el diálogo, profeta de una Iglesia extrovertida que mira a los lejanos y cuida de los pobres. Pablo VI, concluye el Obispo de Roma, aun en medio de dificultades e incomprensiones, testimonió de una manera apasionada la belleza y la alegría de seguir totalmente a Jesús. También hoy nos exhorta, junto con el Concilio del que fue sabio timonel, a vivir nuestra vocación común: la vocación universal a la santidad. No a medias, sino a la santidad. Es hermoso que junto a él y a los demás santos y santas de hoy, se encuentre Monseñor Romero, quien dejó la seguridad del mundo, incluso su propia incolumidad, para entregar su vida según el Evangelio, cercano a los pobres y a su gente, con el corazón magnetizado por Jesús y sus hermanos. Lo mismo puede decirse de Francisco Spinelli, de Vicente Romano, de María Catalina Kasper, de Nazaria Ignacia de Santa Teresa de Jesús y de Nuncio Sulprizio. Todos estos santos, en diferentes contextos, han traducido con la vida la Palabra de hoy, sin tibieza, sin cálculos, con el ardor de arriesgar y de dejar. Que el Señor nos ayude a imitar su ejemplo.


Deja un comentario

El Salvador se prepara para la canonización de Romero.

Sonarán las campanas de las iglesias en todo El Salvador

Así lo anunció la Iglesia en el país, para dar la buena noticia que Monseñor Romero es Santo. El primer Santo Salvadoreño. Mientras siguen los preparativos en el Vaticano para la ceremonia de canonización

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Al final del rito de la canonización de Mons. Romero y los seis nuevos santos.

Y el pasado martes, llegó a Roma, la familia de Cecilia y Alejandro, la familia que recibió el milagro por intercesión del Beato Oscar A. Romero. Emiliano, el mayor de los tres hijos, lleva en sus manos un regalo para el Papa.

Le contó a sus compañeros que iría a Roma a ver el Papa. Entonces con sus compañeros de colegio guiados por su profesor, decidieron enviar un regalo al Papa, por lo que siguiendo la dinámica “dame tu bulla para Romero”, pintaron un rostro de Monseñor Romero conformado con las huellas de los dedos pulgares de los compañeros de Emiliano.

Su emoción es grande, pues no sólo es la primera vez que viaje y además tan lejos, sino que además llevando su misión de entregar este regalo al Pontífice. Gestos como este gustan mucho al Papa, quien siempre se muestra cercano a todos y de modo especial a los niño


Deja un comentario

Cómo se celebrará en Roma y El Salvador la canonización de Mons. Romero.

2018.10.02 Mons. romero2018.10.02 Mons. romero 

Mons. Romero. El Salvador se prepara espiritualmente para la canonización

El Salvador se está preparando para vivir la vigilia a la ceremonia de canonización, con alegría y fervor cristiano. La lglesia llevará a cabo el 13 y 14 de octubre, el encuentro nacional de fe llamado “Tu pueblo te hizo santo”

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Será una gran fiesta de fe y de unidad fraterna, afirmaron los organizadores, en la que se proclamará a una sola voz la alegría de tener al primer santo salvadoreño. En conferencia de prensa, el cardenal Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador y los representantes de las comisiones que están organizando las celebraciones de la canonización, explicaron que “esta expresión de fe” se realizará en cuatro grandes momentos, el primero el 13 de octubre comenzará a las ocho de la mañana con cantos y testimonios y ponencias en la cripta de la catedral metropolitana, el segundo momento a partir de las nueve de la mañana, un festival  juvenil y animación para niños en la plaza Morazán.

El tercer evento por la tarde del 13 de octubre, serán actos populares en la plaza Divino Salvador del mundo, luego se dará inicio a la peregrinación de la luz hasta la catedral Metropolitana, que contará con la participación juvenil de la arquidiócesis, la familia claretiana, confederaciones de religiosos de El Salvador, comunidades eclesiales de base, parroquiales, movimientos colectivos de la memoria histórica, concertación Romero, asociaciones pro-búsqueda de niños desaparecidos y familiares desaparecidos, movimientos sociales, cooperativas, sindicalistas, maestros y la feligresía. Al final de la peregrinación se llevará a cabo un encuentro denominado “generacional” que será en la Plaza Barrios.

El cuarto momento es a partir de las dos de la tarde, en la plaza Gerardo Barrios, con la presentación de un concierto popular, la primera parte. Se espera la llegada de la peregrinación para dar inicio a la eucaristía a las ocho de la noche, y será presidida por el director del Instituto de derechos humanos, de la universidad Centroamericana, José Simeón Cañas, el padre José María Tojeira. A las diez de la noche será la segunda parte del concierto popular, donde grupos como Sierra Madre, exceso de equipaje, sol Maíz, o sal Naciente, son algunos de los grupos que acompañarán a los presentes. Allí habrá una exposición fotográfica, además de un coro de más de 500 personas que dirigirán los cantos de la ceremonia litúrgica.

A las dos de la mañana ya del 14 de octubre, se transmitirá en pantallas gigantes, la ceremonia de canonización desde el Vaticano, que finalizará a las cuatro y media de la madrugada. Desde el Salvador con cantos en la cripta de la catedral metropolitana.

Actividades antes durante y después de la canonización

Las actividades que se harán en torno a la ceremonia de canonización antes, durante y después serán: El 7 de octubre en la catedral se llevará cabo la misa de envío a los peregrinos que irán al Vaticano. El 10 de octubre, el Colectivo para la canonización junto a Concertación Romero, impulsarán una marcha en la cual pedirán justicia por el asesinato de Mons. Oscar Arnulfo Romero y el 28 de octubre será la misa de agradecimiento a nivel nacional con los obispos salvadoreños y se ha invitado también a los obispos centroamericanos.

El padre Joaquín Alvarez, representante de las comisiones que están organizando todas las celebraciones de la canonización, y miembro del Consejo presbiteral, dijo en la conferencia, que cuando desde Roma, en el Salvador estén presenciando la ceremonia de canonización, y al momento en que el Papa Francisco pronunciará el nombre de Mons. Romero, a partir de allí se ha planificado una gran fiesta, con fuegos pirotécnicos, grupos de danza, mil guitarristas que entonarán un canto para Mons. Romero, se soltarán globos. Después de ese momento, cuando finalice la ceremonia de canonización todos los presentes irán a la cripta de la Catedral, para vivir un momento más íntimo con Mons. Romero, habrá una actividad artística-religiosa. Habrá una marimba, dijo el sacerdote, un instrumento que le gustaba mucho a Mons. Romero.

En Roma: antes durante y después

El martes 9 y el miércoles 10 conferencias en el Vaticano y en el colegio Pio Latinoamericano, sobre la vida del futuro santo y el Papa Pablo VI, el martes; y el miércoles Mons. Romero cuando fue seminarista.

El jueves 11 y el viernes 12 dos eventos culturales dedicados al santo: un recital que cantará la cantante de música cristiana salvadoreña, Inés de Viaud.  Y la presentación del musical “Romero”, dirigido por el padre Lucas Pandolfi.

El sábado 13 de octubre, en los Jardines Vaticanos se rezará el Rosario ante la imagen de la Patrona del País, Nuestra Señora de la Paz, y luego en Roma, en la zona del Eur, será descubierta una escultura de Mons. Romero. En la tarde será celebrada una misa presidida por el presidente de Caritas Internationalis, cardenal Luis Antonio Tagle, y testimonios sobre Mons. Romero y Pablo VI. Y más testimonios, cantos que hablan de Romero, “el sonido de su voz”. El evento es organizado por Caritas Internationalis. Mons. Oscar Romero es Patrono de Caritas.

A las nueve de la noche dará inicio la vigilia en la iglesia de Santa María in Campitelli, dirigida por la asociación amigos de Romero.

El domingo 14 de octubre, después de la ceremonia de canonización, a las tres de la tarde en la iglesia de Santo Spirito in Sassia se asistirá a la oración diaria de la Coronilla de la Divina Misericordia. También se presentará un documental suizo sobre Mons. Romero. Y el lunes por la tarde, en la basílica de Santa María in Trastevere, se dará una misa de acción de gracias.

Tour en Roma, el tour Romero como seminarista, es un recorrido a la ciudad en lugares donde él estuvo y comentó sus impresiones. Serán la plaza de San Pedro, Basílica, catacumbas, etc. Habrá también una “noche salvadoreña”, donde se le cantará al nuevo santo, se contarán anécdotas. Horario y lugar aún por definir. Habrá una exposición de fotos sobre Romero, lo organizan periodistas salvadoreños, que explicarán cómo fue vista la muerte de Mons. Romero en el mundo.

Como es tradición, el Papa Francisco recibirá el lunes 15 de octubre a los peregrinos venidos a la ceremonia de Canonización, en el Aula Pablo VI a las once de la mañana.


Deja un comentario

Será canonizado no Pablo VI sino Giovanni Battista Montini

Pablo VI; el postulador: “Estaba listo para sustituir a Aldo Moro con tal de salvarlo”

A pocos días de la canonización, habla el padre Antonio Marrazzo: «no era ni dubitativo ni indeciso, examinaba las cuestiones desde cada perspectiva antes de decir una palabra definitiva»

Pablo VI con Aldo Moro

CONDIVIDI
23
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 02/10/2018
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

Pablo VI «era llamado el Papa de la duda, pero no es cierto. Como él mismo explicó: “Dicen que parezco dubitativo, indeciso: no, yo tengo que ver la cosa desde todas las perspectivas para llegar a decir una palabra definitiva”». Lo subrayó el padre Antonio Marrazzo, postulador de la causa de canonización de Pablo VI, quien, al margen de la presentación de un documental sobre Giovanni Battista Montini en la Filmoteca vaticana, en vista de la canonización presidida por el Papa Francisco el próximo 14 de octubre, respondió a las preguntas de un grupo de periodistas sobre la biografía del futuro santo. Por ejemplo recordó cuando le besó los pies del representante del Patriarca Atenágoras después de haber advertido a sus colaboradores («Haré un gesto, no me detengan»), o como cuando estudiaba de noche las cuestiones teológicas que se estaban discutiendo en el Concilio Vaticano II. También habló sobre el milagro que lo llevará al honor de los altares. En cuanto a su relación con su amigo Aldo Moro, secuestrado por las Brigadas Rojas italianas, estaba «dispuesto a convertirse en mártir, sustituyendo a Moro con tal de salvarlo, cosa que los políticos de la época no sabían cómo hacer».

 

«En mi opinión, hay que tomar en cuenta un poco el aspecto humano de Montini, porque es fundamental ya que será canonizado Giovanni Battista Montini, no Pablo VI. No será canonizado el papel, sino el hombre, que fue sacerdote y después vivió el sacerdocio en los diferentes encargos sucesivos que tuvo», dijo el sacerdote redentorista. «Es importante entonces ver cómo fue evolucionando progresivamente este hombre, en qué medida se abrió a ciertas instancias. Era hijo de periodista y político, pero también de una mujer que en Concesio mantenía la puerta abierta para todos, para quien tuviera problemas, y no solo económicos. Ciertas realidades de fe se las inculcó ella, que lo llevaba a rezarle a la Virgen. Podríamos decir que el padre, por una parte, le hizo ver la fe bajo el aspecto del pensamiento, del estudio, de la profundización, mientras bajo el aspecto de la relación casi mística con Dios fue la madre la que lo dirigió. Montini pasa por el Papa de la modernidad, o mejor, de la contemporaneidad, pero para mí tal vez podríamos definirlo como el último Papa renacentista, por cómo vio los diferentes aspectos de las cuestiones, por cómo hizo las cosas, por las relaciones, políticas y eclesiales, con los grandes hombres de su tiempo, por cómo logró que la Iglesia se convirtiera en semilla de posibilidades humanas y de salvación.

 

¿Qué nos puede decir de la relación de Pablo VI con las políticas, las Brigadas Rojas, con Aldo Moro?

 

También en este caso es oportuno resaltar la dimensión humana de Montini, el discurso sacerdotal, la punta de expresión de cierta santidad: en aquella situación él estaba dispuesto a convertirse en mártir, a sustituir a Moro con tal de salvarlo, cosa que los políticos de la época no sabían cómo hacer. Quiero citar otro episodio, el encuentro en la Sixtina con el metropolita Melitón (delegado del Patriarca Atenágoras, ndr.): antes de entrar le dijo a los dos secretarios: “Haré un gesto, no me detengan”. Llega delante de Melitón, quien abre los brazos para saludarlo, y él se arrodilla para besarle los pies, con un gesto visto por algunos casi como una herejía. Montini era este hombre, para él el punto de referencia era Cristo. Lo que caracteriza a Montini es el Concilio: si no partimos de ahí corremos el peligro de no comprender otras cosas. En el Concilio la Iglesia vivió un cambio, que después incidió también en el nivel de toda la sociedad. Hoy hablamos de paz, de derechos humanos, de valor de la persona: son realidades adquiridas, pero ¿dónde nacen en la realidad contemporánea? Nacen ahí. Estamos hablando de Evangelio, de Cristo persona, que se vuelve fulcro y referencia. Montini se movió en esa línea. Inmediatamente después del Concilio encontramos en sus escritos: “Tal vez sea el caso de dar la renuncia, he cumplido con mi tarea”, pero, dijeron, ¿quién realizará todo esto? Y entonces él continúa. Este era Montini. Era un hombre que tomó decisiones audaces para la época, no tenía miedo: se tardaba, es cierto, fue llamado el Papa de la duda, pero como él mismo explicó: “Dicen que parezco dubitativo, indeciso: no, yo tengo que ver la cosa desde todas las perspectivas para llegar a decir una palabra definitiva”.

 

¿Pablo VI es un Papa que ha sido opacado un poco por otros Pontífices del siglo XX?

 

Creo que Montini no es clasificable. No es situable, ubicable. Hoy se dice “multitasking”: era una figura increíblemente poliédrica, pasa por el arte, la poética, la literatura, va de los artistas al teatro a la teología a la liturgia… Afronta todos los argumentos. Y se preparaba. Durante el Concilio estudiaba de noche los argumentos teológicos que se discutían y que él, como máximo, no conocía bien. Era un hombre consciente, fuertemente responsable, tenía el sentido del papel, un papel apostólico, no político.

 

¿Qué diría Montini, el Papa del grande discurso sobre la anticoncepción, al Sínodo sobre los jóvenes que comienza en el Vaticano?

 

Al final del discurso sobre la contracepción recomienda la atención por los jóvenes. Defiende la vida humana desde su concepción, el hombre que será, la persona humana que será no es solo el comienzo de la vida, es toda la persona. Y en esto identifica una respuesta para los jóvenes, que viven con ímpetu, con fantasía, sienten la necesidad de novedad y de auto-realización. Se pregunta: nosotros, los adultos, ¿cómo los ayudamos, cómo los acompañamos, cómo les damos las claves de lectura para poder vivir este entusiasmo, esta alegría de vivir, estas ganas de cambiar el mundo de la manera más correcta, más humana? Creo que Montini les diría esto hoy y creo que aquí encontramos el sentido del Evangelio, la encarnación de Dios que acompaña al hombre en su humanización, al convertirse en su imagen. Montini nos impulsa a hacer esto.

 

¿Puede contarnos algo sobre el milagro que llevó a la canonización de Pablo VI?

 

El milagro fue simple y complejo al mismo tiempo. Extraño por cómo comenzó, porque estas personas no sabían quién era Pablo VI. La mujer, por temor, se hace una aminocéntesis y, después de una semana, pierde líquido amniótico, que significaba abortar, significaba que el feto no podía continuar. Habla con una amiga enfermera, con un amigo ginecólogo, que le dice: “Mira que precisamente en estos días beatifican a Pablo VI con un milagro parecido, récenle a él”. Estamos a principios de octubre de 2014, Montini fue beatificado el 20 de octubre. Ellos van a Brescia, no le dicen nada a nadie, encuentran una estampita de Montini en el Santuario de las Gracias, se la llevan a su casa y rezan, por tres meses. El embarazo estaba entrando a la décimo tercera semana. Sin líquido amniótico, el feto sigue adelante, la madre es hospitalizada cinco veces para tratar de salvarlo, pero el cuerpo sigue rechazándolo. Al final, en la vigésima semana, los médicos encuentran algo inverosímil: la niña nace, el día de Navidad, saludable. Yo, bromeando, digo que ¡Pablo VI debería de pagarle a esta familia el alojamiento y la comida, porque se quedó ahí por tres meses! Para mí Giovanni Battista Montini debería ser invocado por la vida que está por nacer.


Deja un comentario

Nuevos santos y beatos, entre ellos Mons. Angelelli

Mons. Enrique Angelelli, Obispo argentino asesinado el 4 agosto de 1976Mons. Enrique Angelelli, Obispo argentino asesinado el 4 agosto de 1976 

Mons. Enrique Angelelli pronto será proclamado Beato

El Papa Francisco autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos promulgar el Decreto que reconoce el martirio de los Siervos de Dios Mons. Enrique Angelelli, Obispo de La Rioja, Gabriel Joseph Roger Longueville, Carlos de Dios Murias y Wenceslao Pedernera.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

La Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que, este 8 de junio de 2018, el Santo Padre recibió en audiencia al Cardenal Angelo Amato, S.D.B., Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Durante la audiencia, el Papa Francisco autorizó a la misma Congregación, promulgar los Decretos relativos al milagro atribuido a la intercesión del Beato Nunzio Sulprizio, laico; nacido en Pescosansonesco (Italia) el 13 de abril de 1817 y fallecido en Nápoles (Italia) el 5 de mayo de 1836.

Asimismo, se autorizó promulgar el Decreto del milagro atribuido a la intercesión de la Venerable Sierva de Dios María de la Concepción Cabrera de Armida Arias, laica y madre de familia; nacida en San Luis Potosí (México) el 8 de diciembre de 1862 y fallecida en Ciudad de México (México) el 3 de marzo de 1937.

Como también se reconoce el milagro atribuido a la intercesión de la Venerable Sierva de Dios María Guadalupe Ortiz de Landázuri y Fernández de Heredia, laica, de la Prelatura Personal de la Santa Cruz y  del Opus Dei; nacida en Madrid (España) el 12 de diciembre de 1916 y fallecida en Pamplona (España) el 16 de julio de 1975.

Por último, se autorizó la promulgación del Decreto que reconoce el martirio de los Siervos de Dios Enrique Ángel Carletti Angelelli, Obispo de La Rioja, Gabriel Joseph Roger Longueville, sacerdote diocesano, Carlos de Dios Murias, sacerdote profeso de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, y Wenceslao Pedernera, laico y  padre de familia, asesinados por  odio a la fe en Argentina en 1976.

Escucha y descarga el servicio


Deja un comentario

Quién es Mons. Becciu, nuevo prefecto de las causas de los santos.

Becciu, nuevo prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos

El arzobispo, que será creado cardenal durante el Consistorio de junio, comenzará sus servicios a finales de agosto, aunque seguirá siendo sustituto en la Secretaría de Estado y delegado para la Orden de Malta

Monseñor Angelo Becciu

48
0
Pubblicato il 26/05/2018
Ultima modifica il 26/05/2018 alle ore 13:09
REDACCIÓN
ROMA

Después de haberle incluido en la lista de los nuevos cardenales que recibirán el birrete el próximo 29 de junio durante el Consistorio, el Papa Francisco nombró hoy a monseñor Giovanni Angelo Becciu nuevo prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Lo indicó un boletín de la Sala de Prensa vaticana.

 

Becciu sucederá al cardenal Angelo Amato, que el próximo 8 de junio cumplirá 80 años y que ha guiado el dicasterio desde 2008, por voluntad de Benedicto XVI.

 

La Santa Sede informó que el arzobispo sardo tomará posesión de su nuevo puesto a finales del mes de agosto, pero mientras tanto seguirá siento sustituto para los Asuntos generales de la Secretaría de Estado hasta el próximo 29 de junio, y seguirá siendo delegado especial para la Soberana Orden Militar de Malta, nombramiento sin precedentes que quiso Bergoglio para resolver la crisis de finales de 2016 entre el organismo y el Vaticano.

 

Oriundo de Pattada, e la provincia de Sassari, licenciado en Derecho canónico, Becciu entró a formar parte del servicio diplomático de la Santa Sede el primero de mayo de 1984, presentando sus servicios en varias nunciaturas apostólicas del mundo: de la República Centroafricana, de Nueva Zelanda, de Liberia, del Reino Unido, de Francia y de Estados Unidos.

 

El 15 de octubre de 2001 Juan Pablo II lo nombró nuncio en Angola y arzobispo titular de Roselle. Un mes después, el Papa polaco lo transfirió como su representante

São Tomé e Príncipe. El primero de diciembre de 2001 recibió en Pattada la Consagración episcopal de manos del cardenal Angelo Sodano, entonces Secretario de Estado vaticano.

 

El 23 de julio de 2009, Benedicto XVI lo pasó a la nunciatura apostólica de Cuba, en donde se ocupó de organizar la visita histórica de Ratzinger. El 10 de mayo de 2011 el mismo Benedicto lo llama a los Asuntos generales de la Secretaría de Estado, en donde sucedió al arzobispo Fernando Filoni, nombrado Prefecto de la Congregación para la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

 

En febrero de 2017, el Papa Francisco lo nombró delegado especial para la Orden de Malta y, el pasado 20 de mayo, lo incluyó en la lista de los nuevos cardenales que serán creados el próximo 29 de junio.