Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Apátridas; son 10 millones hoy en el mundo.

Al menos 10 millones de personas en el mundo son apátridas, advierte ACNUR

La apatridia a menudo exacerba la exclusión a la que hacen frente los grupos minoritarios, afectando profundamente todos los aspectos de su vida. Foto: ACNUR/Roger Arnold

03 de noviembre, 2017 — Al menos 10 millones de personas son apátridas en todo el mundo, asegura un nuevo informe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

El nuevo reporte de ACNUR alerta sobre la discriminación, la exclusión y la persecución que sufren diariamente muchos apátridas a nivel mundial, y exige medidas inmediatas para garantizar la igualdad de acceso al derecho a la nacionalidad para todas las personas.

El informe indica además que más del 75% de las poblaciones que carecen de nacionalidad legal en el mundo pertenecen a grupos minoritarios y/o son refugiados o nómadas.

Myanmar, Kuwait, Costa de Marfil, Tailandia, Iraq y República Dominicana lideran la lista de países con mayor cantidad de personas indocumentadas.

Asimismo, las grandes poblaciones apátridas también viven en países que no les permiten a las madres conferir su nacionalidad a sus hijos en igualdad de condiciones que los padres, agrega el informe.

Según ACNUR, si no se aborda la situación de estas personas, su marginación de larga duración puede ser fuente de resentimiento, alimentar el miedo y, en los casos más extremos, generar inestabilidad, inseguridad y desplazamiento de poblaciones.

La agencia recordó que los tratados internacionales existen para prohibirle a los Estados negar ciudadanía a las personas o despojarlas de su nacionalidad.

El informe “Este es nuestro hogar: las minorías apátridas y su búsqueda de la ciudadanía” se publicó con motivo del tercer aniversario de la campaña de ACNUR #IBelong (#YoPertenezco) para terminar con la apatridia.

La campaña cuenta con el respaldo de un Plan de acción mundial, que establece pasos concretos para que los Estados ayuden a resolver el problema.

Al adquirir una nacionalidad, millones de apátridas en todo el mundo podrían obtener pleno acceso a sus derechos humanos y disfrutar de un sentido de pertenencia en sus comunidades, asegura ACNUR.

Anuncios