Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Medjugorje: todavía sin aclaración

Medjugorje; el Papa nombra a Hoser visitador permanente

El arzobispo polaco había llevado a cabo una inspección pastoral por cuenta del Pontífice. Ahora se ocupará de acompañar a los fieles, pero sin entrar en los problemas sobre la autenticidad de las apariciones

Monseñor Henryk Hoser, arzobispo emérito de Warszawa-Praga

44
0
Pubblicato il 31/05/2018
Ultima modifica il 31/05/2018 alle ore 13:11
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

Todavía no hay pronunciamientos sobre la sobrenaturalidad de las apariciones marianas que se verifican desde hace décadas. Pero llegó una significativa decisión que indica cuáles son las prioridades del Papa Francisco: el acompañamiento de todos los fieles que llegan a Medjugorje desde todos los rincones del mundo.

 

El Papa Bergoglio, este 31 de mayo de 2018, nombró a monseñor Henryk Hoser, arzobispo emérito de Warszawa-Praga, en Polonia, «visitador apostólico de carácter especial para la parroquia de Medjugorje, a tiempo intederminado y “ad nutum Sanctae Sedis”», es decir a disposición de la Santa Sede.

 

«Se trata –informa un comunicado de la Sala de Prensa vaticana– de un encargo exclusivamente pastoral, en continuidad con la misión de enviado especial de la Santa Sede para la parroquia de Medjugorje, encomendada a monseñor Hoser el 11 de febrero de 2017 y por él concluida en los meses pasados».

 

«La misión del visitador apostólico –concluye el comunicado– tiene la finalidad de asegurar un acompañamiento estable y continuo de la comunidad parroquial de Medjugorje y de los fieles que hacia allí se dirigen en peregrinaje, cuyas necesidades exigen una peculiar atención».

 

El director de la Sala de Prensa vaticana, Greg Burke, insistió en el «carácter pastoral, no doctrinal» de la misión de Hoser, y en que la decisión de hoy no tiene nada que ver con «cuestiones doctrinales» sobre la autenticidad de las apariciones marianas de Medjugorje. El nombramiento representa, pues, «no la conclusión» de la historia de Medjugorje, sino «el paso sucesivo» a la primera misión del mismo Hoser. El religioso, además, «tendrá su residencia en Medjugorje, para colaborar más con el obispo y con los franciscanos locales».

 

Como se sabe, mosneñor Hoser, a quien no se le había encargado que se ocupara de las apariciones en cuanto tales, sino que de los fieles, está a favor, personalmente, de que se reconozcan las apariciones mismas. Su nombramiento como “comisario” que depende directamente del Papa para acompañar a los fieles indica que se considera que en el pasado la diócesis de Mostar no lo hizo con la atención necesaria. El pastor encargado de ella, monseñor Ratko Peric, es conocido por no estar de acuerdo en el reconocimiento de las apariciones marianas.

 

Benedicto XVI encomendó en su momento al cardenal Camillo Ruini la presidencia de una Comisión compuesta por cardenales, obispos y teólogos para que evaluara toda la documentación sobre los fenómenos de Medjugorje.

 

 

Cuando la comisión concluyó su trabajo (con un juicio positivo sobre la sobrenaturalidad del fenómeno, por lo menos durante las primeras semanas de las apariciones, y con la propuesta de separar a Medjugorje de la diócesis de Mostar para transformarla en un santuario que dependiera directamente de la Santa Sede), los resultados fueron entregados al Papa Francisco. En varias ocasiones este último ha demostrado su aprecio por el trabajo de la comisión y por sus conclusiones.

 

Pero el voluminoso informe de la comisión Ruini, que examinó todos los mensajes, interrogó a todos los videntes, etc… fue definido como uno de los tantos pareceres al respecto por la Congregación para la Doctrina de la Fe. El Papa quiso adjudicarse cualquier decisión al respecto y pidió que los pareceres del Dicasterio fueran enviados directamente a él.

 

El nombramiento de Hoser como visitador permanente indica que, mientras llegan futuras decisiones en relación con la naturaleza del fenómeno, la prioridad es y seguirá siendo el cuidado pastoral de los peregrinos que visitan Medjugorje. La elección del obispo polaco, ya emérito, representa un primer paso hacia la solución indicada por la comisión Ruini, es decir que la Santa Sede se ocupe directamente del acompañamiento pastoral de los millones de personas que visitan el pueblito de Bosnia-Herzegovina que se hizo famoso a partir de junio de 1981 debido a las apariciones marianas más numerosas de la historia.

Anuncios


Deja un comentario

Medjugorje: en espera de una decisión definitiva.

El arzobispo Hoser, enviado del Papa, afirma que «las diócesis pueden organizar peregrinajes oficiales», dando a entender que se llegará a un cambio dentro de poco. Pero Francisco no ha dado indicaciones recientes al respecto

Medjugorje

109
0
Pubblicato il 09/12/2017
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

«El culto de Medjugorje es autorizado. No está prohibido y no debe llevarse a cabo a escondidas. Mi misión consiste, precisamente, en analizar la situación pastoral y en proponer mejoras», afirmó monseñor Henrik Hoser, arzobispo emérito de Varsovia-Praga, enviado especial del Papa Francisco para la pastoral del santuario de Medjugorje, en Bosnia-Herzegovina. Hoser concedió una entrevista al portal Aleteia y sus palabras fueron interpretadas como un “luz verde” para el reconocimiento de las apariciones que comenzaron en 1981 y no han concluido, en un pequeño pueblo que visitan millones de personas cada año.

 

«A partir de hoy, las diócesis y otras instituciones pueden organizar peregrinajes oficiales. Ya no hay problemas –dijo Hoser en la entrevista. Pero esta decisión deberá ser tomada por el Papa. El “dossier” ahora se encuentra en las oficinas de la Secretaría de Estado. Creo que, dentro de poco, se tomará la decisión final».

 

Como se ve, monseñor Hoser habla de una decisión todavía pendiente (la de la posible sobrenaturalidad del fenómeno) y de una decisión que se habría tomado, es decir el permiso para organizar peregrinajes oficiales a Medjugorje. En relación con los peregrinajes, a pesar de las prohibiciones, siempre se han llevado a cabo en los hechos y sería difícil imaginar que se le prohibiera a los fieles dirigirse a rezar a una parroquia. Medjugorje, además, es visitada por obispos y cardenales. La afirmación: «a partir de hoy las diócesis pueden organizar peregrinajes oficiales» haría pensar en una decisión ya tomada al respecto.

 

Pero en el Vaticano notan que el Papa Francisco «no ha dado recientemente ninguna instrucción sobre Medjugorje». Esto, evidentemente, no significa que no se oponga a los peregrinajes. Pero significa que, por el momento, no se han tomado decisiones ni se han dado nuevas instrucciones.

 

Como se sabe, el Pontífice ha expresado en varias ocasines su aprecio por el trabajo desempeñado por la comisión sobre Medjugorje que guió el cardenal Camillo Ruini, compuesta por cardenales, teólogos y expertos en mariología. La comisión concluyó con un parecer favorable al reconocimiento de la sobrenaturalidad de las primeras 7 presuntas apariciones (entre el 24 de junio y el 3 de julio de 1981), distinguiéndolas claramente de todo lo que sucedió después (y que continuaría). Además, la comisión subrayó la importancia de separar Medjugorje de la diócesis de Mostar, creando una nueva diócesis o un santuario que dependiera directamente de la Santa Sede.

 

El proceso de la discusión sobre las conclusiones de la comisión Ruini fue largo. No es ningún misterio que en la Congregación para la Doctrina de la Fe hubiera oposiciones al reconocimiento de la sobrenaturalidad del fenómeno. El Papa Francisco recibió los pareceres de los cardenales y obispos miembros del ex Santo Oficio y hay que esperar su decisión. Una decisión que, según Hoser, llegará dentro de poco.

 

El enfoque de Bergoglio sobre este y fenómenos parecidos siempre ha privilegiado la pastoral del acompañamiento de los fieles y peregrinos. El encargo de Hoser fue precisamente el de verificar y analizar este aspecto.


Deja un comentario

Fatima: hoy concluyen las celebraciones por el centenario de las apariciones.

Concluyó en Fátima el centenario de las apariciones de la Virgen
Viernes 13 Oct 2017 | 11:41 am

Fátima (Portugal) (AICA): El obispo de Leiria, monseñor Antonio Marto, presidió este viernes 13 de octubre en el santuario de Nuestra Señora de Fátima, la misa de clausura del centenario de las apariciones de Virgen María a los pastorcitos Lucía, Jacinta y Francisco en esa ciudad portuguesa. Miles de personas se concentraron en la explanada para recordar el “milagro del sol”, considerado el último de los hechos extraordinarios producidos en 1917.

El obispo de Leiria, monseñor Antonio Marto, presidió este viernes 13 de octubre en el santuario de Nuestra Señora de Fátima, la misa de clausura del centenario de las apariciones de Virgen María a los pastorcitos Lucía, Jacinta y Francisco en esa ciudad portuguesa.

El prelado destacó que el mayor desafío será mantener el contacto e interés espiritual del hombre, y pidió acudir a la oración ante los retos de la actualidad, entre los que enumeró el terrorismo y la amenaza nuclear, a la que estimó “tan aguda ahora como hace 50 años”.

Miles de personas se concentraron en la explanada del santuario para recordar el “milagro del sol”, considerado el último de los hechos extraordinarios producidos en 1917 en esa localidad portuguesa.

El Papa, las indulgencias y un tuit
El papa Francisco peregrinó a Fátima los días 12 y 13 de mayo, en el marco de un viaje apostólico que llevó por lema “Con María peregrino en la esperanza y la paz” y en el que el pontífice también llevó consuelo a los enfermos que acudieron al santuario.

Durante el año jubilar, que comenzó el 27 de noviembre de 2016, el pontífice concedió indulgencia plenaria a quienes peregrinaron al santuario, visitaron en el mundo ante una imagen de la Virgen de Fátima y a los ancianos y enfermos.

“En el centenario de las apariciones de la Virgen en Fátima, agradecemos a Dios las innumerables bendiciones concedidas por su mediación”, escribió Francisco en su cuenta en la red social Twitter.

La historia revelada
Los hermanos Jacinta y Francisco Marto, dos niños portugueses, junto con su prima Lucía Dos Santos vieron a la Virgen el 13 de mayo de 1917 en Cova da Iría, cerca del pueblo de Fátima, en el centro de Portugal.

La Virgen María apareció otras cinco veces a lo largo del año 1917 ante estos chicos pastores y les reveló tres “secretos” que tenían relación con la crisis de la fe cristiana y de la Iglesia en el siglo XX.

Los tres niños vieron sobre la cueva la imagen brillante de la Madre de Jesús, quien les ordenó que regresaran cada día 13 durante los seis meses posteriores.

Los denominados “secretos” de Fátima les fueron revelados durante las apariciones de la Virgen del 13 de junio, 13 de julio y 13 de octubre de 1917. El primero hablaba de la paz, el segundo sobre la conversión de Rusia y el tercero, que debía ser divulgado en 1960, fue guardado durante cuatro décadas más, hasta que lo reveló Juan Pablo II.

“Ustedes han visto el infierno donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlos, Dios desea establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón”, rezaba el primer secreto.

El segundo, revelado en 1942, decía que “la Primera Guerra mundial terminará pronto. Sin embargo -advertía-, si la humanidad no deja de ofender a Dios, otra guerra peor surgirá. Yo vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión de reparación de los primeros sábados”.

El tercer secreto alude al camino de los Papas –entre ellos el atentado que sufrió Juan Pablo II en 1981- y de la Iglesia y convoca a la penitencia.

Tanto Francisco como Jacinta murieron pocos años después, en 1919 y 1920 respectivamente, ambos aquejados de enfermedades pulmonares. Fueron beatificados el 13 de mayo de 2000, en una celebración eucarística que presidió Juan Pablo II en el santuario de Fátima.

En tanto Lucía ingresó, con el nombre de Lucía de Jesús, en 1946 al convento de clausura del Carmelo de Santa Teresa de Coimbra, donde murió en 13 de febrero de 2004 a los 97 años de edad.

El 13 de mayo de 2017, el papa Francisco declaró santos a Francisco y Jacinta Marto, los pastorcitos videntes de Fátima, al inicio de la multitudinaria misa que celebró en el santuario portugués.+