Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Angelus del Papa

2019.07.28 Angelus2019.07.28 Angelus  (Vatican Media )

Papa: novedad de oración cristiana: diálogo entre personas que se aman

En la oración del Ángelus, el Papa Francisco retoma el texto de Lucas 11,1-13 y muestra la fascinación de los discípulos porque Jesús no oraba como los otros maestros de la época, sino que su oración era un vínculo íntimo con el Padre

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

El Papa Francisco nos recuerda las circunstancias en las que Jesús enseña el Padre Nuestro a sus discípulos.  Ellos conocen y recitan las fórmulas de la tradición judía, sin embargo, observan que en Jesús la oración adquiere una dimensión y calidad nuevas.

La oración. Importancia en la vida del Maestro

“La oración es esencial en la vida del maestro”, afirma el Papa, e insiste: “estaban fascinados porque veían que no rezaba como los otros maestros de la época, sino que su oración era un vínculo íntimo con el Padre, hasta el punto de que deseaban participar en estos momentos de unión con Dios, para saborear plenamente su mansedumbre”.

“Señor, enséñanos a orar”

Ante la solicitud de los discípulos, el Papa Francisco afirma que: “Jesús no da una definición abstracta de la oración, ni enseña una técnica eficaz para orar y “obtener” algo. En cambio, invita a sus seguidores a experimentar la oración, poniéndolos directamente en comunicación con el Padre, despertando en ellos la nostalgia de una relación personal con él”.

 

El Papa insiste: “¡He aquí la novedad de la oración cristiana! Es un diálogo entre personas que se aman, un diálogo basado en la confianza, apoyado por la escucha y abierto al compromiso solidario” … “Por eso les entrega el Padre Nuestro”.

El Padre Nuestro: diálogo entre hijos y padre

En el Padre Nuestro, Jesús nos revela su misterio de Hijo y de hermano. En esta oración, recuerda el Papa, “Jesús nos hace penetrar en la paternidad de Dios y nos muestra el camino para entrar en un diálogo orante y directo con él, por el camino de la confianza filial”.

En el Padre Nuestro, insiste el Papa, “Lo que pedimos …  ya se ha cumplido y nos ha sido dado en el Hijo Unigénito: la santificación del Nombre, la venida del Reino, el don del pan, el perdón y la liberación del mal. Cuando pedimos, abrimos nuestras manos para recibir. La oración que el Señor nos ha enseñado es la síntesis de cada oración, y la dirigimos al Padre siempre en comunión con nuestros hermanos y hermanas”.

Sentir la paternidad de Dios

El Papa subraya la actitud de perseverar de manera insistente en la oración: Dice: “Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá” (v. 9). En particular, debemos recordar estas palabras de Jesús cuando perdemos la confianza o el deseo de orar. Estamos llamados a orar incesantemente, sin cansarnos”.

Ángelus con el Papa

28 julio 2019, 11:55


Deja un comentario

El Angelus del Papa el día de su cumpleaños.

Saludo a los niños y llamamiento del Papa por religiosas secuestradas

Tras el rezo mariano del Ángelus el Romano Pontífice se unió al llamamiento de los Obispos nigerianos para la liberación de las religosas secuestradas hace un mes, y dirigió un tierno saludo a los pequeños niños convocados para la tradicional bendición de los “Bambinelli”

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

Al inciar sus saludos, tras el rezo a la Madre de Dios, el Papa Francisco se vio interrumpido por los fieles que alegremente le cantaron el Cumpleaños Feliz, a lo que el Pontífice respondió conmovido con un “¡gracias, muchas gracias!”

En sus primeras palabras el Santo Padre se unió al llamamiento de los Obispos de Nigeria y pidió por la liberación de las seis Hermanas del Corazón Eucarístico de Cristo, secuestradas de su convento en Iguoriakhi. Expresó que reza por ellas y por todas las personas que están en esa dolorosa condición:

“Me uno de corazón al llamamiento de los Obispos de Nigeria para la liberación de las seis Hermanas del Corazón Eucarístico de Cristo, secuestradas hace aproximadamente un mes de su convento en Iguoriakhi. Rezo con insistencia por ellas y por todas las otras personas que se encuentran en esta dolorosa condición: que puedan, en ocasión de la Navidad, regresar finalmente a sus hogares. Recemos por ellas: Dios te salve María… ”

Como es habitual, también dirigió su saludo a los peregrinos, familias, grupos parroquiales y asociaciones presentes en la plaza, provenientes de Italia y de muchas partes del mundo, con un saludo especial para el grupo “Lobitos” de Portugal y el de peregrinos bolivianos, mencionando luego a los fieles de Salamanca y de Pernumia (Padua).

 

Asimismo en este 17 de diciembre, en el tercer Domingo de Adviento, domingo de la alegría,  – que este año coincide con octogésimo primer cumpleaños del Pontífice – como de tradición se congregaron miles de niños de los oratorios romanos para la bendición de los “Bambinelli”, las estatuillas del “Niño Jesús” que luego los pequeños llevarán a sus hogares para esperar el Nacimiento de nuestro Salvador.

Una tradición que inició en los años noventa, y que este año lleva por lema “Hay un lugar para ti”, para recordarnos que no estamos solos, que somos una comunidad que se prepara para acoger a Jesús en nuestras casas, en nuestros oratorios y en nuestros corazones:

“ Y ahora saludo con afecto a los niños que vinieron para la bendición de los “Bambinelli”, organizada por el Centro Oratorios Romanos. Pero, ¡es bello! Es bello que pueda leer desde aquí: el Oratorio es precisamente para cada uno de nosotros, siempre hay un lugar para tí, dice el cartel; ¡siempre hay un lugar para ti! ”

Si quitamos a Jesús, ¿qué queda de la Navidad? 

“Cuando rezarán en casa, – prosiguió Francisco – ante el pesebre con sus familiares, déjense atraer por la ternura del Niño Jesús, nacido pobre y frágil en medio de nosotros, para darnos su amor. Ésta es la verdadera Navidad. Si quitamos a Jesús, ¿qué queda de la Navidad? Una fiesta vacía. No quitar a Jesús de la Navidad: Jesús es el centro de la Navidad, ¡Jesús es la verdadera Navidad! ¿Entendido?”

En las últimas palabras pronunciadas desde la ventana del Palacio Apostólico en el domingo Gaudete, el Romano Pontífice deseó a todos un buen camino hacia la Navidad de Jesús: “Por favor, – concluyó – no olviden rezar por mí. Buen almuerzo y hasta pronto”.

Servicio con voz del Papa