Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Perú: el caso Fujimori. Nota de HRW contra su liberación.

Perú: Presidente debe observar proyecto de ley diseñado para garantizar la libertad de Fujimori

La propuesta atenta contra los derechos de las víctimas

Imprimir

Anuncios


Deja un comentario

Irán; condenado a muerte por un delito cometido a los 15 años. AMN:INT:

SALVA LA VIDA DEL JOVEN MOHAMMAD REZA

Retrato de Mohammad Reza Haddadi

Fue condenado a muerte en Irán tras un juicio injusto por un delito cometido cuando tenía solo 15 años.

Mohammad Reza Haddadi lleva casi 14 años en espera de ejecución tras ser condenado a la pena capital por un delito cometido cuando solo era un niño de 15 años. Mohammad ha pasado gran parte de su juventud en una situación de terrible ansiedad y constante trauma por su ejecución inminente.

La situación en que se encuentra Mohammad ademas de ser absolutamente intolerable es ilegal. Irán ha ratificado el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención sobre los Derechos de la Infancia que prohíben estrictamente el uso de la pena de muerte para delitos cometidos por menores de 18 de edad.

La situación de clara violación de los derechos humanos en la que se encuentra Mohammad la sufren al menos otras 84 personas que se enfrentan a la pena de muerte en Irán por delitos cometidos cuando eran menores.

¡Acaba con semejante atrocidad! 

EXIGE que Irán conmute de la pena de muerte de Mohammad Reza Haddadi y la de todos los condenados a la pena capital en Irán por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años.

¡Firma!


Deja un comentario

Nicaragua; la represión causa graves violaciones de derechos humanos.

Nicaragua: Las autoridades intensifican la represión y cometen graves violaciones de derechos humanos durante la ‘Operación Limpieza’

Manifestación en Nicaragua contra el gobierno // REUTERS/Oswaldo Rivas

Madrid/Managua.- “Desde principios de junio, el gobierno del presidente Daniel Ortega intensificó su estrategia para la represión en una operación conocida como Operación Limpieza, dirigida contra las personas que protestaban, llevando a cabo detenciones arbitrarias, tortura y el uso generalizado e indiscriminado de fuerza letal por parte de la policía y fuerzas parapoliciales fuertemente armadas”, ha manifestado hoy Amnistía Internacional en un nuevo informe.

Publicado seis meses después de que empezara una oleada de represión como respuesta a las protestas públicas por las reformas de la seguridad social, Sembrando el terror: De la letalidad a la persecución en Nicaragua documenta posibles violaciones graves de derechos humanos y crímenes de derecho internacional que cometieron las autoridades de Nicaragua entre el 30 de mayo y el 18 de septiembre.

“El presidente Ortega no sólo desplegó a la policía para detener arbitrariamente y torturar a manifestantes, sino que también usó a grupos parapoliciales fuertemente armados para matar, herir e intimidar a quienes tenían la valentía de luchar contra su estrategia represiva”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

“Las autoridades nicaragüenses deben desmantelar y desarmar inmediatamente a todas las fuerzas parapoliciales y garantizar que la policía sólo use la fuerza cuando sea legítima, proporcional y necesaria durante las manifestaciones, en su caso. En lugar de criminalizar a quienes protestan calificándolos de ‘terroristas’ y de ‘golpistas’, el presidente Ortega debe garantizar los derechos de las personas a la reunión pacífica y a la libertad de expresión”.

Tras el primer informe de Amnistía Internacional sobre la crisis de finales de mayo, la nueva investigación documenta que el gobierno mantuvo e intensificó su estrategia deliberadamente letal para la represión, con la intención de detener las protestas y castigar a quienes participaban en ellas. El presidente Ortega y la vicepresidenta Murillo han dirigido esta estrategia, demonizando a menudo a quienes protestan para justificar la represión violenta y negando cualquier violación de derechos humanos.

A 18 de septiembre, al menos 322 personas habían perdido la vida, en su mayoría a manos de agentes estatales, y más de 2.000 habían resultado heridas. Entre las personas fallecidas 22 eran policías. Según informes, a 18 de agosto las autoridades nicaragüenses habían presentado cargos contra al menos 300 personas por participar en las protestas. Sin embargo, Amnistía Internacional no tuvo conocimiento de ninguna persona procesada o detenida por violaciones de derechos humanos o de crímenes de derecho internacional, como tortura y ejecuciones extrajudiciales.

Grupos parapoliciales armados con armas de guerra
Las autoridades estatales han hecho un uso cada vez más generalizado de grupos parapoliciales armados con armas de uso militar, que trabajan a menudo conjuntamente con la policía, para disuadir de las protestas, aterrorizar a la población y destruir las barricadas levantadas por manifestantes. En el asedio a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua en Managua, el 13 de julio, por ejemplo, grupos parapoliciales fuertemente armados atacaron indiscriminadamente a los y las estudiantes que se resguardaban en el campus, mataron a dos e hirieron al menos a 16, mientras la policía bloqueaba las salidas dejando atrapadas a más de 200 personas en el interior.

Amnistía Internacional ha documentado a policías y grupos parapoliciales armados con fusiles tipo AK; fusiles de francotirador Dragunov, Remington M24 y FN SPR; ametralladoras RPK y PKM, e incluso lanzagranadas portátiles PG-7. El uso de algunas de estas armas de guerra está prohibido en labores de seguridad pública.

Aunque algunas de las personas que protestaban usaron morteros de fabricación casera y, según informes, una minoría recurrió al uso de armas de fuego como escopetas y fusiles, esto no justifica que las autoridades usaran —de forma generalizada, desproporcionada y en su mayor parte indiscriminada— medios letales contra todas las personas que protestaban. En su lugar, las autoridades debieron haber respondido con la mínima fuerza necesaria para restablecer la seguridad pública.

El informe documenta seis posibles ejecuciones extrajudiciales, que constituyen delitos de derecho internacional. Una de ellas fue la de Leyting Chavarría, de 16 años, que recibió un disparo en el pecho cuando la policía y grupos parapoliciales atacaron unas barricadas en la ciudad de Jinotega. Según testigos, un policía antidisturbios mató a Chavarría, que sólo llevaba una honda o tirachinas.
La policía antidisturbios también mató presuntamente a Faber López, uno de sus propios agentes. Aunque el gobierno culpó de su muerte a unos “terroristas”, su familia dijo que el cadáver no tenía heridas de bala, pero sí mostraba señales de tortura. La víspera de su muerte, López había llamado a su familia para decir que iba a renunciar y que si no contactaba con ellos al día siguiente sería porque sus colegas lo habían matado.

Tortura y detenciones arbitrarias
El informe también destaca siete casos de probable detención arbitraria, así como violaciones del debido proceso, que fueron parte de la estrategia del gobierno para disolver el movimiento de protesta. También revela que las autoridades emplearon la tortura para castigar a quienes protestaban, fabricar pruebas y obtener información sobre la organización y el liderazgo de quienes se manifestaban.

Amnistía Internacional documenta al menos 12 casos de posibles torturas, incluido uno de tortura sexual de una mujer joven en un centro de detención oficial. En varios casos, las víctimas tenían aún lesiones físicas cuando fueron entrevistadas, más de un mes después de haber sido torturadas.

Un número cada vez mayor de víctimas de violaciones de derechos humanos ha decidido no presentar denuncia ante las autoridades nicaragüenses por temor a las represalias. En lugar de realizar investigaciones puntuales, imparciales y exhaustivas sobre las violaciones de derechos humanos, las autoridades han acosado y amenazado a menudo a las víctimas y a sus familias.

Desplazamiento interno y migración forzada
La crisis ha causado el desplazamiento interno y la migración forzada de miles de personas. El 31 de julio, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció que casi 8.000 personas procedentes de Nicaragua habían pedido asilo en Costa Rica, mientras que otras 15.000 tenían cita para solicitar asilo en las siguientes semanas.

“Con la adopción de estrategias cada vez más despiadadas y sofisticadas para reprimir a su propio pueblo, el presidente Ortega ha empeorado la peor crisis de derechos humanos de Nicaragua en décadas, obligando a miles de personas a abandonar su hogar y buscar seguridad en otras partes del país o en la vecina Costa Rica. El gobierno de Ortega debe poner fin de inmediato a la violenta represión”, concluyó Erika Guevara Rosas.

El informe se basa en sendas visitas de investigación a Nicaragua y Costa Rica realizadas en julio y septiembre, respectivamente, en las que Amnistía Internacional hizo 115 entrevistas y documentó 25 casos de violaciones de derechos humanos. Además, un equipo de personas expertas examinó más de 80 piezas de material audiovisual y fotográfico para proporcionar un análisis contextual al informe.

Información adicional:


Deja un comentario

La trágica situación de Gaza requiere una inmediata intervención de la ONU

La gravedad de la situación en Gaza requiere medidas inmediatas y decisivas para evitar un resultado terrible

ONU/Rick Bajornas
Nickolay Mladenov, coordinador especial de la ONU para el Proceso de Paz en Medio Oriente, informa al Consejo de Seguridad.

18 Octubre 2018

La Franja de Gaza se encuentra al borde de otro conflicto devastador, la mitad de la población sufre pobreza extrema y la presión se acumula. No hay más tiempo para palabras, es el momento de actuar o las consecuencias serán terribles para todos, advirtió este jueves el coordinador de la ONU para el Proceso de Paz en Medio Oriente.

Nickolay Mladenov describió ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el desolador panorama en ese territorio palestino, donde las tensiones y los enfrentamientos violentos han aumentado durante los últimos días.

“Esto debe preocuparnos a todos. La gravedad de la situación requiere que tomemos medidas decisivas”, apuntó.

Mladenov afirmó que los recientes lanzamientos de cohetes desde Gaza constituyen una provocación para empujar a Israel y Gaza a otro conflicto sangriento.

“Es nuestra responsabilidad hacer todo lo posible para evitarlo… No hay más tiempo para palabras, es el momento de actuar…. De lo contario, las consecuencias serán terribles para todos”, agregó.

Esfuerzos de estabilización

El diplomático informó al Consejo sobre los esfuerzos lideraros por la ONU y Egipto para estabilizar la situación y evitar una escalada de violencia en Gaza e informó que esta labor también busca regresar al control de la Franja al Gobierno de la Autoridad Palestina.

Habló también de la rápida respuesta internacional para evitar el cierre de la Agencia de la ONU para los RefugiadosPalestinos (UNRWA) cuando Estados Unidos le retiró los fondos, aunque alertó de un déficit importante y subrayó la importancia de obtener esos recursos.

Mladenov consideró que dejar de asistir a Gaza, permitir otro conflicto o limitar más los accesos empeoraría las divisiones con las catastróficas consecuencias humanitarias y políticas que esto implicaría para la causa nacional de Palestina.

En este sentido, llamó a todos los miembros del Consejo de Seguridad y a todos los amigos de Israel y Palestina a evitar un enfrentamiento y a garantizar que las partes respeten el alto el fuego acordado en 2014.

Alivio temporal

No obstante, indicó que estas medidas brindarían solo brindarían un alivio temporal y evitarían una guerra pero que no solucionarían el fondo del conflicto.

Esa solución, explicó, implica la unificación de los palestinos bajo una autoridad nacional democrática y abordar el conflicto desde todos los ángulos.

Poner fin a la ocupación y concretar el plan de dos Estados basado en las resoluciones de la ONU, con Gaza como parte integral”, aseveró.

Finalmente, Mladenov recalcó que todos los palestinos, vivan en Cisjordania, Jerusalén Oriental, Gaza o sean refugiados en la región, merecen soluciones justas y sostenibles.

“Merecen la oportunidad de restablecer su dignidad y construir un mejor futuro para ellos y sus familias. Merecen ser dueños de su destino, ser gobernados por instituciones electas democráticamente, tener un Estado propio que viva en paz y seguridad con Israel, sin muros de ocupación, sin miedo a represalias o desplazamientos, y sin temor de pasarse toda la vida luchando sin que haya un fin a la vista”, concluyó el enviado.


Deja un comentario

ONU: contra el secuestro de personas en Sudán del sur.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos pide liberar a cientos de civiles secuestrados en Sudán del Sur

UNMISS
Desplazadosen Ecuatoria Occidental, Sudán del Sur.

18 Octubre 2018

Unos 900 civiles, en su mayoría mujeres, fueron secuestrados por las fuerzas de oposición de Sudán del Sur, que habrían cometido crímenes de guerra, entre abril y agosto de este año en la región de Ecuatoria Occidental. La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos urgió a una liberación inmediata de esas personas, entre las que se cuentan más de cien niños.

Un informe publicado este jueves por la Oficina de Derechos Humanos y la Misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS) documentó los raptos y destacó que hasta la fecha se ignora la suerte o el paradero de esas personas, además de reportar el desplazamiento de 24.000 más durante los ataques de los rebeldes y la respuesta del Ejército sursudanés, que no distinguió a los civiles de los combatientes.

Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos, instó a liberar inmediatamente a los secuestrados, empezando por los niños.

“Además, como parte de la revitalización del proceso de paz, es esencial que el Gobierno de Sudán del Sur lleve a rendir cuentas a los responsables de los abusos y violaciones detallados en el informe”, apuntó Bachelet en un comunicado.

Atrocidades y crímenes de guerra

Entre las atrocidades descritas por víctimas y testigos, el informe menciona que las mujeres y niñas secuestradas, algunas de apenas 12 años, fueron obligadas a desfilar para que los comandantes eligieran a algunas como “esposas” y dejar al resto a disposición de las tropas, que las violaron en múltiples ocasiones.

Los niños, por su parte, fueron forzados a combatir o se les utilizó para cargar las pertenencias de los combatientes.

La violencia se desató en abril, antes de la firma en agosto de un nuevo acuerdo de paz entre el presidente del país, Salva Kiir, y su ex presidente, Riek Machar, respaldado por el Ejército Popular de Liberación de Sudán en Oposición.

Según el informe, los ataques afectaron a 28 localidades, un asentamiento de desplazados y un campamento de refugiados.

Durante esas agresiones, las víctimas fueron objeto de una serie de abusos que podrían constituir crímenes de guerra, afirma el documento.

El jefe de la UNMISS, David Shearer, deploró los acontecimientos, ocurridos mientras las partes negociaban para lograr la paz y la reconciliación.

Shearer recordó que se ha firmado un nuevo acuerdo de paz que compromete a las partes a garantizar que no se cometan más atrocidades en el futuro y afirmó que la UNMISS vigilará cuidadosamente que así sea.


Deja un comentario

Sínodo; habrá una carta dirigida a los jóvenes de todo el mundo

15ª Congregación General del Sínodo de los Obispos 15ª Congregación General del Sínodo de los Obispos  

Sínodo: cuidar la Creación, “Casa común” para las generaciones futuras

“Elegir”, el tema de la tercera parte del Instrumentum laboris, ha sido el hilo conductor de la 15ª Congregación General del Sínodo de los Obispos sobre los Jóvenes, la tarde de este miércoles 17 de octubre. En ella se dio espacio también para numerosos Auditores. 250 Padres Sinodales presentes en el Aula.

Isabella Piro – Ciudad del Vaticano

Que la Iglesia sea un heraldo en el campo de la ecología, porque hay que hacer más para dejar intacta una “Casa común” para las jóvenes generaciones: este es el punto de partida del Aula del Sínodo la tarde de este 17 de octubre. El sueño de muchos jóvenes – añade un Auditor – es el de una Iglesia profética en el campo de la ecología y de la economía: no se puede ignorar el grito de la tierra y el de los pobres. La falta de respeto por el medio ambiente genera nueva pobreza, de ahí el llamado a cambiar los sistemas económicos a través de un cuidadoso monitoreo del consumo, la inversión y la información. Porque lo que las comunidades cristianas, los institutos de vida consagrada, las asociaciones y los movimientos eclesiales administran – se afirma – no es su propiedad, sino que está al servicio de los pobres. Los Padres Sinodales también señalan que la explotación de la tierra por parte de las multinacionales tiene consecuencias catastróficas en los ecosistemas locales, obligando a la gente a emigrar.

El trabajo fomente espacio a la creatividad de los jóvenes

El análisis del tema del trabajo también es central: hoy, se dice en la Asamblea, se considera principalmente una fuente de ingresos. Pero este enfoque puramente económico se desliza hacia el reduccionismo, porque priva al trabajo de su dimensión humana y socava su creatividad. Los jóvenes, en cambio, sueñan con una profesión que corresponda a sus aptitudes, porque sólo así se sentirán realizados. De ahí la llamada del Sínodo a la importancia de las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia.

Ayudar a los jóvenes a frecuentar la Biblia

Luego está el tema del protagonismo juvenil y sus dificultades, incluido el clericalismo. Los Obispos reconocen algunas carencias del clero, pero al mismo tiempo animan a los laicos a ser más proactivos en la vida eclesial. Los Padres dicen que, “hay que buscar el verdadero protagonismo, es decir, el que se inspira no en la propia persona, sino en Cristo y en los santos. La vocación a la santidad es, en efecto, universal: da sentido a la acción de la Iglesia y de la vida cristiana, representando su rostro más bello. Además, entre los santos hay actualmente unos 160 jóvenes, amigos apasionados por Jesús Crucificado, mientras que para otros tantos la causa de canonización ya está en marcha”.

La credibilidad de la Iglesia esta juego

“Ayudemos a los jóvenes a leer la Biblia”, repiten los Obispos, porque custodia las respuestas a las muchas preguntas de los jóvenes. La pastoral juvenil, por tanto, debe tener dos objetivos claros: el encuentro de los jóvenes con Cristo y la escucha de la juventud, para que se sientan “interconectados” en la vida eclesial. De la Iglesia los jóvenes esperan, en efecto, credibilidad, es decir, concordancia entre acción y doctrina, porque no sirve de nada pedir perdón, si luego no siguen gestos y actitudes concretas. Y para ser creíbles – dice el Sínodo – necesitamos abordar cuestiones cruciales como el abuso, para que la culpa pueda ser admitida y las estructuras renovadas.

Opción por y con los jóvenes

Luego, el mundo digital: los Obispos sugieren, por ejemplo, que las generaciones más jóvenes participen en la elaboración de normas éticas para las páginas web católicas, o que se reflexione sobre las posibilidades que ofrecen las redes sociales en el campo del diálogo interreligioso. La Iglesia necesita audacia, continúan los Pastores, incluso para desafiar al mundo en temas críticos como el comercio de armas, y para hablar claramente a los líderes internacionales, de modo que ya no pongan en peligro el futuro de los jóvenes. Apoyar siempre a los jóvenes, por tanto –como ha sugerido el Sínodo – también económicamente, intentando pasar de “la opción por los jóvenes” a “la opción con los jóvenes”, porque esto significa implicarlos plenamente en la vida eclesial y ser conscientes de que no representan un problema, sino que son parte de la solución. Se necesita humildad, afirman los Padres Sinodales: los jóvenes deben ser respetados, escuchados, acompañados en su camino, sin “domarlos” ni apagar la pasión que los distingue.

Renovación de la catequesis y relanzamiento de las escuelas católicas

Por lo tanto, el Sínodo reflexiona sobre la catequesis y la necesidad de renovarla, sobre todo ante la proliferación de las sectas, especialmente en algunos países africanos. De ahí la sugerencia de relanzar la evangelización de manera concreta, implicando directamente a los jóvenes y utilizando un lenguaje adecuado que sepa profundizar la fe. La reflexión sobre los jóvenes que viven en las “periferias de la sociedad”, verdaderos territorios de misión en los que la Iglesia puede y debe llevar la evangelización y la formación, es también central. La educación no debe ser un privilegio, sino un derecho. Por eso, el Sínodo recuerda la importancia de las escuelas católicas, lugar de encuentros profundos y formativos: las escuelas y universidades católicas no enseñan, sino que hacen experimentar la caridad, el servicio y la justicia, convirtiéndose así en verdaderas experiencias de vida y de fe. El Aula Sinodal no olvida la tragedia de los jóvenes drogadictos: la Iglesia es la única institución que puede pronunciar una palabra profética en este ámbito, afirman los Padres Sinodales, reafirmando la necesidad de luchar contra una “cultura de muerte” rampante.

Las JMJ, un tiempo de encuentro y diálogo

La mirada del Sínodo se dirige también a las Jornadas de la Juventud, un momento de encuentro, pero también de diálogo interreligioso entre los jóvenes, a veces de credos diferentes. Tales Días – dice un Auditor – son el ejemplo de una Iglesia saliente y representan el espacio adecuado para la renovación y el sueño, porque no es el sueño lo que ayuda a vivir, sino que es el vivir lo que debe ayudar a soñar. En las intervenciones de los auditores vuelve el tema de la necesidad de valorizar a las mujeres en la vida eclesial, así como el de una Iglesia “generativa” que se hace con jóvenes evangelizadores – corresponsables, implicados y no convocados – de sus pares. Una Iglesia plural, en definitiva, que apuesta contra todo tipo de personalismo, obstáculo al diálogo.

Comisión para redactar la Carta del Sínodo a los jóvenes

Por último, a petición de varios participantes en el Sínodo, se creó una Comisión para redactar una Carta de la Asamblea a los jóvenes de todo el mundo. La Comisión está formada por cinco Padres Sinodales (Card. Dieudonné Nzapalainga, Arzobispo de Bangui, República Centroafricana; Emmanuel Gobbillard, Obispo Auxiliar de Lyon, Francia; Anthony Colin Fisher, Arzobispo de Sydney, Australia; Mons. Eduardo Horacio García, Obispo de San Justo, Argentina; dos jóvenes Auditores (Briana Regina Santiago, de las Apóstoles de la Vida Interior de los Estados Unidos de América, y Anastasia Indrawan, miembro de la Comisión de la Juventud de la Conferencia Episcopal de Indonesia); un experto (P. Michele Falabretti, jefe del Servicio Nacional de Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Italiana) y el invitado especial Frère Alois, prior de la Comunidad Ecuménica de Taizé. Tan pronto como esté listo, se presentará a la Asamblea el borrador de la Carta.


Deja un comentario

Sínodo; hacia las conclusiones

2018.10.17 briefing sinodo jovenes2018.10.17 briefing sinodo jovenes 

Informe diario: la importancia de la mujer en el sínodo

En el informe de este día, el Prefecto del Dicasterio para la Comunicación, Paolo Ruffini dijo que a partir de hoy comienzan las reuniones de los círculos menores sobre la tercera parte de la Instrumentum Laboris, para preparar las relaciones que éstas a su vez serán presentadas en el aula este sábado por la mañana

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

La próxima semana se presentará el proyecto y el documento final para ser discutido y definido basándose en las observaciones recogidas y por último a la votación final del mismo. Además en base a la decisión de ayer, de algunos padres sinodales y que cuenta con el apoyo del Papa, para hacer una carta y dirigirla a los jóvenes del mundo.

Al respecto, según el Prefecto, se ha instituido una Comisión para la composición del texto, y que será presentada a la asamblea. Los miembros de esta comisión serán los padres sinodales uno de cada continente, de la América Latina, el padre sinodal Mons. Eduardo Horacio García, obispo de San Justo, Argentina, también hacen parte de la comisión dos auditores jóvenes una de los EEUU y otra de Indonesia, como enviado especial la Comisión cuenta con la participación de fray Alois Prior de la Comunidad ecuménica de Taizé y como experto al responsable del servicio Nacional para la Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Italiana, reverendo Michele Falabretti.

Los trabajos de ayer por la tarde

 

Sobre los trabajos de ayer por la tarde y esta mañana, Ruffini dijo que ayer intervinieron nueve oradores, 15 auditores y 13 intervenciones libres. Esta mañana 15 padres sinodales, 8 auditores, un delegado fraterno, o sea su eminencia IIarion Patriarca de Moscú. Entre los pensamientos y reflexiones personales que surgieron cabe destacar el riesgo de un inadecuado protagonismo ya sea de los laicos, así como de los ministros pertenecientes a la Iglesia y la necesidad de discernir para alcanzar el verdadero protagonismo, el que imita a Cristo testimoniado por los Santos incluso en nuestros tiempos.

Se analizó el hecho que muchos jóvenes son muy maduros más que los adultos, que pueden ser arrogantes, corruptos. Citando la Instrumentum Laboris, se dijo que la Santidad es la cifra sintética practicante de la vida cristiana, es el rostro bello de la Iglesia. Se habló de la importancia de la lectura de la Biblia por parte de los jóvenes y en la manera en que puedan descubrir la Biblia y se apasionen de su lectura. Que su lectura sea una oración en su recorrido de discernimiento. Se habló de la importancia de la vida comunitaria en el acompañamiento del recorrido personal de cada uno. Ejemplo de ello es ayuno que en el mundo occidental ha sido eliminado casi en su totalidad. Hay que hacer de todo, dijo el prefecto, para no alejar a nadie y no juzgar ni condenar y al mismo tiempo no esconder nada de Jesús.

El papel de la mujer en el sínodo

Paolo Ruffini dijo también que se habló del papel de la mujer, dando como ejemplo el modelo de la Virgen María. Se propuso de instituir un concilio pontifical de los jóvenes cuyo presidente pueda ser una mujer.

En el informe de hoy estaban con el Prefecto, Mons. Matteo Maria Zuppi, Arzobispo de Bolonia, Italia, el padre Alexandre Awi Mello, secretario del Dicasterio para los Laicos, Familia y vida, y la religiosa Alessandra Smerilli, Docente de Economía en la Facultad Pontificia de Ciencias de la Educación Auxilium, así como miembro del Comité científico y organizador de las semanas sociales de los católicos organizada por la Conferencia Episcopal Italiana.

La religiosa salesiana Smerilli, habló de su intervención donde habló sobre la economía, y la atención de la Casa común. Su sueño es que la Iglesia sea profética, y que a nivel económico sea vivida con transparencia. Economía y ecología dijo, tienen las mismas raíces. Y la encíclica Laudato sí nos hace notar, como no se puede escuchar el grito de los pobres, y de los jóvenes entre los pobres sin escuchar el grito de la tierra. Y para escuchar ese grito es necesario una conversión.

Puentes de paz en el informe

Mons. Matteo Maria Zuppi, Arzobispo de Bolonia, Italia, donde se estaba llevando a cabo la iniciativa de la Comunidad san Egidio, Puentes de paz.  Se habló allí de la migración, del diálogo interreligioso que toca a los jóvenes, en manera más directa.  El prelado habla también que la Iglesia quiere hablar con todos sin excluir a nadie y es la actitud que sugiere el Papa.

En el informe de este jueves, habló también el presidente de la Conferencia Episcopal de Etiopía, cardenal Berhaneyesus Demerew Souraphiel, y president de la Iglesia Etiope. El purpurado etíope habló de los problemas que aquejan el continente africano. Tráfico de armas en los países que están en conflicto, este es uno de los temas que afronta la Santa sede en las sesiones de la ONU.  El purpurado habló de la difícil situación de los niños soldado.

Todos estos conflictos, unidos a la difícil situación económica, provocan que haya mucha migración de jóvenes dentro del continente africano huyendo de estas realidades. La situación del migrante de hoy día, dijo, es diferente de los migrantes europeos de algunas décadas, que eran acogidos, hoy día es difícil, que reciban a veces hasta un vaso de agua.

Actualmente Etiopía es un país que cuenta con un millón de refugiados, casi todos venidos de Uganda. El purpurado se lamentó de ver que algunos países europeos cierran sus puertas a los migrantes, cuyo único pecado es huir de la pobreza y conflictos que viven en sus países de origen. Esto provoca pensar donde están los valores europeos, y esta interrogante se ha debatido en el sínodo. El cardenal de Westminster, Vincent Nichols dijo esta mañana que hay en el mundo 40 millones de esclavos, y los jóvenes son los primeros que sufren estas consecuencias.  Y estos esclavos se encuentran en todo el mundo, el occidente y el oriente.

Por último, habló el secretario del Dicasterio Laicos Familia y Vida. Y dijo que es tan importante el proceso del sínodo cuanto el documento final, puesto que en todo este tiempo ha habido un fuerte trabajo en equipo, la Iglesia con los jóvenes.  La Iglesia ha aprendido a entender a los jóvenes a comprenderlos.