Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor

San Ignacio de Loyola por J.A. Pagola

Deja un comentario

 

 

 

 

 

San Ignacio de Loyola (B)

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Lucas 9,18-26.

Lectura del santo evangelio según san Lucas 9,18-26

Una vez que Jesús estaba orando solo, en presencia de sus discípulos, les preguntó:

– ¿Quién dice la gente que soy yo?

Ellos contestaron:

– Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.

Él les preguntó:

– Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

Pedro tomó la palabra y dijo:

– El Mesías de Dios.

Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie.

Y añadió:

– El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día.

Y, dirigiéndose a todos, dijo:

– El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará. ¿ De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o se perjudica a sí mismo? Porque quien se avergüence de mí y de mis palabras, se ése se avergonzará el Hijo del Hombre, cuando venga en su gloria, en la de su Padre y en la de los santos ángeles.

Palabra de Dios

HOMILIA

MUDANZA DE ALMA

Si alguno quiere venir en pos de mí.

Desgraciadamente son muchos los vascos que lo ignoran casi todo sobre Ignacio de Loyola, el hombre más grande y universal de cuantos han nacido en nuestra tierra.

Y sin embargo, cuánto bien nos haría también hoy acercarnos a beber de sus fuentes. Así pensaba yo al releer estos días ese precioso libro “Ignacio de Loyola, solo y a pie” con el que nos regalaba hace dos años J.I. Tellechea Idígoras.

Páginas escritas con verdadera devoción en las que el lector encuentra «sabiduría cristiana” a raudales.

Sólo quiero recordar aquí esa “mudanza de alma» que vive Ignacio a partir de su obligada convalecencia en el castillo de Loyola.

Los biógrafos nos dicen que Ignacio “se paraba a pensar”. No es fácil detenerse cuando uno vive agitado y disperso, soñando con mil planes y proyectos. Pero es el primer paso. Y paso absolutamente necesario para quien desea reencontrarse consigo mismo y con Dios.

Como dice Tellechea, “las heridas solas no convierten”. Ignacio se detiene “a razonar consigo mismo”. Hace un profundo balance de su vida. Se escucha a sí mismo con sinceridad.

Dentro de su alma dos espíritus “contrarios entre sí” se agitan y tiran de él. Siente el vacío de su vida y se reconoce pecador, pero siente también el atractivo del placer y la gloria.

Dios y él. El bien y el mal. Sus sueños de siempre y ese nuevo camino de obediencia y fidelidad a Dios. “De unos pensamientos quedaba triste, y de otros alegre”.

Ignacio vencerá su división interior buscando la fuerza misma de Dios, “no mirando más circunstancias que prometerse así con la gracia de Dios de hacerlo, como ellos (los santos) lo habían hecho”.

Una profunda transformación comienza a gestarse en Ignacio. Más adelante, a orillas del Cardoner, no lejos de Manresa, se siente un hombre nuevo. “Le parecían todas las cosas nuevas.., le parecía como si fuese otro hombre”. “Comenzó a ver con otros ojos todas las cosas”.

Ignacio fue, sin duda, el primer ejercitante y la experiencia de su propia conversión será el alma de sus “Ejercicios Espirituales”.

No son muchos los que se retiran hoy a hacer ejercicios espirituales. Sin embargo, pocas cosas más saludables puede haber para un hombre que dedicar unos días a encontrarse sinceramente consigo mismo y con Dios.

José Antonio Pagola

Autor: loiolaxxi

periodista, jesuita, bloguero, profesor, jubilado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.