Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Inadmisible la separación de los niños migrantes o refugiados respecto a sus padres

Los niños migrantes y refugiados deberían estar con sus padres

UNICEF/Ojeda.
Migrante hondureña con sus hermanos en ruta hacia Estados Unidos.

20 Junio 2018

Los líderes de las Naciones Unidas han expresado en los últimos días su profunda preocupación por el sufrimiento de los niños migrantes y refugiados. En las últimas semanas, se estima que cerca de 2000 niños se han visto forzados a separarse de sus familias en la frontera entre Estados Unidos y México. Este miércoles, 20 de junio, se conmemora el Día Mundial de los Refugiados.

En los últimos días, varios representantes de las Naciones Unidas han indicado que los niños refugiados no deberían ser separados de sus padres.

“La gente no pierde sus derechos humanos por cruzar una frontera sin visado. Me parece deplorable que tantos países hayan adoptado políticas para hacerse lo más inhóspitos posible, incrementando el sufrimiento de muchos de los que ya son vulnerables”, dijo el lunes el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Zeid Ra’ad Al Hussein expresó su gran preocupación por las políticas migratorias adoptadas en Estados Unidos y consideró “inadmisible” que un Estado intente disuadir a los padres de entrar indocumentados al país “cometiendo este abuso contra los niños” e instó a Estados Unidos “a poner fin inmediatamente a esta práctica”.

Por su parte, el Secretario General, António Guterres, sin citar a Estados Unidos, comentó, a través de su portavoz, que como principio “los refugiados y los migrantes deberían ser tratados siempre con respecto y dignidad. No se puede traumatizar a los niños separándolos de sus padres.

También la directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Henrieta Fore, ha explicado que “detener a los niños y separarlos de sus familias afectan al desarrollo infantil a largo plazo”.

Como cada 20 de junio, este miércoles se conmemora el Día Mundial de los Refugiados y el Secretario General, António Guterres, ha dejado un mensaje en el que ha destacado que le preocupa “que cada vez haya más refugiados desprovistos de la protección que necesitan y a la que tienen derecho. Debemos restablecer la integridad del régimen internacional de protección. En el mundo actual, ninguna comunidad o países que ofrezca refugio seguro a las personas que huyen de la guerra o la persecución debería encontrarse sola o sin apoyo”.

Anuncios


Deja un comentario

Temas propuestos para el Sínodo de los jóvenes.

La Iglesia escucha a los jóvenes: entre esperanzas, “descartes” e incertidumbres

Ha sido publicado el “Instrumentum laboris” para el Sínodo: la red, falsas noticias, teoría de género, sexualidad, desempleo, familia, educación, racismo, suicidios. Son solo algunos de los temas propuestos por los jóvenes y los episcopados para que se orienten las sesiones de trabajo de octubre

La Iglesia escucha a los jóvenes

40
0
Pubblicato il 20/06/2018
Ultima modifica il 20/06/2018 alle ore 00:01
SALVATORE CERNUZIO
CIUDAD DEL VATICANO

 

El desempleo y la marginación; la sexualidad, la teoría de género, los vicios, las dependencias; la “dark web” y las falsas noticias; los escándalos en la Iglesia y el desencanto hacia las instituciones, la carencia de la formación escolar y la crisis económica y social. Además: la secularización, el radicalismo y los “foreign fighters”, los fenómenos de los “ninis” y, principalmente asiático, de los “hikikomori”, adolescentes que se recluyen voluntariamente en sus casas. En el “Instrumentum laboris” publicado hoy por el Vaticano, que servirá para que se orienten las sesiones de trabajo de los padres durante el Sínodo de octubre, confluyen las exigencias, los miedos, las críticas, las desilusiones, los deseos y las esperanzas de los jóvenes de la actualidad, que representan un cuarto de la población mundial (alrededor de mil ochocientos millones, considerando la franja que va de 16 a 29 años).

 

Los temas que aparecen en el “Instrumentum laboris” son los mismos que los jóvenes indicaron mediante el cuestionario en línea enviado en los últimos meses por la Secretaría del Sínodo. Todas las respuestas representan las fuentes primarias para el documento, además de las observaciones de las Conferencias Episcopales del mundo, de los resultados del Seminario internacional sobre la condición juvenil que se llevó a cabo en Roma (del 11 al 15 de septiembre de 2017) y del material reunido durante la Reunión pre-sinodal (del 19 al 24 de marzo de este 2018), en la que participaron alrededor de 300 jóvenes de los cinco continentes, a los que se sumaron otros 15 mil gracias a internet y las redes sociales.

 

“Reconocer, interpretar, elegir”

 

El resultado es un texto de más de 70 páginas, dividido en tres partes («reconocer», «interpretar», «elegir»), que configuran un único camino para identificar propuestas para los jóvenes de hoy y ofrecer sugerencias «no preconcebidas». La premisa del documento, firmado por el secretario general del Sínodo, el cardenal Lorenzo Baldisseri, es muy clara: «No se trata de acumular datos y evidencias sociológicas, sino de asumir los desafíos y las oportunidades que surgen en los diferentes contextos a la luz de la fe».

 

Peligros y oportunidades del mundo digital

 

Entre los primeros desafíos indicados está, naturalmente, el del mundo digital. Son los mismos jóvenes los que afirman que «el impacto de las redes sociales en la vida de los jóvenes no puede ser infravalorado». Claro, no se niega que «el acceso a instrumentos de formación en línea ha abierto oportunidades educativas para los jóvenes que viven en áreas remotas y ha hecho posible el acceso al conocimiento al alcance de un “click”». Sin embargo, la red a menudo representa «un territorio de soledad, manipulación, explotación y violencia, hasta el caso extremo de la “dark web”» o de las «falsas noticias», la «difusión incontrolable de noticias inventadas mediante los medios de comunicación», que crean confusión y desorientación. Sufren las consecuencias las relaciones humanas y sociales: «La maduración de la capacidad de una serena confrontación y de un diálogo con las diversidades queda obstaculizada». Y no hay que olvidar que «los pastores y, en general, los adultos no logran comprender plenamente este nuevo lenguaje y tienen bastante miedo, al sentirse frente a un “enemigo invisible y omnipresente” que a veces es demonizado».

 

Las consecuencias “inhumanas” de una vida en línea: el caso de los “hikikomori”

 

Precisamente en relación con el «uso superficial de los medios digitales» y el consecuente «riesgo de aislamiento, incluso extremo», se cita el fenómeno conocido con el término japonés “hikikomori”: casi desconocido en el Occidente, está bastante extendido en Asia e indica al número cada vez mayor de jóvenes que deciden auto-excluirse de cualquier relación social y de la vida pública, encerrándose en la propia habitación y pasando la vida detrás de una pantalla. Es el mayor y más dramático ejemplo de «refugio en una felicidad ilusoria e inconsistente que genera formas de dependencia». «A menudo –se lee en el documento– los jóvenes tienden a separar sus comportamientos en línea» con la manera en la que se comportan en la vida real.

 

«Es necesario ofrecer formación a los jóvenes sobre cómo vivir la propia vida digital», porque, no hay que olvidarlo, «las relaciones en línea pueden volverse inhumanas», puesto que pueden volvernos «ciegos a las fragilidades del otro» e «impiden la introspección». Inhumanas porque provocan, a largo plazo, serios déficits cognitivos, como la «pérdida de memoria, cultura y creatividad y concentración». Otros efectos son la imposición de «una cultura y una dictadura de la apariencia», «una engañosa realidad paralela que ignora la dignidad humana», la fácil difusión de materiales pornográficos, «que distorsionan la percepción de la sexualidad humana por parte de los jóvenes».

 

El sexo y el cuerpo en todos sus matices

 

El “Instrumentum laboris” se refiere a la pornografía en el párrafo dedicado a la corporeidad y sus matices. La reflexión es profunda y, además de la sexualidad, se afrontan temas como las «perspectivas de integración cada vez más fuerte entre cuerpo y máquina», cuyo ícono son los “ciborgs”, o bien la donación de óvulos y la maternidad subrogada (que involucra “preferiblemente” a las mujeres jóvenes), e incluso la «difusión de la fascinación por experiencias extremas», incluso corriendo el riesgo de perder la vida, «como ocasión de reconocimiento social o experimentación de fuertes emociones». Se indican algunos fenómenos sexuales relativamente nuevos, como «la sexualidad precoz, la promiscuidad sexual, la pornografía digital, la exhibición del propio cuerpo en línea y el turismo sexual», que pueden «desfigurar la belleza y la profundidad de la vida afectiva y sexual».

 

La Iglesia y la moral sexual: ¿quién la sigue?

 

Probablemente serán temas que encontrarán un amplio espacio en las discusiones sinodales de octubre, considerando que también los diferentes enfoques de los tantos jóvenes católicos y las indicaciones de la moral sexual de la Iglesia. Muchos, explica el documento citando estudios sociológicos, no siguen tales enseñanzas, otros las indican como «fuente de alegría» a pesar de «su impopularidad» y presionan para que se afronten «con mayor profundidad».

 

Teoría de género y homosexualidad

 

Las Conferencias episcopales, a pesar de que no ofrecen «soluciones o recetas» al respecto, afirman que «la cuestión de la sexualidad debe ser discutida más abiertamente y sin prejuicios». Porque, como insistieron los jóvenes durante la reunión pre-sinodal, «las enseñanzas de la Iglesia sobre cuestiones controvertidas, como la anticoncepción, la homosexualidad, el aborto, la convivencia, el matrimonio, son fuente de debate entre los jóvenes, tanto dentro de la Iglesia como en la sociedad». Entre estos temas también está la teoría de género, sobre la que los jóvenes «discuten con libertad y sin tabúes».

 

En particular, «algunos jóvenes Lgbt», se lee en uno de los puntos del texto, «desean beneficiarse de una mayor cercanía y experimentar un cuidado mayor por parte de la Iglesia», mientras algunos Episcopados se interrogan sobre qué proponer «a los jóvenes que, en lugar de formar parejas heterosexuales, deciden construir parejas homosexuales y, sobre todo, desean estar cerca de la Iglesia».

 

La familia, entre dificultades, divisiones y fragilidades

 

En un contexto de constantes cambios, la reflexión se concentra también sobre el tema de la familia, entendida tanto como núcleo original que sigue «representando una referencia privilegiada en el proceso de desarrollo integral de la persona», como uno de los «deseos y proyectos que los jóvenes tratan de realizar», pero con esfuerzos debido a muchos factores externos económicos y sociales (como, principalmente, la falta de trabajo). En el documento queda claro que hay «diferencias significativas en la manera de considerar a la familia», entre quienes todavía están acostumbrados a los valores y a los roles de sus antepasados, quienes asisten a un «declive» de los modelos tradicionales y quienes viven un profundo «sufrimiento» debido a «dificultades, divisiones y fragilidades» de las familias. Al respecto, el documento alude al «aumento de familias monoparentales» y a la cuestión de la figura paterna, «cuya ausencia o evanescencia en algunos contextos, en particular occidentales, produce ambigüedades y vacíos que afectan también el ejercicio de la paternidad espiritual».

 

Jóvenes y adultos, una relación al revés

 

Una reflexión sobre la relación entre adultos y jóvenes, teniendo en cuenta los numerosos análisis sociales que se refieren a una inversión en la relación entre generaciones. «A menudo –se lee en el texto– son los adultos los que toman a los jóvenes como referencia hoy para el proprio estilo de vida, dentro de una cultura global dominada por un énfasis individualista sobre el proprio yo». «Hacen falta adultos “tout court”», pues «no están interesados en transmitir los valores fundamentales de la existencia a las jóvenes generaciones, que los sienten más como competidores que como potenciales aliados». Y esto provoca que sea «más difícil para los jóvenes tomar decisiones definitivas».

 

Las decisiones para la vida… cada vez es más difícil

 

Según factores sociales, económicos, políticos y culturales es diferente para los jóvenes el «tomar decisiones definitivas», resalta el documento sinodal que se refiere a una «cultura de la indecisión, que considera imposible o incluso insensata una decisión para la vida». Y constata que es «bastante difícil para los jóvenes concretizar un proyecto matrimonial sin poner en riesgo la autosuficiencia económica». Además, «muchos jóvenes se preguntan cómo es posible una decisión definitiva en un mundo en el que nada parece ser estable, ni siquiera la distinción entre lo falso y lo verdadero».

 

Educación, escuela y universidad

 

Las instituciones educativas y de formación desempeñan un papel de fundamental importancia en este proceso, pues son «espacio existencial que la sociedad pone a disposición del crecimiento intelectual y humano y de la orientación vocacional» de los jóvenes. Sin embargo, en muchos países «el sistema formativo es carente» y la Iglesia con sus instituciones de educación desempeña «un fundamental papel de suplencia», ayudando «a los alumnos a descubrir cómo hacer que den fruto las propias capacidades, sin importar cuáles y cuántas sean».

 

Abusos y dependencias

 

Gran preocupación expresa el documento por la difusión «entre los jóvenes de abusos y dependencias de diferentes tipos (drogas tradicionales y sintéticas, alcohol, ludopatía y dependencia de internet, pornografía, etc.)», así como de comportamientos nocivos como «el acoso escolar, la violencia y los abusos sexuales». La causa la identificó el Papa Francisco, citado en el texto: «en muchos casos, estas formas de dependencia no son consecuencia del ceder al vicio, sino un efecto de las dinámicas de exclusión».

 

El drama del desempleo y el fenómeno de los “ninis”

 

En relación con el tema del trabajo, cuya falta, según ha afirmado a menudo el Papa, es una de las graves plagas del mundo moderno, el “Instrumentum laboris” indica que para los jóvenes de los cinco continentes «tener un trabajo estable es fundamental (el 82,7%), porque implica estabilidad económica y realización, y posibilidad de realización personal (el 89,7%)». El trabajo resulta «el medio necesario, aunque no suficiente, para realizar el propio proyecto de vida, como tener una familia (el 80,4%) e hijos». «En los contextos más pobres, el trabajo adquiere un mayor significado de rescate social, mientras su ausencia es una de las principales causas de la emigración al extranjero». Pero también existen los llamados “ninis”, los jóvenes que ni estudian ni trabajan: el fenómeno en algunas zonas de Europa y del mundo es «alarmante», indican los obispos, y exige «atención incluso en términos pastorales».

 

El trabajo informal y forzado: una nueva esclavitud

 

Como sea, las principales preocupaciones surgen cuando la tasa de desempleo es particularmente elevada. En algunas regiones del mundo se alcanzan picos que son «dramáticos». «La consecuencia más grave no es de tipo económico, porque a menudo las familias, los sistemas de bienestar o las instituciones caritativas logran de alguna manera proveer las necesidades materiales de los desempleados. El verdadero problema es que el joven que está sin trabajo tiene la utopía anestesiada, a tal punto que puede perderla». Se instaura de esta manera ese mecanismo que lleva a «aceptar un trabajo que no respeta su dignidad: es el caso del trabajo informal –a menudo sinónimo de explotación–, del tráfico de personas y de las tantas formas de trabajo forzado y de esclavitud que afectan a millones de personas en el mundo».

 

La cultura del descarte: acoso, racismo, discriminación

 

Marginación, acoso, desigualdades y «discriminaciones debido al género, a la clase social, a la pertenencia religiosa, a la orientación sexual, a la posición geográfica, a la discapacidad o a la etnia» son temas recurrentes en el “Instrumentum laboris”, que denuncia la cultura del descarte de la que a menudo están impregnados los jóvenes que tienen comportamientos que producen «el “descarte” de otras personas o la degradación del medio ambiente» como consecuencia de «decisiones de consumo irresponsables». Sin olvidar que «a veces incluso algunos responsables eclesiales» aceptan tales maneras de «pensar y de actuar, contribuyendo a generar indiferencia y exclusión». Los jóvenes son muy sensibles a estos temas, porque, señalan muchas Conferencias episcopales, «el racismo, en diferentes niveles, los afecta en diferentes partes del mundo».

 

Las mujeres discriminadas (también en la Iglesia) y los cristianos perseguidos

 

En el documento se acusan las «formas de discriminación que afectan a las jóvenes mujeres, incluso en ámbito eclesial». Los jóvenes indican además que siguen existiendo «discriminaciones con base religiosa, en particular en contra de los cristianos», tanto en contextos en los que representan una minoría, expuesta a violencias y presiones de quienes pretenden que se conviertan, como en situaciones «de elevada secularización». La Iglesia, también mediante el Sínodo, se siente, por lo tanto «llamada a dedicar una atención específica a los jóvenes víctima de la injusticia y de la explotación «para reafirmar su dignidad personal «en contra de cualquier pretensión de negación».

 

Los jóvenes migrantes

 

En las categorías de marginación también están los migrantes, y un elevado porcentaje está constituido por menores no acompañados y chicos de edad escolar avanzada. «Muchos corren el riesgo de acabar como víctimas del tráfico de seres humanos y algunos desaparecen literalmente en la nada», denuncia el “Instrumentum laboris”. A ellos se suman «los jóvenes de las segundas generaciones que experimentan dificultades en términos de identidad y de mediación entre las culturas a las que pertenecen». Si, por una parte, los obispos afirman que el fenómeno migratorio puede convertirse en «una oportunidad para un diálogo intercultural y para la renovación de comunidades cristianas que corren el riesgo de la involución», por otro, muchos religiosos sostienen que «la migración de los jóvenes representa un empobrecimiento de capital humano, emprendedor y valiente en los países de origen», así como «una amenaza para su desarrollo sostenible».

 

Desinterés y apatía por la Iglesia; los escándalos que le restan credibilidad

 

En el “Instrumentum laboris” se registra un general «desinterés» y una «apatía de los jóvenes en tema de fe (y del menor atractivo de las Iglesias)», ambos debidos a las «dificultades de las grandes instituciones religiosas para sintonizarse con la conciencia moderna», así como a los escándalos «sexuales y económicos» que han creado representantes eclesiásticos. Un gran obstáculo, por lo que los jóvenes «piden que la Iglesia refuerce su política de tolerancia cero en contra de los abusos sexuales dentro de las propias instituciones» y que apueste por la sobriedad y la transparencia financiera.


Deja un comentario

Entrevista de la agencia Reuters con el Papa

Agencia Reuters entrevista al Papa sobre la actualidad internacional

La crisis migratoria, el futuro de la Iglesia, la reforma vaticana, la cuestión de los abusos sexuales en Chile, así como las relaciones entre la Santa Sede y China, fueron algunos de los temas de la amplia entrevista que la agencia informativa Reuters realizó al Papa Francisco.

Ciudad del Vaticano

La primera pregunta formulada por Philip Pullella, periodista de la agencia de noticias Reuters, abordó el tema de las relaciones entre la Santa Sede y China.

El Santo Padre aseguró que están en un buen momento: “Las relaciones con China van de tres maneras diferentes. Ante todo está la oficial: la delegación china viene aquí hace una reunión y luego la delegación del Vaticano va a China. Son buenas relaciones y han logrado hacer buenos progresos. Este es el diálogo oficial.

Luego hay un segundo diálogo, de todos con todos: se trata de canales abiertos periféricos que son, por ejemplo, canales humanos, y no queremos cerrarlos. En este sentido, se ve la buena voluntad, tanto de la Santa Sede como del gobierno chino.

Y luego hay un tercer tipo de relación, que para mí es el más importante: el diálogo del acercamiento cultural con China. Hay sacerdotes que trabajan en universidades chinas. Una proximidad cultural que se refleja también en actividades y proyectos culturales que realizamos juntos, como la exposición que hicimos en el Vaticano y en China, siguiendo el camino tradicional, como el de los grandes, como Matteo Ricci”; aseguró el Santo Padre señalando que le gusta pensar en las relaciones con China de esta forma “polifacética”, y no sólo en la forma diplomática oficial, ya que estas otras dos vías alternativas de diálogo, “enriquecen tanto”.

No funcionalizar el rol de la mujer en la Iglesia

Hablando sobre el papel de la mujer en la Institución eclesial y recordando la postura del Papa Francisco, quien ha dicho que las mujeres son esenciales para el futuro de la Iglesia, el entrevistador pregunta si las mujeres deberían tener más puestos de responsabilidad en la Curia.

“Estoy de acuerdo con usted en que deberían ser más”, responde Francisco. “Para poner a una mujer en la vicedirección de la Oficina de Prensa del Vaticano he tenido que luchar. Entre los candidatos con los que estoy hablando para cubrir el puesto de Prefecto en la Secretaría para la Comunicación también había una mujer, pero ella no estaba disponible porque tenía otros compromisos”.

“Son pocas, necesitamos poner más. Ahora los dos Subsecretarios que nombré en el Dicasterio para Laicos, Familia y Vida son mujeres. En este sentido, hace falta seguir adelante según la calidad. No tengo ningún problema en designar a una jefa directora si el dicasterio no tiene jurisdicción. El del clero, sin embargo, tiene una jurisdicción, debe ser un obispo, pero los dicasterios sin jurisdicción son muchos, incluso para el de la Economía no tendría problemas para nombrar a una mujer competente. Vamos con retraso, es cierto, pero debemos seguir adelante”.

P: ¿Laica o monja? ¿O ambas?

R: Es lo mismo, no importa. Se trata de mujeres. También en los Consejos debe haber mujeres. Tengo la experiencia de Buenos Aires. Primero hice un consejo con los consejeros sacerdotes sobre un tema que tenía que resolverse, pero luego discutí el mismo tema con un grupo mixto y el resultado fue mucho mejor. Las mujeres tienen la capacidad de comprender las cosas desde otra visión.

P: ¿Cómo respondería a una mujer que de verdad siente un deseo fuerte de convertirse en sacerdote?

R: Existe la tentación de “funcionalizar” el debate sobre las mujeres en la Iglesia y sobre “que deben hacer esto” o “deben convertirse en esto otro”.

No, la dimensión de la mujer va más allá de la función. Es una cosa más grande. Volvemos a Hans Urs von Balthasar, quien concibe la Iglesia con dos principios: el principio petrino, que es masculino y el principio mariano que es femenino y no hay Iglesia sin mujeres.

La iglesia es una mujer, la esposa de Cristo, es mujer dogmáticamente hablando, y sobre esto se debe profundizar y trabajar; en lugar de “quedarse tranquilos” sólo porque funcionalizamos a las mujeres. Sí, debemos dar también una función, pero esto no es suficinete, debemos ir más allá. Con respecto al orden sacerdotal, no se puede ser debido a que dogmáticamente no es posible. Juan Pablo II fue claro al respecto, y cerró la puerta y yo no voy a volver atrás en esto. Fue un asunto tratado con seriedad y no un caprichoso. No debemos reducir la presencia de mujeres en la Iglesia a la funcionalidad. No debemos caer en esto.

Abusos sexuales en Chile

P: Hablemos de la situación del abuso sexual en la Iglesia, que recientemente ha vuelto a ser el centro de atención con el escándalo en Chile.

Ante esta pregunta, el Papa manifiesta el dolor por la grave situación de los abusos sexuales, que es un drama general extendido en toda la sociedad.

«No me gusta hablar de esto ahora, pero tengo que decirlo. Están las estadísticas. La gran mayoría de los abusos ocurren en la familia y los vecindarios: vecinos, familias, luego en gimnasios, piscinas, escuelas y también en la Iglesia. Algunos podrían decir, “los sacerdote que abusan son pocos”, pero incluso si fuera solo uno, sería trágico porque ese sacerdote tiene el deber de llevar a esa persona a Dios y lo que está haciendo es destruir el camino para llegar a Dios.

En cuanto al tema de los abusos en el marco eclesiástico, “la Iglesia se ha despertado”, y la lección que he aprendido yo no es nueva. La había aprendido San Juan Pablo II con los cardenales de los Estados Unidos en el caso de Boston. Benedicto XVI lo había aprendido con los obispos de Irlanda. Yo tuve que tomar una decisión con respecto a los casos en Chile: estudié las quejas y las denuncias con la información que había aquí. Luego mandé a que se investigara y he procedido según las conclusiones elaboradas.

El problema de Karadima es un problema muy complejo porque mezcla la élite chilena con situaciones sociopolíticas. Las familias dieron sus hijos a Karadima porque creían que la doctrina que impartía era segura, pero lo que ocurría allí no se conocía».

Asimismo, el Papa cita el informe de 2.300 páginas de declaraciones y testimonios que le entregó Mons. Scicluna, su enviado en Chile y describe los numerosos encuentros mantenidos con los obispos de este país, sin ocultar su opción de aceptar la renuncia de algunos de ellos.

“Me preguntaba qué habría pasado en Chile que el 70% de la población que apoyaba a la Iglesia había caído a menos del 40%. Es un fenómeno difícil de entender. Se cree que allí hay algo de elitismo escondido, pero es una opinión. Ciertamente es la obra del espíritu del mal”, explica el Pontífice.

Política en Estados Unidos y Migración

Al ser preguntado sobre el acuerdo de París y la relación entre Estados Unidos y Cuba, el Papa Francisco expresa “tristeza” también por la decisión del presidente estadounidense Trump de retirarse del acuerdo de París sobre el cambio climático y por los pasos hacia atrás en las relaciones con Cuba, y se muestra de acuerdo con el episcopado y las declaraciones que los obispos han expresado, al mismo tiempo que espera que el presidente pueda reconsiderar su posición sobre el clima y el medio ambiente, porque “el futuro de la humanidad está en juego”.

Lo mismo afirma sobre la cuestión migratoria y la odisea que viven alrededor de 2 mil menores separados de sus familias y padres; encerrados en las llamadas “jaulas” en la frontera con México, siguiendo las políticas restrictivas puestas en práctica por la administración Trump.

El Santo Padre concluye reafirmando su posición: “Apoyo al episcopado”.


Deja un comentario

Hoy 20 de junio la jornada mundial del refugiado.

World Refugee DayJornada Mundial del Refugiado  (ANSA)

Jornada Mundial del Refugiado: intervenciones del Papa

Este 20 de junio se celebra la Jornada Mundial del Refugiado, instituida por las Naciones Unidas, con la finalidad de sensibilizar a la opinión pública acerca del drama que padecen millones de personas en fuga de la violencia y de las guerras. Recorremos las intervenciones más importantes del Pontífice sobre este tema

Benedetta Capelli – Ciudad del Vaticano

Esperanza, confianza y hermandad: son las palabras que el Papa Francisco utiliza con frecuencia desde el inicio de su magisterio para referirse al drama de los refugiados y de los prófugos. Y de hecho hoy se celebra en todo el mundo la Jornada del Refugiado que propuesta por las Naciones Unidas para no olvidar este drama que afecta a más de sesenta y seis millones de personas, que se ven constreñidas a dejar  su propia tierra para huir de las guerras, de la violencia y de la miseria.

Acoger, proteger, promover e integrar

El Santo Padre Francisco, en su Mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado de 2018 recuerda que cada extranjero que llama a nuestra puerta representa una ocasión de encuentro con Jesús. La atención del Pontífice se ha focalizado después en la acogida, pidiendo que se favorezcan las reunificaciones familiares, sin olvidar la protección y la promoción de acciones de defensa de los derechos y de la dignidad de los emigrantes y refugiados y teniendo en cuenta, asimismo, la necesidad de poner a estas personas en condición de realizarse, integrándose, para formar una sociedad que sea reflejo de los multiformes dones que Dios ha hecho a la humanidad.

De Lampedusa a Lesbos para escuchar sus dramas

Durante estos cinco años de su Pontificado, el Papa Francisco se ha acercado al drama de los emigrantes. Ha escuchado en Lampedusa los relatos de quienes pusieron en juego su propia vida para obtener una puerta abierta hacia el futuro. Y lo mismo ha hecho en Lesbos, enjugando las lágrimas de hombres y mujeres alejados de sus propias familias. Por otra parte también ha dado esperanza a algunos de ellos, ofreciéndoles la ocasión de volver a comenzar, puesto que tal como afirmó en su Audiencia General del 22 de junio de 2016, los refugiados no son excluidos sino hermanos. Y “el cristiano da cabida a todos, y deja venir a todos”.

Informe


Deja un comentario

Catequesis del Papa el miércoles 20 de junio

Catequesis del Papa: “Pasemos de la mentalidad de esclavos, a la de hijos”

“Los mandamientos son parte de una relación, aquella de la Alianza entre Dios y su Pueblo”, tema de la catequesis del Papa Francisco en la Audiencia General del miércoles 20 de junio de 2018.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Así, desde el principio, el Tentador, quiso engañar al hombre y a la mujer, haciéndoles creer que Dios no los amaba y que era un déspota que les imponía leyes y normas para someterlos. Lo mismo quiere hacernos creer también hoy a nosotros. Pero sabemos que Dios es un padre, que nos quiere y sale a nuestro encuentro”, lo dijo el Papa Francisco en la Audiencia General del tercer miércoles de junio de 2018, continuando con su ciclo de catequesis dedicadas a los Mandamientos.

El pasado miércoles iniciamos la catequesis sobre los diez mandamientos, señaló el Pontífice. Los mandamientos son parte de una relación, aquella de la Alianza entre Dios y su Pueblo. Hemos visto que el Señor Jesús, agregó el Papa, no ha venido a abolir la Ley, sino a darle cumplimiento. Tendríamos que entender mejor esta perspectiva, alentó el Pontífice.

Diferencia entre palabras y mandamientos

La Sagrada Escritura los llama también «las diez Palabras». ¿Qué diferencia hay entre un mandamiento y una palabra? El mandamiento es un precepto, una orden. En cambio, precisó el Papa Francisco, la palabra es el medio esencial de la relación como diálogo fundamentado en el amor. Dos personas que no se aman, no logran comunicar. Sin embargo, cuando alguien habla a nuestro corazón, termina nuestra soledad y comienza una comunicación que da vida.

En la Sagrada Escritura, señaló el Pontífice, los mandamientos no viven por sí mismos, sino son parte de una relación, como se puede ver al inicio del capítulo 20 del Libro del Éxodo, donde el texto habla de “palabras” y no de “mandamientos”. “La tradición judía las llamará siempre como el Decálogo, las diez Palabras. Y el término decálogo – afirmó el Papa – quiere decir justamente esto, relación”.

Es diverso cuando uno recibe una orden, dijo el Papa explicando la diferencia entre palabra y precepto, es diferente cuando uno trata de hablar con nosotros. “Un diálogo es mucho más que la comunicación de una verdad – puntualizó el Santo Padre – se realiza por el placer de hablar y por el bien concreto que se comunica entre quienes se quieren bien por medio de las palabras. Es un bien que no consiste en las cosas, sino en las mismas personas que recíprocamente se donan en el diálogo”.

“Con los mandamientos, que contienen sus palabras, Él nos cuida y protege de la autodestrucción, porque somos sus hijos, no sus súbditos”

Con los mandamientos, Dios nos cuida y protege

Así, desde el principio, el Tentador, quiso engañar al hombre y a la mujer, haciéndoles creer que Dios no los amaba y que era un déspota que les imponía leyes y normas para someterlos. Lo mismo quiere hacernos creer también hoy a nosotros. Pero sabemos que Dios es un padre, que nos quiere y sale a nuestro encuentro. Con los mandamientos, que contienen sus palabras, Él nos cuida y protege de la autodestrucción, porque somos sus hijos, no sus súbditos. Vivir como cristianos es pasar de la mentalidad de esclavos a la mentalidad de hijos.

El desafío, afirmó el Papa Francisco, es justamente entender los mandamientos no como una imposición de un déspota que obliga, sino como una palabra que nos cuida y protege de la autodestrucción. “El hombre está ante esta incertidumbre: ¿Dios me impone las cosas o cuida de mí? ¿Los mandamientos son sólo una ley o contienen una palabra? ¿Dios es amo o Padre? ¿Somos súbditos o hijos? Este combate, dentro y fuera de nosotros, se presenta continuamente: mil veces debemos escoger entre una mentalidad de esclavos y una mentalidad de hijos”.

Vivir como hijos y no como esclavos

Ya que un cristiano con un espíritu de esclavo, señaló el Papa Francisco, sólo puede acoger la Ley de modo opresivo, y puede producir dos resultados opuestos: una vida hecha de deberes y obligaciones, o una reacción violenta de rechazo. Todo el cristianismo es el paso de la letra de la Ley al Espíritu que da vida. “Se ve cuando un hombre o una mujer han vivido este pasaje o aun no – afirmó el Pontífice – la gente se da cuenta si un cristiano razona como hijo o como esclavo. Y nosotros mismos recordamos si nuestros educadores han cuidado de nosotros como padres y madres, o si nos han solamente impuesto reglas”.

Nuestro mundo no tiene necesidad de legalismo

En sus saludos a los peregrinos de lengua española venidos de España y Latinoamérica, el Papa Francisco los animó a vivir los mandamientos con espíritu filial y no como un legalismo, a vivir como cristianos con un corazón de hijos. “Nuestro mundo no tiene necesidad de legalismo, sino de sentirse amado y cuidado. Pidámosle con confianza al Señor el don de su Espíritu Santo, para que nos conceda acoger sus mandamientos con espíritu filial, y vivir como hermanos en la libertad de los hijos de Dios”.

Escucha y descarga el servicio


Deja un comentario

Un Cardenal norteamericano condenado por abusos sexuales.

Pena canónica para el Cardenal McCarrick por abuso sexual

El cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, informa que McCarrick “no volverá a ejercer el su ministerio sacerdotal” después de que una junta de revisión judicial, “encontrara creíbles y fundamentadas” las acusaciones de abuso sexual contra el purpurado.

Ciudad del Vaticano

El cardenal Timothy Dolan, Arzobispo de Nueva York, ha informado a través de un comunicado que el cardenal Theodore McCarrick, exasacerdote de Nueva York, exobispo de Nueva Jersey y ex arzobispo emérito de Washington; “ya no ejerce públicamente su ministerio sacerdotal” debido a que una junta de revisión ha determinado que las acusaciones emitidas contra él por abuso sexual a menores, son “creíbles y fundamentadas”.

Se trata de delitos cometidos décadas atrás, en los que McCarrick mantuvo siempre su inocencia asegurando no haber cometido jamás, ninún tipo de abuso.

Tras aplicar los respectivos protocolos de acción y llevar a cabo las correspondientes investigaciones de manera independiente; los resultados fueron presentados en un informe entregado a una comisión especialista integrada por un grupo de profesionales, incluidos juristas, abogados, padres, psicólogos, un sacerdote y una religiosa; quienes han determinado como cierta, su implicación en los hechos.

Al respecto, el Secretario de Estado Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, bajo la dirección del Papa Francisco, ha dado instrucciones específicas de que cardenal McCarrick ya no podrá ejercer públicamente su ministerio sacerdotal.

Por su parte, el cardenal McCarrick, ha aceptado esta decisión aunque mantiene su inocencia.

El comunicado concluye pidiendo nuevamente perdón a todas las víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros del clero, a la vez que agradecen a las víctimas por su coraje de seguir hacia adelante y formar parte del programa de Reconciliación y Compensación, con la esperanza de lograr, en la medida de lo posible, la reparación y la justicia del sufrimiento de los afectados.

 


Deja un comentario

Plan de asistencia de los jesuitas a los peregrinos de Santiago de Compostela.

Publicado: Sábado, 16 Junio 2018

Empieza Peregrinus-2018

Desde el 15 de junio al 15 de agosto, los jesuitas ponen en marcha en Santiago de Compostela – Peregrinus. Un programa ignaciano de acogida de peregrinos que en colaboración con Acogida Cristiana en los Caminos (Fundacion ACC) pretende ayudar a los peregrinos que vienen haciendo el camino, en su llegada y reposo de la experiencia en Santiago. Ofrecemos como todos los años dos oraciones a las 17h en la Capilla del Centro internacional de Acogida de Peregrinos (la oficina del Peregrino) y a las 22h una oración de agradecimiento por el día y por el camino, en la Iglesia de San Agustín(Jesuitas) en Santiago.  Además damos la bienvenida a los grupos a las puertas de la ciudad, y los acompañamos hasta el corazón y la meta de la peregrinación: la tumba del Apóstol Santiago. Este programa es factible gracias a la ayuda de más de 45 voluntarios universitarios que durante el verano asisten y ayudan a las diversas tareas de voluntariado y servicio desde la experiencia de verano MAG+S llamada Apertas (abrazos en gallego). El camino de Santiago sigue atrayendo cada vez a más peregrinos, este año tenemos ya unas 1800 inscripciones…e imaginamos que podemos llegar a acoger a 2000 personas, principalmente en el mes de julio. Si quieres saber mas sobre el programa…http://iperegrino2015.wixsite.com/peregrinus