Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Mayo 31: día mundial sin tabaco

El tabaco causa 3 millones de muertes al año por enfermedades cardiovasculares

OMS
Día Mundial sin Tabaco.

31 Mayo 2018

Las enfermedades cardiovasculares debidas al consumo de tabaco cuestan la vida de 3 millones de personas al año y suponen gastos enormes para las economías nacionales. Sin embargo, la mayor parte de la población no asocia el hábito de fumar con estos padecimientos, que son la principal causa de muerte en el mundo.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que el tabaco provoca el 12 % de las enfermedades cardiovasculares.

El Día Mundial sin Tabaco, celebrado cada 31 de mayo, está dedicado este año precisamente a crear conciencia sobre la relación entre el hábito de fumar y las dolencias cardíacas como los infartos o las apoplejías o derrames cerebrales.

La gente une el consumo de tabaco, sobre todo, con el cáncer de pulmón. Hay menos conocimiento de la relación que tiene con las enfermedades cardiovasculares.

“Generalmente, la gente une el consumo de tabaco, sobre todo, con el cáncer de pulmón. Hay menos conocimiento de la relación que tiene con las enfermedades cardiovasculares”, indicó Adriana Blanco, jefa de la Unidad de Factores de Riesgo y Nutrición de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En el continente americano, el tabaco causa 222.000 muertesu 11 % de los dos millones de decesos anuales que se le atribuyen.

El costo económico

Según la OMS, el costo global de fumar suma 1,4 billones de dólares por año, 400.000 millones de ellos en costos médicos directos y un billón en indirectos.

En América, esos gastos ascienden a 33.500 millones en costos directos, de ellos, el 30 % se atribuye a las enfermedades cardiovasculares.

La epidemia de tabaquismo consume grandes tajadas de los presupuestos nacionales y resulta especialmente onerosa para los países de renta baja y media, donde vive casi el 80 % de los más de mil millones de fumadores que hay en el mundo.

A diferencia del cáncer, cuando se deja de fumar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares baja muy rápido.

La OMS calcula entre 1000 y 1500 dólares el costo del tratamiento para que un fumador deje de fumar, una inversión que vale la pena si se piensa en el ahorro que los gobiernos pueden lograr no sólo a largo sino también a corto plazo.

“A diferencia del cáncer, cuando se deja de fumar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares baja muy rápido. Prácticamente se reduce a la mitad en un año”, destacó Blanco.

El tabaquismo deja un total de 7 millones de personas fallecidas cada año, no todas ellas fumadoras. La OMS cifra en 900.000 los decesos de no fumadores expuestos al humo del tabaco ajeno.

Banco Mundial/Aisha Faquir

 

Combatir el tabaquismo

Con el propósito de combatir el consumo de tabaco, la OMS ha implementado el programa MPOWER (en sus siglas en inglés), que delinea medidas concretas consecuentes con el Convenio Marco para el Control del Tabaco.

Esas medidas son:

  • Vigilar el consumo de tabaco y aplicar políticas preventivas;
  • Proteger a la población de la exposición al humo del tabaco prohibiendo el consumo de este producto en los espacios públicos cerrados, los lugares de trabajo y los transportes públicos;
  • Prestar apoyo para abandonar el hábito tabáquico mediante ayudas generalizadas a todos los fumadores y con cobertura de costos, que incluyan un breve asesoramiento ofrecido por trabajadores sanitarios y líneas telefónicas nacionales de ayuda, sin costo para el usuario;
  • Advertir de los peligros del tabaco utilizando un empaquetado neutro/normalizado y/o grandes advertencias sanitarias gráficas en todos los paquetes de tabaco, y llevar a cabo campañas eficaces en los medios de comunicación para advertir a la población de los daños que causa el consumo de este producto y la exposición al humo de tabaco ajeno.
  • Prohibir toda forma de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco; y
  • Aumentar los impuestos a los productos de tabaco y hacer que sean menos asequibles.

De acuerdo con la OMS, pocos fumadores comprenden la magnitud de los riesgos sanitarios del consumo de tabaco.

Además, los datos revelan que la mayor parte de los que conocen esos riesgos desea dejar de fumar, pero necesita ayuda para hacerlo. Con asesoramiento y medicación adecuados se pueden duplicar las probabilidades de que un fumador consiga dejar el hábito.

Lamentablemente, sólo 24 países, que representan apenas un 15 % de la población mundial, cuentan con servicios nacionales integrales para ayudar a los consumidores de tabaco que quieren dejar de fumar. En cambio, una cuarta parte de los países de ingresos bajos carece de cualquier tipo de asistencia para esas personas.

El consumo de tabaco ha disminuido del año 2000 hasta hoy, tanto a nivel mundial como en la Región de las Américas, pero la reducción es insuficiente para cumplir con los objetivos globales que buscan proteger a las personas de la muerte y el sufrimiento a causa de enfermedades cardiovasculares y otras dolencias no transmisibles. En la actualidad, más de un tercio de los países América no están implementando ni una sola medida de control del tabaco.

Foto de archivo: OMS/S. Volkov

 

Últimos hallazgos sobre la prevalencia del consumo de tabaco

  • Cambio en el consumo: la prevalencia mundial de fumadores ha disminuido, pero el número absoluto de fumadores apenas ha cambiado desde el comienzo de este siglo debido al crecimiento de la población. Actualmente hay 1100 millones de fumadores adultos en el mundo y al menos 367 millones de consumidores de tabaco sin humo. En la Región de las Américas hay 132 millones de fumadores. La prevalencia de fumadores en la región ha disminuido de 28 % en 2000 a 17,4 % en 2015.
  • Tabaco sin humo: en 2015, el 6,5 % de la población mundial de 15 años o más consumía tabaco sin humo (8,4 % para los hombres y 4,6 % para las mujeres).
  • Por sexo: para hombres de 15 años y más en todo el mundo, 43 % fumaron tabaco en 2000 en comparación con 34 % en 2016, mientras que 11 % de las mujeres fumaron en 2000, en comparación con 6 % en 2016. En la Región de las Américas, la prevalencia de los hombres en 2000 era 33,4 % comparado con 22 % en 2015, y, entre las mujeres, 22,6 % en 2000 comparado con 12,9 % en 2015.
  • Respuesta de los países: más de la mitad de todos los Estados Miembros de la OMS han reducido la demanda de tabaco, y casi uno de cada cuatro probablemente alcanzará el objetivo de reducción del 30 % para 2025. Pero los países deben hacer más para monitorear el consumo de tabaco en todas sus formas, no solo en el consumo de cigarrillos. Actualmente, uno de cada cuatro países tiene datos insuficientes para monitorear su epidemia de tabaquismo.
  • Juventud: en todo el mundo, alrededor del 7 %, o algo más de 24 millones de adolescentes de entre 13 y 15 años, fuman cigarrillos (17 millones de varones y 7 millones de mujeres). Alrededor del 4 % de los adolescentes de entre 13 y 15 años (13 millones) usan productos de tabaco sin humo. En la Región de las Américas, alrededor del 10 % o 4,6 millones de adolescentes de entre 13 y 15 años fuman cigarrillos (2,4 millones de varones y 2,2 millones de mujeres). Alrededor del 2 % de los adolescentes de entre 13 y 15 años (1,2 millones) usan productos de tabaco sin humo.
  • Países en desarrollo: más del 80 % de los fumadores de tabaco viven en países de bajos y medianos ingresos. La prevalencia del consumo de tabaco está disminuyendo más lentamente en los países de bajos y medianos ingresos que en los países de altos ingresos.

 

Anuncios


Deja un comentario

Medjugorje: todavía sin aclaración

Medjugorje; el Papa nombra a Hoser visitador permanente

El arzobispo polaco había llevado a cabo una inspección pastoral por cuenta del Pontífice. Ahora se ocupará de acompañar a los fieles, pero sin entrar en los problemas sobre la autenticidad de las apariciones

Monseñor Henryk Hoser, arzobispo emérito de Warszawa-Praga

44
0
Pubblicato il 31/05/2018
Ultima modifica il 31/05/2018 alle ore 13:11
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

Todavía no hay pronunciamientos sobre la sobrenaturalidad de las apariciones marianas que se verifican desde hace décadas. Pero llegó una significativa decisión que indica cuáles son las prioridades del Papa Francisco: el acompañamiento de todos los fieles que llegan a Medjugorje desde todos los rincones del mundo.

 

El Papa Bergoglio, este 31 de mayo de 2018, nombró a monseñor Henryk Hoser, arzobispo emérito de Warszawa-Praga, en Polonia, «visitador apostólico de carácter especial para la parroquia de Medjugorje, a tiempo intederminado y “ad nutum Sanctae Sedis”», es decir a disposición de la Santa Sede.

 

«Se trata –informa un comunicado de la Sala de Prensa vaticana– de un encargo exclusivamente pastoral, en continuidad con la misión de enviado especial de la Santa Sede para la parroquia de Medjugorje, encomendada a monseñor Hoser el 11 de febrero de 2017 y por él concluida en los meses pasados».

 

«La misión del visitador apostólico –concluye el comunicado– tiene la finalidad de asegurar un acompañamiento estable y continuo de la comunidad parroquial de Medjugorje y de los fieles que hacia allí se dirigen en peregrinaje, cuyas necesidades exigen una peculiar atención».

 

El director de la Sala de Prensa vaticana, Greg Burke, insistió en el «carácter pastoral, no doctrinal» de la misión de Hoser, y en que la decisión de hoy no tiene nada que ver con «cuestiones doctrinales» sobre la autenticidad de las apariciones marianas de Medjugorje. El nombramiento representa, pues, «no la conclusión» de la historia de Medjugorje, sino «el paso sucesivo» a la primera misión del mismo Hoser. El religioso, además, «tendrá su residencia en Medjugorje, para colaborar más con el obispo y con los franciscanos locales».

 

Como se sabe, mosneñor Hoser, a quien no se le había encargado que se ocupara de las apariciones en cuanto tales, sino que de los fieles, está a favor, personalmente, de que se reconozcan las apariciones mismas. Su nombramiento como “comisario” que depende directamente del Papa para acompañar a los fieles indica que se considera que en el pasado la diócesis de Mostar no lo hizo con la atención necesaria. El pastor encargado de ella, monseñor Ratko Peric, es conocido por no estar de acuerdo en el reconocimiento de las apariciones marianas.

 

Benedicto XVI encomendó en su momento al cardenal Camillo Ruini la presidencia de una Comisión compuesta por cardenales, obispos y teólogos para que evaluara toda la documentación sobre los fenómenos de Medjugorje.

 

 

Cuando la comisión concluyó su trabajo (con un juicio positivo sobre la sobrenaturalidad del fenómeno, por lo menos durante las primeras semanas de las apariciones, y con la propuesta de separar a Medjugorje de la diócesis de Mostar para transformarla en un santuario que dependiera directamente de la Santa Sede), los resultados fueron entregados al Papa Francisco. En varias ocasiones este último ha demostrado su aprecio por el trabajo de la comisión y por sus conclusiones.

 

Pero el voluminoso informe de la comisión Ruini, que examinó todos los mensajes, interrogó a todos los videntes, etc… fue definido como uno de los tantos pareceres al respecto por la Congregación para la Doctrina de la Fe. El Papa quiso adjudicarse cualquier decisión al respecto y pidió que los pareceres del Dicasterio fueran enviados directamente a él.

 

El nombramiento de Hoser como visitador permanente indica que, mientras llegan futuras decisiones en relación con la naturaleza del fenómeno, la prioridad es y seguirá siendo el cuidado pastoral de los peregrinos que visitan Medjugorje. La elección del obispo polaco, ya emérito, representa un primer paso hacia la solución indicada por la comisión Ruini, es decir que la Santa Sede se ocupe directamente del acompañamiento pastoral de los millones de personas que visitan el pueblito de Bosnia-Herzegovina que se hizo famoso a partir de junio de 1981 debido a las apariciones marianas más numerosas de la historia.


Deja un comentario

Carta del Papa a todos los fieles de Chile sobre la cuestión de la pederastia.

El Papa escribe a los chilenos y agradece a las víctimas de abuso por su valentía

La carta de Francisco a los fieles de Chile: el grito de los que han sufrido abusos sexuales ha llegado al cielo, la cultura del encubrimiento es incompatible con el Evangelio. Se necesita el compromiso de todo el pueblo de Dios para contrarrestar el clericalismo

El Pontífice argentino

96
0
Pubblicato il 31/05/2018
Ultima modifica il 31/05/2018 alle ore 18:28
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

El clamor de las víctimas de los abusos sexuales «llegó al cielo. Quisiera, una vez más, agradecer públicamente la valentía y la perseverancia de todos ellos. Este último tiempo, es tiempo de escucha y discernimiento para llegar a las raíces que permitieron que tales atrocidades se produjeran y perpetuasen, y así encontrar soluciones al escándalo de los abusos no con estrategias meramente de contención -imprescindibles pero insuficientes sino con todas las medidas necesarias para poder asumir el problema en su complejidad». Es un fragmento clave de la carta que el Papa Francisco envía al pueblo de Chile, un texto de ocho cartillas que lleva la fecha de este 31 de mayo de 2018. Al leer el texto, publicado por el sitio del Episcopado chileno a medio día (hora local), se deduce que el problema de los abusos sexuales, de poder y de conciencia en Chile no puede ser reducido a algunos casos circunscritos, sino que representa una enfermedad más profunda, relacionada con una manera clerical de concebir a la Iglesia, que no se supera sin la ayuda de todos.

 

Bergoglio recuerda las oraciones que pidió a los fieles chilenos antes de su encuentro con los obispos en el Vaticano, que concluyó con la clamorosa decisión de todo el episcopado de poner en manos del Papa el destino de su mandato, para dejar que decidiera libremente. «Apelar a Ustedes, pedirles oración no fue un recurso funcional como tampoco un simple gesto de buena voluntad», sino, por el contrario, «quise enmarcar las cosas en su preciso y precioso lugar y poner el tema donde tiene que estar: la condición del Pueblo de Dios».

 

Antes de referirse directamente al tema de los abusos, el Papa describe la situación de una Iglesia enferma de clericalismo. «Cada vez que intentamos suplantar, acallar, ningunear, ignorar o reducir a pequeñas elites al Pueblo de Dios en su totalidad y diferencias –escribe el Pontífice argentino–, construimos comunidades, planes pastorales, acentuaciones teologías, espiritualidades, estructuras sin raíces, sin historia, sin rostros, sin memoria, sin cuerpo, en definitiva, sin vidas. Desenraizarnos de la vida del pueblo de Dios nos precipita a la desolación y perversión de la naturaleza eclesial; la lucha contra una cultura del abuso exige renovar esta certeza».

 

«En el Pueblo de Dios –insiste el Papa– no existen cristianos de primera, segunda o tercera categoría. Su participación activa no es cuestión de concesiones de buena voluntad, sino que es constitutiva de la naturaleza eclesial. Es imposible imaginar el futuro sin esta unción operante en cada uno de Ustedes que ciertamente reclama y exige renovadas formas de participación […] La renovación en la jerarquía eclesial por si misma no genera la transformaci6n a la que el Espíritu Santo nos impulsa. Se nos exige promover conjuntamente una transformación eclesial que nos involucre a todos». El problema no se extirpa de raíz sin la participación de todo el pueblo de Dios, no se resuelve solamente con medidas técnicas o nuevas normas, no se resuelve sin conversión y disponibilidad a la obra del Espíritu Santo.

 

Por ello, afirma Francisco, hay que «mirar el presente sin evasiones pero con valentía, con coraje pero sabiamente, con tenacidad pero sin violencia, con pasión pero sin fanatismo, con constancia pero sin ansiedad, y así cambiar todo aquello que hoy ponga en riesgo la integridad y la dignidad de cada persona; ya que las soluciones que se necesitan reclaman encarar los problemas sin quedar atrapados en ellos o, lo que seria peor, repetir los mismos mecanismos que queremos eliminar».

 

Después, el Pontífice agradece a las víctimas y a las personas que se han ofrecido para escuchar. «Todo el proceso de revisión y purificación que estamos viviendo es posible gracias al esfuerzo y perseverancia de personas concretas que, incluso contra toda esperanza o teñidas de descrédito, no se cansaron de buscar la verdad; me refiero a las victimas de los abusos sexuales, de poder, de autoridad y a aquellos que en su momento les creyeron y acompañaron. Victimas cuyo clamor llego al cielo».

 

«Quisiera, una vez más—continúa Francisco—, agradecer públicamente la valentía y la perseverancia de todos ellos. Este último tiempo, es tiempo de escucha y discernimiento para llegar a las raíces que permitieron que tales atrocidades se produjeran y perpetuasen, y así encontrar soluciones al escándalo de los abusos no con estrategias meramente de contención -imprescindibles pero insuficientes- sino con todas las medidas necesarias para poder asumir el problema en su complejidad».

 

Francisco subraya el problema de la falta de atención a las víctimas de abusos. «Creo que aquí reside una de nuestras principales faltas y omisión: el no saber escuchar a las víctimas. Así se construyeron conclusiones parciales a las que le faltaban elementos cruciales para un sano y claro discernimiento. Con vergüenza debo decir que no supimos escuchar y reaccionar a tiempo». La visita de monseñor Scicluna y de monseñor Bertomeu, los dos prelados autores de la investigación que sentó las bases para el la decisión del Papa, «nace al constatar que existían situaciones que no sabíamos ver y escuchar. Como Iglesia no podíamos seguir caminando ignorando el dolor de nuestros hermanos».

 

Durante los encuentros con las víctimas de abusos, explica el Papa, «constate cómo la falta de reconocimiento/escucha de sus historias, como también del reconocimiento/aceptación de los errores y las omisiones en todo el proceso, nos impiden hacer camino». Un reconocimiento que «quiere ser más que una expresión de buena voluntad hacia las víctimas, más bien quiere ser una nueva forma de pararnos frente a la vida, frente a los demás y frente a Dios».

 

«El “nunca más” a la cultura del abuso –escribe Bergoglio–, así como al sistema de encubrimiento que le permite perpetuarse, exige trabajar entre todos para generar una cultura del cuidado que impregne nuestras formas de relacionarnos, de rezar, de pensar, de vivir la autoridad; nuestras costumbres y lenguajes y nuestra relación con el poder y el dinero».

 

«Hoy sabemos que la mejor palabra que podamos dar frente al dolor causado –afirma el Papa– es el compromiso para la conversión personal, comunitaria y social que aprenda a escuchar y cuidar especialmente a los más vulnerables. Urge, por tanto, generar espacios donde la cultura del abuso y del encubrimiento no sea el esquema dominante; donde no se confunda una actitud crítica y cuestionadora con traición». Y Francisco pone el dedo en la llaga de las prácticas eclesiales que tratan de uniformar y que no respetan las experiencias ni las instancias de los fieles.

 

«Esto nos tiene que impulsar como Iglesia a buscar con humildad a todos los actores que configuran la realidad social y promover instancias de diálogo y constructiva confrontación para caminar hacia una cultura del cuidado y protección. Pretender esta empresa solamente desde nosotros o con nuestras fuerzas y herramientas nos encerraría en peligrosas dinámicas voluntaristas que perecerían en el corto plazo». Es una invitación a la Iglesia a que colabore con la sociedad y con las autoridades públicas que se ocupan de crear un ambiente saludable y seguro para los menores.

 

El Papa exhorta «a todos los cristianos y especialmente a los responsables de Centros de formación educativa terciaria, de educación formal y no formal, Centros sanitarios, Institutos de formación y Universidades, a mancomunar esfuerzos en las diócesis y con la sociedad civil toda para promover lúcida y estratégicamente una cultura del cuidado y protección. Que cada uno de estos espacios promueva una nueva mentalidad».

 

«La cultura del abuso y del encubrimiento es incompatible con la lógica del Evangelio –insiste Bergoglio– ya que la salvación ofrecida por Cristo es siempre una oferta, un don que reclama y exige la libertad. Lavando los pies a los discípulos es como Cristo nos muestra el rostro de Dios. Nunca es por coacción ni obligación sino por servicio. Digámoslo claro: todos los medios que atenten contra la libertad e integridad de las personas son anti-evangélicos».

 

«Invito a todos los Centros de formación religiosa, facultades teológicas, institutos terciarios, seminarios, casas de formación y de espiritualidad a promover una reflexión teológica que sea capaz de estar a la altura del tiempo presente, promover una fe madura, adulta y que asuma el humus vital del Pueblo de Dios con sus búsquedas y cuestionamientos». Francisco quiere promover de esta manera «comunidades capaces de luchar contra situaciones abusivas, comunidades donde el intercambio, la discusión, la confrontación sean bienvenidas. Seremos fecundos en la medida que potenciemos comunidades abiertas desde su interior y así se liberen de pensamientos cerrados y auto- referenciales llenos de promesas y espejismos que prometen vida pero que en definitiva favorecen la cultura del abuso».

 

Para concluir, Francisco, después de haber recordado la importancia de la pastoral como antídoto contra el clericalismo que «busca siempre controlar y frenar la unción de Dios sobre su pueblo», invita a apreciar también el bien que existe y a tener en cuenta «a muchos fieles laicos, consagrados, consagradas, sacerdotes, obispos que dan la vida por amor en las zonas más recónditas de la querida tierra chilena». El Papa invita, y se parece mucho a la invitación que dirigió el mismo Bergoglio a los consagrados en Santiago de Chile durante su viaje de enero de este año, a «no disimular, esconder o encubrir nuestras llagas. Una Iglesia llagada es capaz de comprender y conmoverse por las llagas del mundo de hoy, hacerlas suyas, sufrirlas, acompañarlas y moverse para buscar sanarlas. Una Iglesia con llagas no se pone en el centro, no se cree perfecta, no busca encubrir y disimular su mal, sino que pone allí al único que puede sanar las heridas y tiene un nombre: Jesucristo».

 

«Esta certeza es la que nos moverá a buscar, a tiempo y destiempo, el compromiso por generar una cultura donde cada persona tenga derecho a respirar un aire libre de todo tipo de abusos. Una cultura libre de encubrimientos que terminan viciando todas nuestras relaciones. Una cultura que frente al pecado genere una dinámica de arrepentimiento, misericordia y perdón, y frente al delito, la denuncia, el juicio y la sanción». Es decir, todo lo contrario del silencio, del encubrimiento, del descrédito de las víctimas, de la defensa auto-referencial con actitudes de casta, que se han, desgraciadamente, registrado en Chile. Y, no hay que olvidarlo, también en otros lugares.


Deja un comentario

Chile: nueva investigación del Vaticano sobre pederastia.

Mons. Charles SciclunaMons. Charles Scicluna 

El Papa encarga una nueva misión a Mons. Scicluna en Chile

El Santo Padre envía a Mons. Scicluna a continuar la investigación sobre los abusos sexuales, esta vez, en la Diócesis de Osorno; y recibe en el Vaticano a un segundo grupo de víctimas del sacerdote Fernando Karadima

Ciudad del Vaticano

El Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, ha anunciado a través de un comunicado, emitido el jueves 31 de mayo, que este próximo fin de semana, tal y como estaba previsto, el Santo Padre recibirá en la Casa Santa Marta a un segundo grupo de víctimas del Rev. Fernando Karadima y sus seguidores de la parroquia del Sagrado Corazón de Providencia (“El Bosque”).

El Papa recibirá a un segundo grupo de víctimas

Se trata de cinco sacerdotes que han sido víctimas de abusos de poder, de conciencia y sexuales. Junto a ellos habrá también dos sacerdotes que han asistido a las víctimas en su recorrido jurídico y espiritual, y dos laicos implicados en este sufrimiento. Todos se hospedarán en el Vaticano del 1 al 3 de junio.

 

Con este nuevo encuentro, programado hace un mes, el Papa Francisco quiere mostrar su cercanía a los sacerdotes abusados, acompañarles en su dolor y escuchar su valioso parecer para mejorar las actuales medidas preventivas y de lucha contra los abusos en la Iglesia.

Se concluye así esta primera fase de encuentros que el Santo Padre ha querido mantener con las víctimas del sistema abusivo instaurado hace varias décadas en la mencionada parroquia.

Estos sacerdotes y laicos representan a todas las víctimas de los abusos del clero en Chile pero no se descarta repetir iniciativas similares en el futuro.

Nueva misión de Mons. Scicluna en Chile

Por otra parte, con el fin de avanzar en el proceso de reparación y sanación de las víctimas de abusos, en los próximos días partirán de nuevo a Chile Mons. Charles Scicluna y Mons. Jordi Bertomeu, esta vez en misión a la diócesis de Osorno, enviados por el Pontífice.

 

Mientras tanto, el Santo Padre hará llegar al Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile una carta redactada personalmente y dirigida a todo el Pueblo de Dios, como había prometido a los obispos.

Asimismo, el Sucesor de Pedro sigue pidiendo a los fieles de Chile –y especialmente a los fieles de las parroquias donde estos sacerdotes desempeñan su ministerio pastoral– que les acompañen con la oración y la solidaridad durante estos días.

Comunicado Oficina de Prensa de la Santa Sede


Deja un comentario

Nicaragua: los obispos consideran imposible el diálogo político en el actual clima de violencia

marcha protesta Nicaragua obispos no diálogo nacional violenciaLa gran marcha de protesta en Nicaragua  (AFP or licensors)

Obispos de Nicaragua: no a Diálogo Nacional si continúa la violencia

En un comunicado, los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua dejan claro que no se puede reanudar el Diálogo Nacional si el pueblo nicaragüense continúa a ser reprimido y asesinado

Ciudad del Vaticano

La Conferencia Episcopal de Nicaragua ha declarado hoy suspendido el diálogo nacional, lanzado por el Presidente Daniel Ortega, “mientras al pueblo de Nicaragua se le siga negando el derecho a manifestarse libremente y continúe siendo reprimido y asesinado”. Lo dieron a conocer este 31 de mayo los obispos de este país centroamericano, con un comunicado.

Dolor y condena

“Hemos vivido con profundo dolor los acontecimientos violentos perpetrados la noche de ayer por grupos armados afines al gobierno contra la población civil”, afirman los obispos nicaragüenses en el comunicado. “Condenamos enérgicamente estos hechos violentos en contra del ejercicio de la libre manifestación pacífica y rechazamos absolutamente esta agresión organizada y sistemática en contra del pueblo, la cual ha dejado decenas de heridos y algunas personas muertas”, continúa el texto.

No más violencia inhumana

Los Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua – mediadores entre el Gobierno y representantes de la población civil – subrayan que no pueden “seguir permitiendo esta violencia inhumana” y además de condenar “todos estos actos de represión de parte de grupos cercanos al gobierno” aclaran que “no se puede reanudar la mesa del Diálogo Nacional mientras al pueblo de Nicaragua se le siga negando el derecho a manifestarse libremente y continúe siendo reprimido y asesinado”.

Finalmente, “en este momento en que la historia del país sigue manchada de sangre” los Obispos nicaragüenses invocan a la Virgen Dolorosa, para que consuele “a tantas madres nicaragüenses que sufren por el asesinato de sus hijos”.

La grave crisis sociopolítica continúa a dejar victimas

En el marco de manifestaciones a favor y en contra del Gobierno de Daniel Ortega, la marcha de ayer ha sido la más grande manifestación de plaza en Nicaragua de los últimos 30 años. Había sido convocada en coincidencia con el Día de la Madre por un grupo de madres de ciudadanos muertos durante la represión de las protestas, que tienen lugar desde el 18 de abril en el país y que ha dejado, decenas de muertos. Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la marcha de ayer ha dejado un saldo de 76 heridos y 11 muertos. La denominada “Madre de todas las marchas”, de más de 5 kilómetros, desfilaba pacíficamente por el centro del Managua en reclamo de justicia por las víctimas de la represión por la democratización del país, cuando fue atacada por  grupos armados que abrieron fuego indiscriminadamente entre la muchedumbre.


Deja un comentario

El Papa celebrará la fiesta del Corpus el domingo fuera de Roma

Corpus Domini Eucaristía Corpus Domini Eucaristía   (Vatican Media)

Corpus Christi con el Papa el domingo en las afueras de Roma

La solemnidad de Corpus Christi este año el Papa Francisco la celebrará en la localidad de Ostia el domingo 3 de junio.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

El papa Francisco celebrará la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, el “Corpus”, el 3 de junio en Ostia, en las afueras de Roma, y no en la Basílica de San Juan de Letrán, como ha sido tradición en los últimos 40 años. Francisco presidirá la Santa Misa a las 18.00 (hora local en Italia) en la plaza de la iglesia de Santa Mónica de Ostia y después presidirá la procesión del Santísimo Sacramento. Vatican News transmitirá la radio crónica con comentario en español de este evento a través del canal de YouTube.

“Se rompe una tradición, pero comienza otra” – subraya el obispo auxiliar de la diócesis de Roma para el sector sur, Paolo Lojudice, recordando que – “hasta 1978, con Pablo VI se identificaba la celebración del Corpus Christi en diferentes áreas de la ciudad”.

“En 1968, el propio Papa Montini celebró el Corpus Christi en Ostia” asegura Lojudice, puntualizando que es algo que “forma parte de la lógica pastoral del Papa Francisco”, en su “magisterio de los signos”, que quiere llevar a la Iglesia hacia fuera, a las calles, a las periferias, a la proximidad de los ambientes y las situaciones más delicadas”.

“El próximo domingo es una gran oportunidad para toda la localidad – añade el prelado – no es una visita a una parroquia, sino a una comunidad entera”. Las cifras confirman esto: participarán cerca de 850 niños de la Comunión, a quienes se les ha pedido usar la clásica túnica blanca; 150 los niños de los oratorios, que serán identificados por una camiseta amarilla; 350 jóvenes de la Confirmación, con camiseta roja.

Además, en preparación al Corpus Domini, las ocho parroquias de Ostia organizaron una vigilia de oración, que tuvo lugar el 30 de mayo en la playa de Idroscalo.


Deja un comentario

Festividad del Corpus Christi. Homilía por J.A. Jáuregui S.J.

 

 

CORPUS CHRISTI

 

La solemnidad del Corpus Christi es la fiesta de la Eucaristía. Celebra el don del sacramento del altar en cierto contraste con el Jueves Santo, donde la institución de la Eucaristía queda algo eclipsada por la sombra de la cruz.

Ningún otro aspecto del pensamiento teológico de san Juan ha provocado diferencias tan tajantes como toda la cuestión del sacramentalismo. La escuela kerigmática privilegió de tal forma el ministerio de la Palabra que eliminó como espureas las mediaciones materiales, en concreto, todos los textos que hacen referencia a los sacramentos. Todas las alusiones al Bautismo y a la Eucaristía serían, según esos autores, interpolaciones de un redactor eclesiástico, es decir, una especie de  “Nihil obstat” sellado por la gran Iglesia para aceptar como canónico el evangelio presuntamente sectario de Juan. Pero el rodaje de la investigación promovida por esta posición apriorística ante el cuarto evangelio ha demostrado que el mensaje cristiano no es una quintaesencia dirigida a las almas de la facción más espiritualizante de la Iglesia, sino un mensaje dirigido a la salvación de los hombres en su totalidad compuesta de alma y cuerpo.

Este mensaje encaja perfectamente con el proyecto creador de Dios enunciado en el Génesis (1,26): “Hagamos al hombre a nuestra imagen”. Y la imagen de Dios no es el alma sino el hombre con cuerpo y alma. San Juan en el pórtico de su evangelio proclama que el Verbo de Dios se hizo carne y puso su tienda entre nosotros, recalcando así la parte más material del hombre.

El secreto profundo, la novedad más original del Cristianismo respecto de todo su entorno cultural, no es una doctrina espiritual más pura que todas las demás religiones. El Cristianismo es muy terrenal, dice una gran referencia al cosmos, es “carnal”.

A partir de aquí podemos entender, evitando extremos carnalistas cuidadosamente matizados por el evangelista, lo que es propiamente la Eucaristía, el regalo que Jesús nos dejó en este sacramento. No se trata tanto de una interiorización, de un ensimismamiento ante la experiencia sublime de la inhabitación de Jesús en lo más íntimo de nuestro ser. Un aspecto, por cierto, sumamente enriquecedor que no se debe desdeñar. Pero no abarca toda la intención fundadora del Señor. Para obrar la salvación Dios podría haber tocado solamente el alma del hombre y atraer hacia Sí a cada individuo. Una concepción de la religiosidad cristiana profundamente arraigada en personas muy buenas y auténticas marcadas por el sello de una formación religiosa reformista, luterana, que no necesita de la mediación eclesial para elevarse a Dios y sentirlo en su interior, pero que trajo consigo, como confesó Käsemann en la crítica de su maestro Rudolf Bultmann, consecuencias funestas en la Europa del tercer Reich. El evangelio de Juan, en su conjunto, nos dice que Dios ha querido atraerse a los hombres de una manera corporal, real, mundiforme y no solo espiritual. Los sacramentos son signos de que podemos ver, oír y tocar el agua del bautismo, el óleo de la unción, el pan y el vino de la eucaristía.

El sacramento es un puente lanzado a la realidad de Dios. Es un signo visible de la presencia real de Dios en nuestro mundo concreto y real. Lo más íntimo del Cristianismo no consiste en una espiritualización mundífuga, sino en una integración sublime de todo el mundo real y de todo hombre viviente que lleva consigo un fuerte compromiso de solidaridad universal.

Este es el misterio de nuestra fe que acogemos primero con un silencio estremecido y proclamamos a continuación después de la consagración cada vez que celebramos la Eucaristía. Este misterio nos habla de un Dios que es amor infinito a la vida humana, a la realidad terrena. De no ser así, no se habría hecho hombre.

Esto recordamos en cada Eucaristía que celebramos. Recordamos al hombre Jesús de Nazaret. Pensamos en el modo como salio al encuentro de los hombres para prometerles incansablemente fuerza y esperanza. Y vemos cómo hizo realidad en sí mismo el mensaje que predicó y el amor del que habló. La Eucaristía es para nosotros una señal de que el amor que él predicó mostró su virtud en él mismo: La muerte no lo pudo retener”.

         Esta es la alegría de la fiesta del Corpus Christi. Ninguna religión ha pensado tan profundamente sobre el hombre entero como el Cristianismo. En un trozo de pan, en una material celebramos la presencia de Dios en medio de nosotros y nos unimos con El de una insignificante realidad manera corporal y real. El Corpus es la fiesta de la naturaleza redimida.

Bilbao, 3 de junio de 2018-05-25

José Antonio Jáuregui S.j.