Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor

Palabras del Papa al Foro económico de Davos (Suiza). Comentario

Deja un comentario

El Papa y la amenaza de los robots; “que el hombre esté al centro de la economía”

Mensaje de Bergoglio a los grandes de Davos: «La tecnología debe proteger la vida». El llamado a los empresarios: «Hay que crear trabajo y promover la justicia social»

Mensaje de Bergoglio a los grandes de Davos

50
0
Pubblicato il 23/01/2018
Ultima modifica il 23/01/2018 alle ore 13:50
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

«La inteligencia artificial, la robótica y las demás innovaciones tecnológicas» deben ser empleadas al servicio de la humanidad y de la protección de nuestra vida en la tierra, en lugar de convertirse en una amenaza «como algunas evaluaciones desgraciadamente prevén». Francisco envió un mensaje al Fórum económico mundial de Davos, que fue leído ayer por la tarde por el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, Prefecto del dicasterio para el Desarrollo Humano Integral. El Papa pide que el hombre esté en el centro de la economía, y no el dinero o las máquinas cada vez más sofisticadas que podrían sustituir a los hombres y a las mujeres que trabajan.

 

En el mensaje, dirigido al presidente ejecutivo del Wef Klaus Schwab, el Papa reflexiona sobre las recurrentes crisis financieras que han provocado nuevos desafíos y problemas para los gobiernos, «como el crecimiento del desempleo, el aumento de varias formas de pobreza, la extensión del abismo socio-económico y nuevas formas de esclavitud», a menudo relacionadas con conflictos y migraciones.

 

La ética del desarrollo

 

Desde hace ya cinco años, el Pontífice insiste en que el actual sistema económico-financiero se está volviendo insostenible y que la economía, la finanza y la defensa del medio ambiente, las migraciones y las guerras son temas relacionados entre sí. En este contexto, explica Bergoglio, «es fundamental salvaguardar la dignidad de la persona humana, en particular ofreciendo a todos verdaderas oportunidades para un desarrollo humano integral y mediante políticas económicas que favorezcan la familia». Los modelos económicos, escribe el Papa Francisco, deben «observar una ética de desarrollo sostenible e integral, basada en valores que pongan en el centro a la persona humana y sus derechos».

 

«Frente a las muchas barreras de la injusticia, de la soledad, de la desconfianza y de la sospecha que todavía son construidas en nuestros días –escribe Francisco–, el mundo del trabajo está llamado a dar pasos valientes para que “ser y trabajar juntos” no sea solo un eslogan, sino un programa para el presente y para el futuro».

 

«Soamente mediante una firme determinación compartida por todos los actores económicos podremos esperar dar una nueva dirección al destino de nuestro mundo –explica el Papa. De la misma manera, también la inteligencia artificial, la robótica y las demás innovaciones tecnológicas deben emplearse de manera que contribuyan al servicio de la humanidad y a la protección de nuestra casa común, en lugar de lo contrario, como algunas evaluaciones desgraciadamente prevén».

 

La encíclica

En la encíclica «Laudato si’», después de haber descrito positivamente las conquistas de la ciencia y de la técnica, Francisco escribió: «Pero no podemos ignorar que la energía nuclear, la biotecnología, la informática, el conocimiento de nuestro propio ADN y otras capacidades que hemos adquirido nos dan un tremendo poder. Mejor dicho, dan a quienes tienen el conocimiento, y sobre todo el poder económico para utilizarlo, un dominio impresionante sobre el conjunto de la humanidad y del mundo entero»

La carta papal al Fórum de Davos concluye explicando que «no podemos quedarnos en silencio frente al sufrimiento de millones de personas cuya dignidad ha sido herida» y que es, precisamente, «un imperativo moral, una responsabilidad que nos toca a todos, crear las condiciones justas para vivir con dignidad». El llamado es rechazar una «cultura usa y tira». Al mundo de los empresarios, el Papa pide aumentar la calidad de la productividad, crear trabajo, respetar las leyes que lo regulan, combatir la corrupción y promover la justicia social: una importante responsabilidad que hay que ejercer con discernimiento, «porque las decisiones serán decisivas al dar forma al mundo de mañana y al de las futuras generaciones».

Autor: loiolaxxi

periodista, jesuita, bloguero, profesor, jubilado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.