Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Uzbekistán: liberado tras 11 años de encarcelamiento injusto.

Liberado Erkin Musaev tras 11 años de encarcelamiento injusto

22 de agosto de 2017

El ex alto cargo del gobierno de Uzbekistán y trabajador de la ONU Erkin Musaev, que fue torturado y después injustamente encarcelado por las autoridades, ha escrito una carta de agradecimiento a Amnistía Internacional tras haber quedado en libertad hace tan sólo una semana.

Musaev fue condenado a 20 años de cárcel en 2007 tras una serie de de juicios manifiestamente injustos, acusado de espiar para un Estado miembro de la OTAN sin especificar y de utilizar indebidamente fondos de la ONU. Su declaración de culpabilidad se basó en una confesión que se vio obligado a firmar después de que su familia fuera amenazada por agentes del servicio de seguridad.

Con indignación ante la injusticia de su reclusión sin haber sido juzgado con las debidas garantías, miles de simpatizantes de Amnistía Internacional actuaron en favor de Erkin Musaev y pidieron su excarcelación en el marco de la campaña Escribe por los Derechos 2014.

Ahora que ya está libre, Erkin ha transmitido personalmente su agradecimiento en una carta dirigida a los y las activistas de Amnistía Internacional que alzaron la voz en su favor:

“Quiero expresar mi enorme agradecimiento a todos los y las activistas de Amnistía Internacional, y a todas las personas que nos han apoyado, a mí y a mi familia, en un momento difícil. Mi liberación es realmente una gran victoria, y su contribución ha tenido un valor incalculable.

“Quisiera señalar que la dirección de la colonia penitenciaria cambió su actitud hacia mí tras las cartas de apoyo de los activistas. El personal de la colonia empezó a tratarme con más cautela, y me trasladaron a un trabajo más fácil.

Mi padre dijo que la actitud de la comunidad internacional hacia mi caso también cambió tras la campaña de Amnistía Internacional. De nuevo, les estoy muy agradecido a ustedes y a todos los activistas de su organización. 

Quiero añadir que estamos sólo al principio de la victoria, ya que [esta campaña] ha infundido esperanza y ánimo de lucha a otras personas condenadas de manera infame y a sus familias. Mucha gente de la zona [colonia penal] también presenció nuestra lucha, y ustedes dieron esperanza a sus almas. No se trata de una victoria sólo mía, sino también de todas las personas que han sido condenadas de manera infame.

Muchas gracias por todo lo que hicieron por mí”.

Anuncios


Deja un comentario

Venezuela: la iglesia católica y el régimen de Maduro.

Venezuela; el Vaticano quiere ayudar, pero no desgastarse con Maduro

«Misión imposible»; aún después de la renuncia del cardenal de Caracas, Monseñor Urosa, tendrá un rol fundamental

Una foto de otros tiempos: el cardenal Urosa con Chávez (Daniel Galli, archivo Ap Images)

42
1
Pubblicato il 31/08/2017
Ultima modifica il 31/08/2017 alle ore 15:08
LUIS BADILLA

En el estado actual de la situación, no parece que la renuncia del cardenal venezolano Jorge Urosa, arzobispo de Caracas, quien cumplió 75 años el lunes 28 pasado y debe presentarla por haber llegado al “límite de edad” (CDC canon 401), pueda cambiar de alguna manera la posición de la Conferencia Episcopal Venezolana. Como es sabido, desde hace algunos años el órgano de los obispos es fuertemente crítico del gobierno encabezado por el jefe de la junta cívico-militar Nicolás Maduro. A diferencia de lo que muchas veces dice la prensa, el progresivo y definitivo enfrentamiento de la Iglesia católica venezolana con los gobiernos del “socialismo bolivariano del siglo XXI”, plataforma programático-estratégica del “chavismo” fundado por Hugo Chávez (fallecido en 2013), no se reduce al último período, desde 2013 hasta hoy, cuando el “delfín” de Maduro accedió al cargo del “gran líder” difunto.

 

En realidad, la Iglesia venezolana es crítica y contraria al “chavismo” desde siempre, desde el momento mismo en que un tal Hugo Chávez apareció en el escenario político local en 1992 encabezando un golpe militar, que fracasó, contra el Presidente Carlos Andrés Pérez. Algunos gestos de acercamiento entre la Iglesia y Chávez se registraron en los años en que el militar, ya convertido en líder político, cumplía en la cárcel la condena por atentar contra el orden constitucional. Después, en 1999, cuando Chávez juró como Presidente elegido democráticamente por una gran mayoría, comenzaron a incrementarse gradualmente los desacuerdos, las controversias y las tensiones. Desde un comienzo, la cuestión central para la Iglesia local siempre fue, incluso en el caso de la nueva Constitución bolivariana, la fuerte tendencia del chavismo a las prácticas que se suelen denominar “democracia directa”, que en definitiva siempre implican conductas autoritarias y cada vez menos democráticas.

 

Este fue, por otra parte, uno de los temas que se discutieron en la audiencia que Benedicto XVI concedió a Chávez el 8 de junio de 2010. El encuentro, bastante tenso, concluyó con la entrega sorpresiva de una carta autógrafa del Papa Ratzinger donde, según lo que se pudo saber, el Pontífice resumía orgánica y metodológicamente, con extrema puntillosidad, los puntos de la larga controversia entre el régimen chavista, los obispos y la Sede Apostólica misma (sobre todo en materias tales como el nombramiento de los obispos, en la cual el gobernante pretendía tener derecho a una “voz especial”).

 

El cardenal Jorge Urosa tomó posesión de la arquidiócesis de Caracas a fines de 2005 por voluntad de Benedicto XVI, quien lo transfirió a la ciudad capital desde Valencia. Su predecesor, entre 1995 y 2005, fue el cardenal Ignacio Antonio Velasco García. Cuando asumió Urosa los desacuerdos y controversias con el chavismo eran muchos y serios. El nuevo arzobispo, como diocesano de Valencia, estaba perfectamente al tanto del itinerario tortuoso de las relaciones bilaterales y había contribuido a elaborar los lineamentos fundamentales del Episcopado en relación a Chávez. En otras palabras, el cardenal Urosa siguió siendo en Caracas una persona fuertemente contraria y crítica del régimen chavista y con el paso de los años, especialmente después del derrumbe devastador del liderazgo chavista a raíz de la muerte del dignatario, el comportamiento del purpurado se fue haciendo cada vez más hostil. Obviamente, la poca prudencia de Maduro no hizo más que acrecentar esa distancia y las controversias.

 

Desde hace algunos años la figura del cardenal Urosa se ha convertido en un eje central de la crisis venezolana. Su persona y su voz son familiares para el pueblo venezolano y para la opinión pública en general. Independientemente de la voluntad del cardenal, él es hoy el venezolano que encarna todo lo que en el país, en todos los sectores sociales, se rechaza de Maduro y de su dictadura cívico-militar. La misma Conferencia episcopal, encabezada por monseñor Diego Padrón arzobispo de Cumaná, tiene como punto de referencia al cardenal Urosa, y en los últimos años algunas diferencias que existían entre él y algunos obispos han desaparecido. Detrás del team Urosa-Padrón parece haber una unidad episcopal bastante monolítica, por lo menos en esta fase.

 

Dicha unidad, en torno a las posiciones que ya son conocidas, resultó muy clara para el Papa Francisco en el encuentro con los miembros de la Presidencia del Episcopado venezolano el 9 de junio pasado. A partir de aquel día, el Papa Francisco ha redimensionado sus intervenciones, que habían sido muchas desde el 21 de abril de 2013. En esa primera oportunidad el Santo Padre hizo la siguiente reflexión y exhortación: “Sigo con atención los hechos que están sucediendo en Venezuela. Los acompaño con viva preocupación, con intensa oración y con la esperanza de que se busquen y se encuentren caminos justos y pacíficos para superar el momento de grave dificultad que está atravesando el país. Invito al querido pueblo venezolano, de modo particular a los responsables institucionales y políticos, a rechazar con firmeza todo tipo de violencia y a entablar un diálogo basado en la verdad, en el mutuo reconocimiento, en la búsqueda del bien común y en el amor por la nación. Pido a los creyentes que recen y trabajen por la reconciliación y la paz. Unámonos en oración llena de esperanza por Venezuela, poniéndola en manos de Nuestra Señora de Coromoto”.

 

En las últimas semanas el Papa ha pedido que se rece por el amado pueblo venezolano pero no hizo ninguna referencia a sus anteriores intervenciones. Parecería que Francisco y la diplomacia vaticana han tomado nota de que ya no existen ni siquiera las condiciones mínimas para auspiciar y exhortar al “diálogo” o para un eventual rol de la Santa Sede. No se trata de una renuncia o una marcha atrás. Para el Vaticano, el diálogo y la búsqueda de acuerdos consensuados, de manera pacífica y democrática, siguen siendo el único camino verdadero para superar la crisis. En todo caso la cuestión es otra: no darle a Maduro ninguna excusa para continuar con sus danzas acrobáticas, con esa actitud de estar de acuerdo en las palabras pero paralelamente tomar medidas para consolidar un régimen autoritario, que ya no se puede llamar democrático.

 

Como es sabido, hace algunos días en Moscú el Secretario de Estado, cardenal P. Parolin, hizo un fuerte pedido a la Federación Rusa para que asuma un rol más decisivo y favorezca en sus relaciones con Caracas una actitud de diálogo de parte del presidente Maduro. Para los rusos también parece ser una “misión imposible”.

Estas consideraciones son las que permiten prever, como plausible y probable, una confirmación del cardenal Jorge Urosa como arzobispo de Caracas al menos durante otros dos años. Por otra parte, el purpurado está intensamente comprometido en los aspectos humanitarios del conflicto, la mayoría de las cuales son verdaderamente graves, y esa dimensión, para el Papa y la Sede Apostólica, tiene muchísima importancia.

 

Del blog “Terre d’America”


Deja un comentario

Jornada de oración por la salvaguarda de la creación. Mensaje de Francisco y Bartolomé.

Francisco y Bartolomé: “Que Dios nos ayude a salvar su Creación”

El Papa y el Patriarca ecuménico de Constantinopla firman juntos el mensaje en ocasión de la Jornada de Oración por la Salvaguardia de la Creación. Recuerdan que los primeros que pagan la devastación del medio ambiente son «los pueblos más vulnerables» y los que viven en la pobreza «en cada rincón del planeta». Llamado a los potentes: «No puede haber una solución a la crisis ecológica si la respuesta no es concertada y colectiva»

El Papa Francisco y el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé

Pubblicato il 31/08/2017
Ultima modifica il 31/08/2017 alle ore 19:39
GIANNI VALENTE
CIUDAD DEL VATICANO

La tierra nos fue encomendada por el Creador como un don maravilloso. Pero el «escenario decadente» que marca la historia del mundo se ha manifestado también en nuestro «insaciable deseo de manipular y controlar los recursos limitados del planeta», cediendo a la avidez por las «ganancias sin límites» prometidos por el mercado. Así nos hemos alejado del «propósito original de la Creación», y los primeros que pagan la factura de esta traición del plan de Dios son «los que viven en pobreza en cada rincón del planeta». Por ello es necesario rezar a Dios para agradecerle por el don de la Creación, pero también para pedirle que sostenga el compromiso por el cuidado y la protección de la Creación. Y también es necesario que los que tienen responsabilidades políticas, económicas y sociales escuchen «el grito de la tierra» y la súplica de los millones que imploran «la curación de nuestra Creación herida».

 

No es un simple manifiesto «verde», sino un verdadero grito de oración el mensaje que el Papa Francisco y el Patriarca de Constantinopla Bartolomé suscribieron juntos para pedir a «todos los hombres de buena voluntad» que dediquen tiempo a rezar por el medio ambiente el viernes primero de septiembre, Jornada Mundial de Oración por la Salvaguardia de la Creación. El texto, que lleva la fecha del primero de septiembre, fue anticipado hoy en una traducción italiana de la que se ocupó la agencia AsiaNews. El Sucesor de Pedro y el Sucesor de Andrés invitan a reconocer que las historias del mundo se entrelazan con el misterio de la Creación y con el misterio de la naturaleza humana, herida por el pecado original. Y, al mismo tiempo, y propio por este motivo, sugieren también una mirada crítica y original sobre el modelo de desarrollo triunfante y sobre las responsabilidades de quienes tienen el poder.

 

Un don traicionado

 

Las Sagradas Escrituras, subrayan el Papa Francisco y el Patriarca Bartolomé en las primeras páginas del mensaje, revelan que desde el principio Dios quiso que la humanidad cooperara con la preservación y con la protección de la Creación. «Al comienzo, como se lee en el Génesis, “aún no había ningún arbusto del campo sobre la tierra ni había brotado ninguna hierba, porque el Señor Dios no había hecho llover sobre la tierra. Tampoco había ningún hombre para cultivar el suelo” (Génesis, 2, 5). La tierra nos fue encomendada como un don sublime y una herencia, para la cual el género humano fue llamado a compartir hasta que, “al final”, todas las cosas del cielo y de la tierra sean restauradas en Cristo».

 

Pero, a pesar de este plan bueno, la historia del mundo ha hecho que surgiera un contexto diferente, marcado por «un escenario moralmente decadente», en el que la actitud de los hombres hacia la Creación ha obscurecido progresivamente la vocación de los hombres de ser «cooperadores de Dios». La pulsión de interferir en el «delicado y equilibrado ecosistema del mundo», el insaciable deseo «de manipular y controlar los recursos limitados del planeta», y la avidez por las «ganancias sin límites del mercado» nos han alejado «del objetivo original de la Creación». Ahora, prosiguen Bartolomé y Francisco, «ya no respetamos la naturaleza como un don compartido. En cambio, la consideramos una posesión privada». No nos ponemos de acuerdo con la naturaleza para sostenerla y, por el contrario, la dominamos «para afirmar nuestras construcciones».

 

Pagan los pobres

 

Las consecuencias de este proceso de alejamiento, se lee en el mensaje suscrito por el Papa Bergoglio y el Patriarca ecuménico, son «trágicas y duraderas». «El ambiente humano y el ambiente natural se deterioran juntos, y este deterioro del planeta pesa sobre los pueblos más vulnerables». El impacto del cambio climático «golpea principalmente a los que viven en la pobreza en cada rincón del planeta. Nuestro deber de usar los bienes de la tierra de manera responsable —escribieron el Papa y el Patriarca—implica el reconocimiento y el respeto por todos los pueblos y todas las criaturas vivas. La llamada urgente es el desafío para cuidar la Creación son una invitación a toda la humanidad para que lleve a cabo un verdadero desarrollo sostenible e integral».

 

El Señor y el corazón de los potentes

 

Frente al escenario descrito los dos pastores cristianos, unidos también «por el común cuidado de la Creación de Dios, y reconociendo la tierra como un bien compartido», invitan con fervor a todos los hombres de buena voluntad «a dedicar un tiempo de oración por el ambiente el primero de septiembre». Una oración para agradecer al Creador amoroso» por el «noble don de la Creación» y también para pedirle que apoye un renovado compromiso por el cuidado y la preservación de la Creación: «después de todo, sabemos que trabajamos en vano si el Señor no está a nuestro lado».

 

A Dios, Bartolomé y el Papa Francisco piden cambiar la manera con la que los hombres se relacionan con el mundo. Y la oración que dirigen a Dios, para que toque los corazones de los hombres, está implícitamente relacionada con el llamado que el Papa Francisco y Bartolomé, en su mensaje, dirigen a los que tienen el poder: «Apelamos con urgencia a todos los que están en posición de responsabilidad de tipo social y económica, o política y cultural», escribieron los dos pastores, «para que escuchen el grito de la tierra y presten atención a las necesidades de los marginados, pero, sobre todo, para que respondan a la súplica de millones de sostener un común compromiso del mundo por la cura de nuestra Creación herida». «Estamos convencidos —añadieron— de que no puede haber una solución sincera y duradera al desafío de la crisis ecológica y del cambio climático si la respuesta no es concertada y colectiva, si la responsabilidad no es compartida y confiable, si no da prioridad a la solidaridad y al servicio».


Deja un comentario

Víctimas civiles en la lucha por Raqqa (Siria)

Zeid: Los civiles están pagando un precio inaceptable en la batalla para recuperar la ciudad de Raqqa

Ain Issa, a 50 km al norte de la ciudad de Raqqa, es el refugio provisional de los niños y adultos que han huido de las áreas controladas por ISIS en Raqqa, Siria. Foro: UNICEF / Soulaiman

31 de agosto, 2017 — Las fuerzas que luchan en la batalla contra ISIS para recuperar la ciudad de Raqqa, en Siria, están olvidándose de su obligación de proteger a los civiles, aseguró el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos este jueves.

Zeid Ra’ad Al Hussein declaró en un comunicado estar profundamente preocupado ya que los civiles, que deberían ser protegidos en todo momento, están pagando un “precio inaceptable” por la guerra y las fuerzas involucradas en la lucha contra el ISIS están perdiendo de vista el objetivo final de esta batalla: “Proteger y asistir a las personas que han estado sufriendo bajo ese régimen asesino”.

El mes de agosto la Coalición informó públicamente que había realizado 1.094 ataques aéreos en la ciudad de Raqqa y sus alrededores, mientras que la fuerza aérea rusa ejecutó 990 vuelos de combate y más de 2.500 ataques.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU verificó 151 muertes de civiles en seis incidentes relacionados con emboscadas aéreas y terrestres durante el mismo periodo de tiempo.

Zeid hizo un llamado a las partes del conflicto a facilitar la salida rápida y segura de los civiles que quieran abandonar Raqqa y garantizar la protección de quienes deciden quedarse.

Una vez Raqqa sea recuperado, la siguiente batalla será en la ciudad de Deir ez Zor, donde según la Oficina del Alto Comisionado se están reclutando civiles a la fuerza, entre ellos niños.

Zeid recordó a las partes que deben respetar sus obligaciones internacionales bajo la ley humanitaria y proteger a la población civil.


Deja un comentario

El uso hoy de municiones de racimo, en particular en Yemen y Siria.

Se duplican las muertes por municiones de racimo, la mayoría ocurren en Siria

Bombas de racimo. Foto: Human Rights Watch

31 de agosto, 2017 — Los Estados continúan ratificando y aplicando el tratado internacional que prohíbe las municiones en racimo, pero el uso de éstas en países como Siria y Yemen causó la muerte de casi 1.000 personas en 2016, aseguró el informe anual de la Coalición contra las Municiones en Racimo, de la que forma parte la ONU.

El número de fallecimientos por este tipo de armas se duplicó el año pasado en comparación con 2015 y la mayoría de las víctimas fueron civiles. Según Geff Abramson, coordinador de la Coalición, la única manera segura de acabar con esta amenaza es que todos los Estados se adhieran a la prohibición internacional de estas municiones.

La devastación humanitaria es particularmente aguda en Siria, donde el uso continuo de las municiones de racimo continúa sin disminuir desde mediados de 2012. De las 971 víctimas mortales que se cobraron estas armas en 2016, 860 fueron en ese país.

En total, 102 países han ratificado la Convención de la ONU sobre Municiones en Racimo, los últimos en hacerlo fueron Benín y Madagascar. Otros 17 Estados han firmado, pero aún no la han ratificado. En diciembre pasado, 141 Estados, entre ellos 32 no signatarios de la Convención, adoptaron una resolución clave de la Asamblea General de las Naciones Unidas en apoyo a ese instrumento.

Las municiones en racimo son disparadas por artillería y cohetes o lanzadas desde aviones. Éstas se abren en el aire para liberar varias bombas pequeñas o submuniciones sobre un área del tamaño de un campo de fútbol.

Las submuniciones a menudo no explotan en el impacto inicial, dejando restos peligrosos que representan el mismo peligro que las minas terrestres hasta que se remueven y destruyen.

Durante 2016, tres Estados Partes (Eslovaquia, España y Suiza) destruyeron 56.171 municiones en racimo y 2,8 millones de submuniciones.

En Siria, las fuerzas gubernamentales continúan utilizando estas armas y al menos 238 ataques fueron registrados entre agosto de 2016 y julio de 2017. En Yemen, la coalición dirigida por Arabia Saudita también ha usado bombas de racimo; sin embargo, el número de ataques ha disminuido tras una amplia condena internacional.


Deja un comentario

Camerún: profanación de la tumba de un Obispo

  CAMERÚN – Profanan la tumba de Mons. Bala en la catedral de Bafia

Yaoundé – “Se ha producido un claro acto de profanación en la Catedral de Bafia en la noche entre el domingo 27 y el lunes 28 de agosto. Se han encontrado rastros de sangre en la catedral”, ha afirmado Su Exc. Mons. Sosthène Léopold Bayemi Matjei, obispo de la cercana diócesis de Obala, que ha sido enviado al lugar por Su Exc. Kome Abraham, obispo de Bafang y Administrador Apostólico de Bafia.
Los restos de sangre estaban sobre la tumba de Su Exc. Mons. Jean Marie Benoît Bala, obispo de Bafia, cuyo cuerpo fue hallado son vida en el río Sanaga, el 2 de junio. Según la Conferencia Episcopal local Mons. Bala fue asesinado mientras que las autoridades afirman que se ha tratado de un suicidio .Después de la profanación, se ha decidido cerrar la catedral de San Sebastián al público, que sólo será reabierta después de la purificación del lugar. “La catedral está cerrada al culto público hasta que se celebre un rito penitencial según lo prescrito por el Código y el rito litúrgico”, ha declarado Mons. Sosthène Bayemi.