Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor

Ser Cardenales: palabras del Papa. Comentario

Deja un comentario

El Papa: “Jesús no os llama a ser príncipes sino a servir”

Francisco en el consistorio por los cinco nuevos cardenales: pararse de frente a la realidad, a los inocentes que sufren y mueren a causa de las guerras y el terrorismo, a los campos de prófugos que a veces se asemejan más a un infierno que a un purgatorio

Consistorio del Papa Francisco

595
0
Pubblicato il 28/06/2017
Ultima modifica il 29/06/2017 alle ore 17:00
ANDREA TORNIELLI
CITTÀ DEL VATICANO

“Jesús no os ha llamado para que os convirtáis en «príncipes» en la Iglesia, sino para servir”. Francisco “crea” cinco nuevos cardenales y les recuerda el deber al que están llamados. Es la breve homilía que el Papa ha escrito para la entrega de la birreta roja –señal de fidelidad hasta la efusión de la sangre por la fe– a los cinco nuevos purpurados de este mini-consistorio, decidido para mantener siempre al completo el colegio de los electores del futuro Papa, es decir, los cardenales con menos de 80 años. Han recibido el birrete Jean Zerbo, arzobispo de Bamako (Mali); Juan José Omella Omella, arzobispo de Barcelona (España); Anders Arborelius, obispo de Estocolmo (Suecia); Louis-Marie Ling Mangkhanekhoun, vicario apostólico de Pakse (Laos), y Gregorio Rosa Chavez, el obispo auxiliar de San Salvador (El Salvador).

 

A explicar el criterio seguido para su elección, son las cinco biografías. Zerbo está considerado un protagonista de primer orden en la obra de reconciliación del país, con su estilo siempre abierto al diálogo y al encuentro, su nombramiento lanza un mensaje de concordia y de unidad al pueblo de Mali, que espera que llegue una paz hasta ahora no alcanzada completamente. Hace un mes, poco después del anuncio del nombramiento, el nombre de Zerbo apareció en un reportaje sobre ’Swissleaks’ publicado en Le Monde a propósito de una presunta cuenta millonaria en Suiza a disposición de la diócesis. Su presencia en Roma indica que la investigación interna ha esclarecido su posición: en aquella cuenta se concentraban fondos de varios entes, no había millones a disposición de la diócesis, cuya disponibilidad económica está muy por debajo de sus necesidades.

 

Omella es un párroco con experiencia de misionario en África en el mismo estilo de los padres blancos, comprometido con las organizaciones solidarias y también con fuerte experiencia de gobierno con muchos años al frente de importantes diócesis españolas. Arborelius, hombre de diálogo, es el primer obispo católico de origen sueco desde los tiempos de la reforma luterana y l primer cardenal de los países del norte de Europa. Ling Mangkhanekhoun, ordenado sacerdote en un campo de refugiado, cuando la guerrilla hacía correr la sangre en su país, Laos, estuvo prisionero mucho tiempo: Francisco lo encontró el pasado enero y quedó sobrecogido por su historia y su profunda fe, sin sentimientos de represalia o venganza como en cualquier experiencia de martirio verdadera. Rosa Chavez ha sido amigo y estrecho colaborador del obispo beato y mártir Oscar Arnulfo Romero: es la primera vez que un auxiliar todavía en el cargo es creado cardenal.

El discurso inicial de agradecimiento al Papa no lo ha hecho el primero de la lista de los nuevos purpurados Zerbo, sino el español Omella, que en nombre de todos ha dicho: “A diferencia de los sacerdotes mundanos, en la Iglesia no existen otros títulos que no sean los que señalan el camino de un servicio más diligente y comprometido con el anuncio del Evangelio y el rescate en el nombre del Señor de todos, especialmente de los más necesitados … No queremos ser una Iglesia autorreferencial. Queremos ser – añadió – una Iglesia peregrina en las calles del mundo en busca de todos”.

 

El Papa Bergoglio ha iniciado la homilía partiendo de las palabras del Evangelio que acababa de proclamar, que describen Jesús mientras camina delante de los discípulos y va hacia Jerusalén, es decir, hacia su Pasión y muerte. Pero entre el corazón de Jesús y sus discípulos “hay una distancia, que sólo el Espíritu Santo podrá colmar”. Estos están “distraídos por intereses que no son coherentes con la «dirección» de Jesús, con su voluntad, que es una con la voluntad del Padre. Así como –hemos escuchado– los dos hermanos Santiago y Juan piensan en lo hermoso que sería sentarse uno a la derecha y el otro a la izquierda del rey de Israel. No miran la realidad. Creen que ven pero no ven, que saben pero no saben, que entienden mejor que los otros pero no entienden…”.

 

La realidad en cambio, ha continuado el Pontífice, es otra muy distinta, “es la que Jesús tiene presente y la que guía sus pasos. La realidad es la cruz, es el pecado del mundo que él ha venido a tomar consigo y arrancar de la tierra de los hombres y de las mujeres. La realidad son los inocentes que sufren y mueren a causa de las guerras y el terrorismo; es la esclavitud que no cesa de pisar la dignidad también en la época de los derechos humanos; la realidad es la de los campos de prófugos que a veces se asemejan más a un infierno que a un purgatorio; la realidad es el descarte sistemático de todo lo que ya no sirve, incluidas las personas”.

 

Y esto, ha subrayado el Papa “es lo que Jesús ve mientras camina hacia Jerusalén. Durante su vida pública él ha manifestado la ternura del Padre, sanando a todos los que estaban bajo el poder del maligno. Ahora sabe que ha llegado el momento de ir a lo más profundo, de arrancar la raíz del mal y por esto camina decididamente hacia la cruz”.

 

Francisco ha recordado a los nuevos cardenales: “Jesús «camina delante de vosotros» y os pide de seguirlo con decisión en su camino. Os llama a mirar la realidad, a no distraeros por otros intereses, por otras perspectivas. Él no os ha llamado para que os convirtáis en «príncipes» en la Iglesia, para que os «sentéis a su derecha o a su izquierda». Os llama a servir como él y con él. A servir al Padre y a los hermanos. Os llama a afrontar con su misma actitud el pecado del mundo y sus consecuencias en la humanidad de hoy. Siguiéndolo, también vosotros camináis delante del pueblo santo de Dios, teniendo fija la mirada en la Cruz y en la Resurrección del Señor”.

Anuncios

Autor: loiolaxxi

periodista, jesuita, bloguero, profesor, jubilado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s