Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor

La Comunidad de Sant’Egidio y la asistencia a los refugiados.

Deja un comentario

Corredores humanitarios; Sant’Egidio acoge a los más desesperados de Europa

Sin costos para el Estado, la Comunidad ayuda a los migrantes colocándolos en las parroquias

Migrantes en el Mediterràneo

Pubblicato il 05/06/2017
Ultima modifica il 05/06/2017 alle ore 15:01
GIACOMO GALEAZZI
ROMA

«Nació como una gota en el mar», explican en Sant’Egidio.Y ahora, a un año y tres meses, los corredores humanitarios han acogido a más refugiados que 14 Estados de la Unión Europea. El 29 de febrero de 2016 fue la primera llegada a Italia. Desde entonces, la Comunidad católica ha activado, junto con las Iglesias protestantes, recorridos humanitarios gracias a los que, hasta ahora, han llegado a Italia 800 personas (principalmente sirias, tanto musulmanes como cristianas). Y otros llegarán en las próximas semanas.

 

El acuerdo con el Estado es por mil prófugos, alojados por comunidades, parroquias, familias y asociaciones en 17 regiones y en San Marino. Para evaluar el impacto de la iniciativa de la que se ocupa una organización de la sociedad civil como Sant’Egidio se necesita comparar los datos con la ayuda para colocar a los migrantes que ha dado la Unión Europea. Desde octubre de 2015, cuando el Consejo Europeo puso en marcha las medidas para distribuir a los migrantes que llegan a Italia y Grecia, se ha ayudado a 18.418 personas en un año y ocho meses. Pero la cantidad de prófugos acogidos por 14 Estados de la Unión Europea es inferior al número de refugiados recibidos en Italia mediante los corredores humanitarios.

 

«Es un modelo replicable en Europa: el 14 de marzo también Francia se sumó con la llegada de 500 prófugos sirios e iraquíes provenientes del Líbano», observó Marco Impagliazzo, presidente de Sant’Egidio. Y sobre todo porque los «corredores humanitarios son completamente autofinanciados por las organizaciones que los promovió y el Estado no gasta un solo euro». Otros países «han demostrado interés: en España se está por llegar a un acuerdo, mientras que en Italia se firmó un nuevo acuerdo con la CEI (Conferencia Episcopal Italiana) para la entrada de 500 prófugos eritreos, somalíes y sudsudaneses de Etiopía».

 

Entre los objetivos, recordó Impagliazzo, hay que evitar que los prófugos afronten los “viajes de la muerte” por el Mediterráneo, hay que contrarrestar el negocio de los traficantes, conceder un ingreso legal al territoro italiano (con una visa humanitaria y con la posibilidad de presentar una petición para pedir asilo) a personas en condiciones de vulnerabilidad. Es decir: víctimas de persecuciones, de torturas y violencia, familias con niños, mujeres solas, ancianos, enfermos, discapacitados.

 

Pero la acogida no es suficiente sin la integración: «Apndender la lengua es fundamental para poner en marcha un proceso de inserción en nuestra sociedad». Desde hace 35 años las escuelas de Sant’Egidio en ocho regiones de Italia enseñan gratis el italiano a personas de 120 nacionalidades diferentes. Los inscritos en el último año fueron 10 mil, de los cuales 3 mil viven en las 9 sedes de Roma.

 

Hay otro compromiso que ha sacado adelante Sant’Egidio: «A nivel global, 21 millones de personas acaban cada año en las redes del tráfico de seres humanos, con ganancias de 170 mil millones de euros derivadas, principalmente, de la explotación sexual y la prostitución», dijo Impagliazzo. En 2015, la Organización Internacional para las Migraciones registró a 5600 nigerianas que llegaron a los puertos italianos y las identificó como víctimas de la trata. En 2016 fueron más de 11 mil.

 

Desde enero de 2014 se calcula un aumento de ocho veces. Y el 80% de las nigerianas que llegaron por mar acaba en el mercado del sexo. «Estamos trabajando para arrancarlas de la explotación. Ya ha sucedido con algunas de ellas, con la formación al trabajo», subrayó Impagliazzo. Los corredores humanitarios, la integración, empezando por la escuela de italiano, la lucha contra el tráfico de personas; de esta manera la acogida se convierte en verdadera ciudadanía.

Para mayor información, visite el sitio de la Comunità di Sant’Egidio

Anuncios

Autor: loiolaxxi

periodista, jesuita, bloguero, profesor, jubilado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s