Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor

El Papa a los jóvenes en el día de ramos, jornada de la juventud.

Deja un comentario

“Jesús no es profeta «new age», sino Mesías que se hace siervo”

El Papa durante la Misa en el Domingo de Ramos: «Cristo está presente en quien hoy sufre por un trabajo de esclavos, por los dramas familiares, por las enfermedades, por las guerras y el terrorismo, por culpa de intereses que mueven las armas»
REUTERS

Papa Francisco bendiciendo los Ramos durante la celebración

223
0
Pubblicato il 09/04/2017
Ultima modifica il 09/04/2017 alle ore 12:57
SALVATORE CERNUZIO
CIUDAD DEL VATICANO

Jesús «no es un iluso que siembra falsas ilusiones, un profeta «new age», un vendedor de humo». ¿Quién es Jesús, que es recibido hoy en Jerusalén, aclamado como un rey? No es nada de lo anterior, afirmó Papa Francisco durante la Misa en la Plaza San Pedro por el Domingo de Ramos: es «es un Mesías bien definido, con la fisonomía concreta del siervo, el siervo de Dios y del hombre que va a la pasión; es el gran Paciente del dolor humano». Es ese Jesús «que acepta que lo aclamen aun sabiendo que le espera el «crucifige», no nos pide que lo contemplemos sólo en los cuadros o en las fotografías, o incluso en los vídeos que circulan por la red. No», dijo el Pontífice en su homilía después dela tradicional procesión de los ramos, que este año fueron donados por la diócesis de Sanremo y por la Región italiana de Liguria.

 

 

Jesús, subrayó el Papa, «está presente en muchos de nuestros hermanos y hermanas que hoy, hoy sufren como él, sufren a causa de un trabajo esclavo, sufren por los dramas familiares, por las enfermedades… Sufren a causa de la guerra y el terrorismo, por culpa de los intereses que mueven las armas y dañan con ellas. En cada uno de estos «hombres y mujeres engañados, pisoteados en su dignidad, descartados…. Jesús está en ellos, en cada uno de ellos, y con ese rostro desfigurado, con esa voz rota pide que se le mire, que se le reconozca, que se le ame».

 

La celebración de hoy, pues, recordó Papa Francisco, tiene «un doble sabor, dulce y amargo, es alegre y dolorosa», porque en ella celebramos al Mesías que entra a Jerusalén montado en una mula y a quien aclaman sus discípulos, cuyo entusiasmo contagia a los jóvenes de la ciudad que se unen a ellos. Pero al mismo tiempo hoy se proclama el relato evangélico de la Pasión. «Nuestro corazón siente ese doloroso contraste y experimenta en cierta medida lo que Jesús sintió en su corazón en ese día, el día en que se regocijó con sus amigos y lloró sobre Jerusalén», indicó Bergoglio.

 

Mientras «nosotros festejamos a nuestro Rey, pensamos en el sufrimiento que él tendrá que sufrir en esta Semana. Pensamos en las calumnias, los ultrajes, los engaños, las traiciones, el abandono, el juicio inicuo, los golpes, los azotes, la corona de espinas… y en definitiva al via crucis, hasta la crucifixión». Un camino doloroso, pero un camino que Jesús mismo había anunciado: «Él lo dijo claramente a sus discípulos: “Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga”. Él nunca prometió honores y triunfos. Los Evangelios son muy claros», recordó el Papa.

 

El Dios al que seguimos es este, añadió: «No es otro Jesús: es el mismo que entró en Jerusalén en medio de un ondear de ramos de palmas y de olivos. Es el mismo que fue clavado en la cruz y murió entre dos malhechores. No tenemos otro Señor fuera de él: Jesús, humilde Rey de justicia, de misericordia y de paz». También para nosotros «vale lo mismo», explicó Papa Bergoglio, por lo que animó a «seguir fielmente a Jesús», pero no con «palabras, sino con hechos», es decir teniendo «paciencia» para «llevar nuestra cruz», «no rechazarla, ni deshacerse de ella, sino que, mirándolo a él, aceptémosla y llevémosla día a día».

 

Durante la Misa, en la que participaron 40 mil fieles, los jóvenes de Cracovia entregaron simbólicamente a los jóvenes de Panamá la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud (que hoy se celebra a nivel diocesano), que dará la vuelta al mundo hasta que llegue el encuentro de los jóvenes de 2019 en el país centroamericano. Un momento «siempre emocionante, de horizontes abiertos», observó el Papa, que desde hace 32 años enriquece el Domingo de Ramos.

Anuncios

Autor: loiolaxxi

periodista, jesuita, bloguero, profesor, jubilado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s