Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor

Dublin. Encuentro mundial de las familias en 2018. Carta del Papa.

Deja un comentario

Encuentro de las familias; «la Iglesia no está lejos de las heridas»

Se presentó en el Vaticano la carta del Papa en vista del evento que se llevará a cabo en Dublín del 21 al 26 de agosto de 2018: «Profundizar la reflexión sobre “Amoris laetitia”»
Pubblicato il 30/03/2017
Ultima modifica il 30/03/2017 alle ore 15:06
IACOPO SCARAMUZZI

«Sueño una Iglesia en salida, no auto-referencial, una Iglesia que no pase lejos de las heridas del hombre, una Iglesia misericordiosa que anuncie el corazón de la revelación de Dios Amor que es la Misericordia». Papa Francisco lo subrayó en la carta, que fue presentada hoy en el Vaticano, para el encuentro mundial de las familias, que se llevará a cabo del 21 al 26 de agosto de 2018 en la ciudad de Dublín, sobre el tema “El Evangelio de la Familia: alegría para el mundo”. Será una ocasión para que las familias irlandesas y de todo el mundo (y tal vez esté presente Francisco) «profundicen» la reflexión sobre la Exhortación apostólica “Amoris laetitia”.

 

Ofreciendo «algunas indicaciones más precisas» sobre el anunciado evento de Dublín, el Papa explicó, que desea «que las familias tengan ocasión para profundizar y compartir sus reflexiones sobre los contenidos de la Exhortación Apostólica post-sinodal “Amoris laetitia”. Podríamos preguntarnos», prosiguió Francisco: «¿el Evangelio sigue siendo una alegría para el mundo? E incluso: ¿la familia sigue siendo buena noticia para el mundo de hoy? ¡Yo estoy seguro de que sí Y este “Sí” se basa firmemente en el plan de Dios. El amor de Dios es su “Sí” a toda la creación y al corazón de ella, que es el hombre. Es el “Sí” de Dios a la unión entre el hombre y la mujer, en apertura y servicio a la vida en todas sus fases; es el “Sí” y el compromiso de Dios por una humanidad muy a menudo herida, maltratada y dominada por la falta de amor. La familia, por lo tanto, es el “Sí” del Dios Amor. Solamente a partir del amor la familia puede manifestar, difundir y regenerar el amor de Dios en el mundo. Sin el amor no se puede vivir como Hijos de Dios, como cónyuges, padres y hermanos».

 

El Papa subrayó «cuán importante es que las familias se pregunten a menudo si viven a partir del amor, para el amor y en el amor. Esto, concretamente, significa darse, perdonarse, no perder la paciencia, anticipar al otro, respetarse. Cómo sería mejor la vida familiar si cada día se vivieran las tres simples palabras “permiso”, “gracias” y “perdón”. Cada día experimentamos fragilidades y debilidades, y por todo esto nosotros, familias y pastores, necesitamos una renovada humildad que plasme el deseo de formarnos, educarnos y ser educados, de ayudar y ser ayudados, de acompañar, de discernir e integrar a todos los hombres de buena voluntad. Sueño una Iglesia en salida –escribió Jorge Mario Bergoglio–, no auto-referencial, una Iglesia que no pase lejos de las heridas del hombre, una Iglesia misericordiosa que anuncie el corazón de la revelación de Dios Amor, que es la Misericordia. Es esta misericordia no lo que nos hace nuevos en el amor; y sabemos de qué manera las familias cristianas son lugares de misericordia y testimonio de misericordia; después del Jubileo extraordinario lo serán aún más, y el Encuentro de Dublín podrá ofrecer signos concretos de ello. Invito, por lo tanto, a toda la Iglesia a tener en cuenta estas indicaciones en la preparación pastoral para el próximo Encuentro Mundial».

 

El Papa recordó al Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, el cardenal Kevin Farrel (a quien se dirige la carta), y a sus colaboradores, «la tarea de declinar de manera particular la enseñanza de “Amoris laetitia”, con la que la Iglesia desea que las familias siempre estén en camino, en ese peregrinar interior que es manifestación de vida auténtica».

 

El Papa debería viajar a Dublín para el encuentro, pero todavía no hay ninguna confirmación oficial. «Esperemos que sí, dijo que le interesa estar presente», respondió el cardenal estadounidense Farrel durante la presentación de la carta del Papa en la sala de prensa vaticana, en compañía del arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin. «A mí me habló no solo de interés, sino de deseo de venir», aclaró este último, que no ofreció números precisos sobre la previsión de la participación esperada (pero «no debe ser un evento turístico», precisó). Papa Francisco, pues, «creo que hará de todo para ir», resumió Farrel.

 

El cardenal estadounidense subrayó, refiriéndose a las críticas de algunos ambientes conservadores en contra de la comunión a los divorciados que se han vuelto a casar afrontada en el capítulo 8 de la “Amoris laetitia”, que se corre el peligro de no dar valor «a las grandes enseñanzas que hay en los capítulos 2, 3 y 4». Por lo que en Dublín, indicó, «afrontaremos la vida de las familias tal cual es», y la atención se enfocará en profundizar «lo que pensamos en cuanto cristianos sobre la vida matrimonial familiar en un momento en el que las familias están bajo ataque», un aspecto «que hemos dejado de hacer» en el pasado

Anuncios

Autor: loiolaxxi

periodista, jesuita, bloguero, profesor, jubilado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s