Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor

Gesto de solidaridad hebraico-musulmán en USA

Deja un comentario

Estados Unidos; la solidaridad entre musulmanes y hebreos que habla al mundo

Una colecta de fondos promovida por musulmanes a favor de los cementerios hebraicos profanados supera el objetivo en pocas horas. Impagliazzo: acto «contra el odio. El diálogo da frutos»

Estados Unidos; la solidaridad entre musulmanes y hebreos que habla al mundo

0
1
Pubblicato il 27/02/2017
Ultima modifica il 27/02/2017 alle ore 17:14
RICCARDO CRISTIANO

Estados Unidos no se resigna ni al antisemitismo ni al odio. Y según algunos observadores, la reacción interreligiosa, sobre todo tras los execrables y repetidos episodios de profanación de cementerios hebraicos, podría ser una señal, cuyo eco en pocos días traspasó las fronteras de Estados Unidos.

 

Hace pocos días, después de haberse enterado de la profanación del cementerio hebraico de Sant Louis, en Missouri, 2 mi 500 ciudadanos de diferentes religiones se dirigieron al lugar para ayudar a limpiar y reparar los daños. Después participaron en una vigilia interreligiosa. Poco tiempo después, bajo el título «Muslim Unite», se lanzó una colecta de fondos para contribuir con las obras de limpieza y restauración. El «hashtag» utilizado para la campaña fue «descansen en paz» («rest in peace», en inglés). El objetivo de los promotores era reunir 20 mil dólares. «No hay lugar para este odio, esta profanación y esta violencia en Estados Unidos». «Un gran gesto», respondieron las autoridades hebraicas de Sant Louis. Y las voces de los jóvenes entrevistados por algunos periódicos locales lo confirmaron.

 

El 21 de febrero por la tarde los promotores anunciaron: «Estamos contentísimos de haber alcanzado nuestro objetivo en tres horas. ¡Prosigamos! Cada donación más irá a favor de los cementerios hebraicos profanados».

 

El 22 de febrero, los promotores anunciaron que habían reunido 80 mil dólares, a un ritmo de 1000 dólares cada veinte minutos. Y añadieron: «Mientras, nos enteramos que hay otro histórico cementerio hebraico fue profanado, en Colorado, y que podemos ayudar».

 

El 26 de febrero llegó una nueva noticia: «Nos enteramos de otro cementerio hebraico profanado, esta vez en Filadelfia. Los estamos contactando para ofrecerles nuestra ayuda».

 

El gravísimo episodio de Filadelfia hizo que sonaran las alarmas en las instituciones gubernamentales estadounidenses, que habían recibido peticiones para que denunciaran esta inquietante vuelta del antisemitismo (confirmada también por muchísimas amenazas en contra de instituciones hebraicas) desde los primeros días del gobierno de Trump.

 

«Muslim Unite» ha reunido 133 mil dólares gracias a más de 4400 donadores. Y la colecta de fondos, evidentemente, continúa, como se estableció al principio. Concluirá el próximo 21 de marzo.

 

Todo esto sucede en un contexto verdaderamente alarmante, con el aumento de los grupos que incitan al odio en los Estados Unidos. Por ello, «Muslim Unite» representa una reacción sorprendente para algunos (y no tanto para otros), que señalan una realidad bastante extendida, como demuestra el compromiso de numerosas organizaciones que son expresión de la cultura hebraica, como el Anne Franck Center, en contra del llamado «muslim ban». Pero el caso de la colecta de fondos de los musulmanes a favor de los cementerios hebraicos llamó sin duda la atención de muchos medios de comunicación, y no solo en los Estados Unidos. Por ejemplo, en estas horas se refirió a esta historia la televisión árabe al Jazeera, que, al describir los hechos, consideró oportuno extender la mirada y recordar que hace poco tiempo, «después del incendio de una mezquita de Texas, los estadounidenses reunieron un millón de dólares para reestructurarla. Y la comunidad hebraica local ofreció la sinagoga a los fieles afectados, para que pudieran ir a rezar allí».

 

Sobre la colecta de fondos de «Muslim Unite» y la esperanza de que estos actos deleznables puedan hacer que crezca una solidaridad humana sin barreras, Marco Impagliazzo, presidente de la Comunità di Sant’Egidio, nos dijo: «Se trata de gestos de solidaridad que indican una revuelta silenciosa pero de los hechos frente a la política del odio, de la separación de comunidades, pero, sobre todo, frente a la idea de que existe un choque de civilizaciones. Son gestos que demuestran que años de diálogo y de encuentro han creado novedades incluso en los Estados Unidos de América. Es la respuesta a todos los que dicen que el diálogo y el encuentro no sirven, no dan resultados. Por el contrario, hay que ir a excavar profundamente, porque estamos destinados a vivir juntos, y debemos hacerlo de la mejor manera posible».

Anuncios

Autor: loiolaxxi

periodista, jesuita, bloguero, profesor, jubilado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s