Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Colombia: gobierno y FARC contra la droga.

SANTA ALIANZA CONTRA LA DROGA. El gobierno de Colombia y las FARC sellan una alianza para la erradicación de los cultivos ilícitos

Frutos buenos de la paz. Foto archivo SEMANA

Frutos buenos de la paz. Foto archivo SEMANA

Del desarme a una alianza virtuosa para erradicar del territorio nacional la mayor cantidad posible de lo que en la jerga del gobierno se denomina “cultivos ilícitos”: amapola y coca. La nueva “Santa Alianza” entre el ejército colombiano y los guerrilleros en vías de desmovilización se concreta por ahora en el programa denominado “plan de sustitución de cultivos ilícitos”, cuyo primer objetivo es reemplazar 50.000 hectáreas de plantaciones en el primer año de ejecución.

Es uno de los efectos positivos del acuerdo de paz – el punto 4 para mayor precisión – que se firmó en La Habana y se ratificó con no pocas dificultades en diciembre del año pasado después de ser rechazado en un referendo. Es notable el cambio protagonizado por las Farc que, como es sabido, se financiaban vigilando y transportando a lo largo de corredores prácticamente inaccesibles el producto de los cultivos de coca, los químicos necesarios para transformarla en droga apta para el consumo e incluso la venta al por mayor del estupefaciente a los narcos colombianos. Por otra parte, también hay que considerar que la ofensiva contra los cultivos de la planta se produce en un momento en que la producción registra un considerable aumento. En efecto, según los datos del Sistema integral de monitoreo de las Naciones Unidas, en 2015 las plantaciones de coca habían alcanzado las 96.000 hectáreas de extensión y previsiblemente llegarían a 100.000 a fines de 2016, lo que quedará confirmado cuando se conozcan los nuevos datos. Naciones Unidas también calcula que unas 74.500 familias viven actualmente en Colombia de la siembra de hojas de coca.

El programa de eliminación y reconversión que pusieron conjuntamente en marcha el gobierno del presidente Santos y las FARC tiene una primera etapa que consiste en incentivar la sustitución del cultivo en las zonas controladas por la guerrilla para extenderlo después a otros 40 municipios. El incentivo consiste en un millón de pesos colombianos, equivalente a unos 350 dólares por mes para los campesinos que aceptan preparar la tierra y sembrar con cultivos alternativos o que solo decidan abandonar definitivamente el cultivo de la coca para dedicarse a “trabajos públicos de interés comunitario”. El programa ofrece también la posibilidad de recibir un financiamiento de 9 millones de pesos colombianos (3.100 dólares aproximadamente) para proyectos productivos a corto plazo como piscicultura y avicultura,  a los que se suman 3.800.000 pesos (unos 1.400 dólares) en asistencia técnica. Estas cifras, hacen notar las autoridades encargadas de implementar los acuerdos de paz, son de todos modos inferiores a los costos que debería afrontar el gobierno para la fumigación de los cultivos de coca.

El programa establece también que las Fuerzas Armadas Colombianas protejan a las comunidades que adhieran al plan de erradicación y sustitución de las represalias de las bandas de narcos.

Anuncios


Deja un comentario

No favorece crear diferencias entre cristianos y musulmanes.

Obispo caldeo de Alepo: Crear diferencias entre cristianos y musulmanes alimentan el fanatismo

Martes 31 Ene 2017 | 11:17 am

Obispo de Alepo responde a las medidas de Trump sobre migrantes ver más

Alepo (Siria) (AICA):

“A nosotros, los cristianos de Siria y Medio Oriente no nos gustan los discursos que hacen distinciones entre nosotros y los musulmanes cuando está en juego la justicia, la paz y la ayuda a los necesitados. Quien hace estas diferencias, alimenta el fanatismo y el extremismo”, expresó el obispo caldeo de Alepo, monseñor Antoine Audo SJ, comentando las declaraciones y las disposiciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien recientemente reconoció como una “prioridad” la acogida en los Estados Unidos de los refugiados cristianos de Siria y Medio Oriente, precisamente al mismo tiempo que decretaba el cierre de las fronteras a los ciudadanos de siete países con mayoría islámica.

“Las medidas y las leyes” refiere a la Agencia Fides el obispo caldeo, “deben ser justas y deben aplicarse por igual a todos, sin discriminación. Y como cristianos, pedimos que nos ayuden a no tener que emigrar, sino a poder tener paz en nuestros países, para poder continuar con nuestra vida y nuestro testimonio en la tierra donde nacimos”.

Sobre el estado actual de Alepo, el obispo Audo reconoce que “sin duda ahora hay más seguridad, pero el futuro está marcado por las soluciones que tiene por delante toda Siria. Me parece percibir un cambio en el enfoque de la comunidad internacional. Se entendió que el problema de Siria no tiene una solución por la vía militar, sino que sólo se puede llegar a una solución con la política, involucrando a todos”.+


Deja un comentario

Proteccionismo frente a globalización?. Análisis

Proteccionismo vs globalización

PROTECCIONISMO VS GLOBALIZACIÓN

Manfred Nolte. La globalización, que no es sino un neologismo de lo que los clásicos de la economía quisieron instruir acerca del libre comercio y la libre circulación de factores, y que hoy se traduce en una creciente integración de los países del planeta añadiendo a la de bienes y capitales, la libertad de la información, se somete en estos momentos a la ley del péndulo de la opinión pública mundial –y ha pasado a ser, en apenas unos meses, de heroína del progreso, del crecimiento y del bienestar mundial a villana a la que se atribuyen todos los males de la crisis, del estancamiento de las economías desarrolladas, de la creciente desigualdad económica y de la injusticia social.

En particular se ha incluido como soflama principal en el librillo de los movimientos populistas de todo índole hasta el punto de que constituye un raro patio de vecindad donde se congregan ideologías dispares que apenas tienen por lo demás nada en común. El descrédito de la globalización conviene a radicales de izquierdas y a extremistas de derechas, a nacionalistas explícitos o encubiertos, a xenófobos racistas intransigentes, a involucionistas de diversa filiación. Con ellos conviven otros agentes menos revanchistas y más moderados, aquellos que convienen que si bien la globalización ha sido en el pasado una fuente innegable de progreso y bienestar, ha sesgado su trayectoria beneficiosa, que en la actualidad es necesario enmendar o refundar. Sea como fuere nos ubicamos en el tránsito de la percepción de un fenómeno que de una indiscutible positividad ha pasado a ser una política cuestionada y para muchos, como se ha dicho,  fundamentalmente desacreditada.

El rechazo de la globalización conduce de forma natural a otra política, ampliamente utilizada en circunstancias históricas pretéritas como es el proteccionismo –un concepto decimonónico ya olvidado- y en su versión más tajante el aislacionismo. Si abrir nuestras puertas a terceros, bien sea en materia de tráfico de mercancías, de servicios, de capitales o de personas, se ha vuelto contra nuestros intereses, cerraremos dichas esclusas en la medida en la que nos convenga para restablecer el equilibrio quebrantado y restituir el bienestar de los nacionales de un país o del segmento particular de una sociedad que ha sido vulnerado. El último episodio de carácter global tuvo lugar en los años treinta del siglo pasado y fue protagonizado por el Presidente Hoover. Para combatir la gran crisis del 29 Hoover enrocó a Estados Unidos en una vorágine de aranceles y cupos que no solo ahondó la crisis nacional sino que condujo a la ruina a todos sus socios comerciales. La dinámica de la acción-reacción condujo a los socios comerciales de Estados Unidos a represaliarse con análogas medidas tarifarias y proteccionistas. Como consecuencia de todo ello la economía americana cayó un 25% en un plazo de cuatro años, y con ella la de las grandes potencias occidentales. La llegada al poder del demócrata F.D. Roosevelt  revirtió las consecuencias deflacionistas del proteccionismo y puso a Estados Unidos y a la economía mundial rumbo a una nueva era de crecimiento.

El delirio proteccionista ha rebrotado en nuestros días con virulencia de la mano del UKIP y una mayoría del pueblo británico. Pero sobre todo y con particular estruendo y una mímica desproporcionada de la mano del recién nombrado líder de los Estados Unidos, el Sr. Donald Trump. El particular boletín oficial del estado del mandatario americano que constituyen sus redes sociales no ha escatimado proclamas en demérito y demonización de la globalización. Por la fisuras de la globalización se habrían colado en Norteamérica todos sus acérrimos enemigos. Ante este descarado caballo de Troya –siempre según Trump- “tenemos que proteger nuestras fronteras de los estragos de otros países que fabrican nuestros productos, atracando nuestras compañías y destruyendo nuestros puestos de trabajo. La protección conducirá a una gran prosperidad y fortaleza, siguiendo dos simples reglas: compra ‘americano’ y contrata ‘americano’. Recuperaremos nuestras fronteras, recuperaremos nuestros trabajos, recuperaremos nuestros sueños. Vamos a reconstruir nuestro país con manos americanas, con mano de obra americana. La riqueza de nuestra clase media ha sido arrebatada de sus hogares y distribuida por todo el mundo. Eso es el pasado”.

El gran bofetón que el mandatario americano propina al librecambismo –supresión de acuerdos, deportaciones, vallas etc.- obliga a evidenciar aspectos del máximo interés para todos los ciudadanos del mundo, porque a todos afecta hoy en día lo que suceda en la primera potencia económica y militar del planeta.

El primero, que todos los segmentos de la población mundial han ganado con la globalización. Branko Milanovic y su ya estelar ‘curva del elefante’  han hecho inventario de los últimos treinta años: la media global del PIB per cápita del periodo creció un 25%. El veinte por ciento de los más pobres un 40%. El cinco por ciento de los más ricos un 60%. El 60% de la población de los países emergentes un 70%. Y el intervalo entre el 75 y el 90% de los más favorecidos, las clases medias occidentales, apenas un 5%.

El segundo consiste en el recordatorio de que la globalización ha sido muy beneficiosa también para los países pobres y en desarrollo. Fijémonos que es Estados Unidos y no México quien repudia la globalización. Los cientos o miles de empleos que la industria automovilística americana ha prometido crear a punta de pistola del Sr. Trump serán otros tantos cientos o miles que dejarán de crearse en México o en otros centros de coste más bajo y más competitivo para la exportación. Añádase a este argumento el efecto de las deportaciones en términos de provisión de puestos de trabajo. A los doce millones de mexicanos que residen en Estados Unidos hay que sumar una comunidad de origen mexicano de algo más de 30 millones.

El tercero, que las desigualdades registradas dentro de los países no tienen su causa directamente en la globalización sino en la falta de competencia de los gobiernos de turno para formar mano de obra capacitada (ganadores) en detrimento de la mano de obra no capacitada (perdedores de la globalización).

El cuarto, que a pesar de que la clase media americana ha ganado muy poco con la globalización, su paro es virtualmente inexistente y su nivel de vida es de los más altos del mundo, un 50 por ciento superior al de Europa o Japón. Por otra parte la tecnología americana domina el planeta, su industria financiera es puntera y sus universidades lideran el ranking mundial de notoriedad.

Finalmente, recordar que la retórica de ‘America first’ (primero, América) tiene el tufillo de una declaración de guerra económica. Pero el proteccionismo unilateral no contemplará un escenario de terceros países con los brazos cruzados. El mundo de hoy está íntimamente relacionado y la exposición exterior de la balanza de pagos de Estados Unidos es muy significativa. A la guerra de contingentes puede unirse otra de divisas. Como ha señalado la Canciller Merkel nadie puede ganar la batalla del proteccionismo. Tampoco Estados Unidos.


Deja un comentario

Las medidas de Trump contra los musulmanes perjudican a los cristianos de Medio Oriente.

IRAQ – El Patriarca caldeo: la acogida selectiva de los migrantes según parámetros religiosos anunciada por Trump es “una trampa para los cristianos”

abouna.org

Baghdad (Agencia Fides) – La opción comentada por el presidente estadounidense Donald Trump de mantener una “vía preferencial” abierta para que los refugiados cristianos puedan entrar en los EE.UU., mientras se cierran las puertas a los ciudadanos no cristianos de siete países de mayoría musulmana, es “una trampa para los cristianos de Oriente Medio”. Lo ha subrayado el patriarca caldeo Louis Raphael I Sako, primado de la Iglesia Católica oriental, a la que pertenece la gran mayoría de los cristianos iraquíes. ““Cada política de acogida que discrimina a los perseguidos y a los que sufren por motivos religiosos”, dice el patriarca Louis Raphael “termina por perjudicar a los cristianos de Oriente, porque entre otras cosas, proporciona argumentos a toda la propaganda y a los prejuicios que atacan a las comunidades autóctonas de Oriente Medio como ‘cuerpos extraños’, grupos apoyados y defendidos por las potencias occidentales. Estas palabras discriminan”, añade el primado de la caldea “crean y alimentan tensiones con nuestros conciudadanos musulmanes. Las personas que piden ayuda no necesitan ser divididos de acuerdo a etiquetas religiosas. Y nosotros no queremos privilegios. Nos lo enseña el Evangelio, y también lo ha mostrado el Papa Francisco, quien ha acogido en Roma a refugiados de Oriente Medio, tanto cristianos como musulmanes, sin distinción”. (GV) (Agencia Fides 30/1/2017)


Deja un comentario

UNICEF presupuestos para asistencia de 48 millones de niños atrapados en conflictos.

UNICEF solicita 3.300 millones de dólares para asistir a 48 millones de niños atrapados en conflictos

tuncak

31 de enero, 2017 — El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) llamó hoy a la comunidad internacional a reunir 3.300 millones de dólares para brindar asistencia de emergencia este año a unos 48 millones de niños que viven atrapados en conflictos y otras crisis humanitarias en 48 países.

Cada vez más, la guerra, los desastres naturales y el cambio climático expulsan a los niños de sus hogares y los exponen a la violencia, las enfermedades y la explotación, alertó UNICEF.

Al lanzar el llamamiento, la agencia indicó que los menores de países como Siria, Yemen, Iraq, Sudán del Sur y Nigeria afrontan un futuro incierto y observan cotidianamente la destrucción de sus hogares, escuelas y comunidades

Según los datos de esa agencia, casi uno de cada cuatro de los niños del mundo vive en un país afectado por conflictos o desastres.

La portavoz de UNICEF en Nueva York, Nawja Mekki, detalló en entrevista con Noticias ONU cómo se utilizarán los recursos solicitados.

“Nuestras prioridades este año son dar a casi 19 millones de personas agua potable, brindar a más de 9 millones de niños educación formal y no formal y darle vacunas contra el sarampión a más de 8 millones de niños. Son prioridades humanitarias para los niños más vulnerables del mundo en este momento”, dijo.

Además de los conflictos y los desastres, UNICEF se refirió a la pobreza que sufren millones de menores y advirtió que 7,5 millones de ellos padecerán desnutrición aguda grave en los países en conflicto o con emergencias humanitarias. Medio millón de esos casos viven en Nigeria y Yemen.

Nawja Mekki señaló que si bien no se habla mucho de la desnutrición, su efecto es enorme tanto en los menores como en sus comunidades.

“El impacto puede ser bastante peligroso para los niños. Si un niño desnutrido no tiene acceso al tratamiento que necesita, hay una gran posibilidad de que muera. El impacto es inmediato porque afecta la salud, pero hay también un impacto a largo plazo porque los niños que están en situación de desnutrición crónica no pueden enfocarse bien en la escuela, tienen problemas con el desarrollo y cuando crecen no pueden ser muy eficientes en el trabajo. Hay que encontrar solución y ayudarlos ahora para que puedan sobrevivir y para que puedan ser miembros eficientes de la comunidad cuando crezcan”, apuntó.

De los fondos requeridos, UNICEF asignará 1.400 millones de dólares a los niños y familias sirias, tanto dentro de su país como en las naciones vecinas donde han buscado refugio.


Deja un comentario

El control de las fronteras y las migraciones.

Las medidas migratorias basadas en religión o nacionalidad facilitan la propaganda terrorista, advierte Guterres

António Guterres, Secretario General de la ONU. Foto de archivo: ONU/Jean-Marc Ferré

31 de enero, 2017 — El Secretario General de la ONU, António Guterres, señaló hoy que si bien todos los países tienen el derecho y la obligación de gestionar sus fronteras con responsabilidad para evitar la infiltración de terroristas, esta tarea no debe fundamentarse en la discriminación por la religión, el grupo étnico o la nacionalidad de las personas.

En un comunicado leído por su portavoz, Stephan Dujarric, Guterres consideró que este tipo de decisiones contraviene los principios y valores fundamentales que rigen las sociedades.

Esas medidas provocan ansiedad y enojo y pueden llegar a facilitar la propaganda de las organizaciones terroristas a las que se pretende combatir, advirtió el líder de la ONU.

“Estoy particularmente preocupado por las decisiones tomadas a nivel mundial que socavan la integridad del régimen internacional de protección a los refugiados. Cada vez más, los refugiados que huyen de la persecución y los conflictos se encuentran con fronteras cerradas y un acceso más restringido a la protección que necesitan y tienen derecho a recibir, según las leyes internacionales”, dijo Dujarric en nombre del Secretario General.

Finalmente, el portavoz subrayó que las medidas tomadas a ciegas, sin evidencias firmes, suelen ser ineficaces porque pueden ser burladas por los sofisticados movimientos terroristas del mundo actual.


Deja un comentario

Los mártires de hoy y la Iglesia.

Papa: Los mártires de hoy son la fuerza de la Iglesia

2017-01-30 Radio Vaticana

(RV).- La mayor fuerza de la Iglesia hoy está en las pequeñas Iglesias perseguidas. Es cuanto afirmó el Santo Padre en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. Francisco centró su reflexión en los mártires. En efecto, afirmó hoy son más que los de los primeros siglos del cristianismo. Y explicó que los medios de comunicación no lo dicen, porque no es noticia. De ahí su invitación a hacer memoria de cuantos sufren el martirio.

Sí, porque como dijo el Pontífice “sin memoria no hay esperanza”. Y lo recordó comentando la Carta a los Hebreos que presenta la liturgia del día y que exhorta, precisamente, a remitirse a la memoria de toda la historia del pueblo del Señor. De hecho, el capítulo 11, se refiere, ante todo, a una “memoria de docilidad”, que – como afirmó el Papa – comienza con Abraham quien, obediente, salió de su tierra sin conocer su meta. Además, en este capítulo también se habla de otras dos memorias: la de las grandes hazañas del Señor, cumplidas por Gedeón, Sansón, David y tantos otros que han hecho grandes proezas en la historia de Israel”.

Para los medios de comunicación los mártires no son noticia

Y después hay un tercer grupo del que hacer memoria, la “memoria de los mártires”: “Aquellos que han sufrido y dado su vida como Jesús”. El Santo Padre recordó que la Iglesia es, en efecto, este pueblo de Dios, “pecador pero dócil”, “que hace grandes cosas y que también da testimonio de Cristo hasta el martirio”:

“Los mártires son aquellos que llevan adelante la Iglesia, son aquellos que sostienen a la Iglesia, que la han sostenido y la sostienen hoy. Y hoy hay más que en los primeros siglos. Los medios de comunicación no lo dicen porque no hace noticia, pero tantos cristianos en el mundo hoy son bienaventurados porque son perseguidos, insultados, encarcelados. ¡Hay tantos en las cárceles, sólo por llevar una cruz o por confesar a Jesucristo! Ésta es la gloria de la Iglesia y nuestro apoyo y también nuestra humillación: nosotros que tenemos todo, todo parece fácil para nosotros y si nos falta algo nos quejamos… ¡Pero pensemos en estos hermanos y hermanas que hoy, en número mayor al de los primeros siglos, sufren el martirio!”.

Francisco recordó que no puede olvidar “el testimonio de aquel sacerdote y aquella monja en la Catedral de Tirana: años y años de cárcel, trabajos forzados y humillaciones”, para los cuales no existían los derechos humanos.

La mayor fuerza de la Iglesia

Y añadió que hoy, la mayor fuerza de la Iglesia está en “las pequeñas Iglesias perseguidas”:

“Y nosotros, también es verdad y justo, estamos satisfechos cuando veamos un acto eclesial grande, que ha tenido gran éxito, los cristianos que se manifiestan… ¡Y esto es bello! ¿Esta es fuerza? Sí, es fuerza. Pero la mayor fuerza de la Iglesia hoy está en las pequeñas Iglesias, pequeñas, con poca gente, perseguidas, con sus obispos en la cárcel. Ésta es nuestra gloria hoy, ésta es nuestra gloria y nuestra fuerza hoy”.

La sangre de los mártires es semilla de cristianos

Hacia el final de su homilía el Obispo de Roma afirmó que una Iglesia sin mártires es “una Iglesia sin Jesús”. Por lo que invitó a rezar “por nuestros mártires que sufren tanto”, “por aquellas Iglesias que no tienen libertad de expresión”, porque “ellas son nuestra esperanza”. En los primeros siglos de la Iglesia – recordó el Santo Padre – un antiguo escritor decía: “La sangre de los cristianos, la sangre de los mártires, es semilla de cristianos”.

“Ellos con su martirio, con su testimonio, con su sufrimiento, incluso dando la vida, ofreciendo la vida, siembran cristianos para el futuro y en las demás Iglesias. Ofrezcamos esta Misa por nuestros mártires, por aquellos que ahora sufren, por las Iglesias que sufren, que no tienen libertad. Y demos gracias al Señor por estar presente, con la fortaleza de su Espíritu, en estos hermanos y hermanas nuestros que hoy dan testimonio de Él”.