Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Día universal del niño. Informe Manos Unidas.

20 de noviembre: cuando la infancia se convierte en una carga

Miércoles, 19 noviembre, 2014

El 20 de noviembre se celebra el Día Universal del Niño. En Manos Unidas queremos aprovechar esta jornada para denunciar algunos de los males que aquejan a millones de pequeños en el mundo para quienes el mero hecho de ser niños supone una carga adicional en sus vidas.

Una infancia cuidada y protegida es el mayor garante del desarrollo de las naciones. Por ello en Manos Unidas hacemos del cuidado y la protección de los más pequeños uno de nuestros principales objetivos.

Hasta octubre de 2014 Manos Unidas ha apoyado 84 proyectos relacionados con la infancia, por valor de 4.172.536,64 euros.

Mira todo lo que puedes hacer tú para apoyar proyectos como estos.

En el año 2014 la Convención sobre los Derechos del Niño cumple 25 años. Ha transcurrido un cuarto de siglo desde que 192 países ratificaran los derechos que, en teoría, amparan a los niños y niñas de todo el mundo y por los que la infancia dejó de ser considerada objeto de protección para pasar a ser sujeto de pleno derecho. Pero, todavía, y sin menosprecir los grandes avances, niños y niñas de todo el mundo siguen viendo como esos derechos que, en teoría los amparan son sistemáticamante violados con la connivencia de gobiernos y autoridades.  Violaciones perpetradas por adultos que olvidan las obligaciones que adquirieron respecto a la infancia.

  • Cada día mueren en el mundo 17.000 niños menores de cinco años por causas prevenibles.
  • Cada día mueren más de 1.400 niños por enfermedadesdiarréicas debido al consumo de agua contaminada, la falta de saneamiento y la higiene deficiente.
  • La desnutrición es la causa de la muerte de unos tres millones de niños menores de cinco anualmente.
  • Unos 150 millones de niños son víctimas del trabajo infantil. En los países menos desarrollados uno de cada cuatro niños de entre cinco y catorce años trabaja en labores consideradas perniciosas para su salud y su desarrollo.
  • Todavía hay 57 millones de niños que no asisten a la escuela primaria. La mayoría son niñas. Alrededor del mundo, apenas un 64% de los niños y un 61% de las niñas en edad escolar secundaria están matriculados en la escuela secundaria.
  • Más de 30 millones de niñas corren el riego de sufrir mutilación genital femenina antes de cumplir los quince años.
  • Unos 120 millones de niñas han experimentado algún tipo de violencia o abusos sexual en algún momento de su vida.
  • Un 11 por ciento de las niñas contraen matrimonio antes de cumplir 15 años lo que compromete su derecho a la salud y a la educación.
  • Todos los días, 20.000 niñas de menos de 18 años dan a luz en países en desarrollo. 70.000 muertes en adolescentes todos los años por complicaciones en el embarazo y el parto.
  • En el año 2012 cerca de 95.000 niños y adolescentes fueron víctimas de homicidio.
  • Hasta 300.000 niños y niñas en todo el mundo participan en grupos y fuerzas armadas con distintas funciones, como combatientes, cocineros, porteadores, mensajeros, espías o por motivos sexuales.


Deja un comentario

Cómo será el Sínodo de octubre sobre la familia.

Intensa labor del Consejo Ordinario del Sínodo de los Obispos

Ciudad del Vaticano, 20 noviembre 2014(VIS).- El Consejo Ordinario del Sínodo de los Obispos se reunió los días 18 y 19 de noviembre para reflexionar sobre los resultados de la Tercera Asamblea General Extraordinaria, que tuvo lugar el pasado mes de octubre y para preparar la Decimocuarta Asamblea General Ordinaria cuyo tema es ”La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”, que se celebrará del 4 al 25 de octubre de 2015.

El Santo Padre presidió el Consejo el martes 18 y esta presencia subrayó la importancia que concede al Sínodo como expresión de la colegialidad episcopal y a la familia, tema de las dos Asambleas, la extraordinaria, ya celebrada y la ordinaria en preparación.

Además del Secretario General, el cardenal Lorenzo Baldisseri y el subsecretario, el arzobispo Fabio Fabene, participaron en la reunión los cardenales Christoph Schönborn, Wilfried F. Napier, Peter Appiah Turkson, George Pell, Donald W. Wuerl, Luis A. Tagle, y los arzobispos Bruno Forte y Salvatore Fisichella. También participó como invitado el obispo Vincenzo Paglia, presidente del Consejo Pontificio para la Familia.

En su introducción a los trabajos, el Secretario General destacó el clima de libertad, sinceridad y el espíritu de comunión fraterna que caracterizaron la Asamblea sinodal para que todos pudieran contribuir a la reflexión. Además, el documento final, la Relatio Synodi refleja fielmente con sus matices, los resultados de los trabajos sinodales, y se presenta como una buena síntesis del proceso llevado a cabo durante el sínodo.

En la reunión se habló de que el período que se abre ahora entre las dos Asambleas, -que no tiene precedentes en la historia de la institución del Sínodo- es muy importante. Es necesario considerar el camino ya recorrido como punto de partida y aprovechar esta oportunidad especial para profundizar los temas y promover el debate en las Conferencias Episcopales, encontrando los recursos y herramientas necesarias para involucrar ulteriormente a las diversas instancias eclesiales en la reflexión sinodal sobre la familia. También se apuntaron algunas ideas sobre la comunicación que pueden ser útiles para la preparación de la próxima Asamblea Ordinaria.

La mayor parte del trabajo se dedicó a la preparación de los Lineamenta para la próxima Asamblea Ordinaria que estarán compuestos, como se anunció previamente, de la Relatio Synodi, acompañada por una serie de puntos que contribuyan a su recepción y su profundización.

Se prevé que los Lineamenta se envíen a las conferencias episcopales a principios del próximo mes de diciembre, para que las respuestas lleguen con tiempo suficiente para ser elaboradas en el Instrumentum Laboris antes del verano de 2015


Deja un comentario

La familia en palabras de Papa Francisco.

L0s niños tienen derecho a una familia con un padre y una madre, no a familia ideológica

Los niños tienen derecho a una familia con un padre y una madre, capaces de crear un ambiente idóneo a su desarrollo y a su maduración afectiva: lo subrayó el Papa Francisco a los participantes en el Coloquio Internacional sobre la complementariedad entre el hombre y la mujer, promovido en el Vaticano por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El Papa ha recalcado que no hay que caer en la trampa de calificar la familia con conceptos de naturaleza ideológica que solamente tienen fuerza en un momento de la historia y luego decaen. La familia es un hecho antropológico, la familia es familia. La familia es en sí misma, tiene una fuerza en sí misma.

Reflexionando sobre el título del coloquio el Pontífice destacó que  “Complementariedad”,  es una palabra preciosa, con múltiples valencias, que puede referirse a diversas situaciones, en las cuales, un elemento completa al otro o suple una carencia suya. No obstante, prosiguió el Santo Padre, la complementariedad es mucho más que esto.

La complementariedad  -dijo -  no es otra cosa que meditar sobre las armonías dinámicas que están al centro de toda la Creación. Ésta es la palabra clave: armonía. “La complementariedad, es la base del matrimonio y la familia, primera escuela en donde aprendemos a apreciar nuestros dones y aquellos de los otros y en donde se aprende el arte de vivir juntos”.

Esta complementariedad entre hombre y mujer, continuó el Papa, asume muchas formas porque cada hombre y cada mujer aporta la propia contribución personal en el matrimonio y en la educación de los hijos. La propia riqueza personal, el propio carisma personal, y la complementariedad se transforma así en una gran riqueza, y no sólo es un bien, sino también belleza.

Y observó que en nuestro tiempo, el matrimonio y la familia están en crisis. “Vivimos en una cultura de lo provisorio, en la cual tantas personas renuncian al matrimonio como compromiso público. Esta revolución en las costumbres y en la moral,  que a menudo, ha hecho flamear la bandera de la libertad ‘entre comillas’, en realidad ha traído devastación espiritual y material a un sinnúmero de seres humanos, especialmente los más vulnerables”, constató.

Finalmente la exhortación del Pontífice a pensar en los jóvenes y a no dejar que se dejen envolver por la mentalidad dañina de lo provisorio. “Ir contracorriente, y no caer en la trampa de ser calificados con conceptos ideológicos. La familia es un hecho antropológico y en consecuencia un hecho social, cultural, afirmó el Papa. No podemos calificarla con conceptos de naturaleza ideológica que  solamente tienen  fuerza en un momento de la historia y luego decaen. Hoy no se puede hablar de familia conservadora y familia progresista, la familia es familia. La familia es en sí misma, tiene una fuerza en sí misma. No se dejen calificar  así, por este u otro concepto de naturaleza ideológica”.


Deja un comentario

La vida cristiana, en palabras de Papa Francisco.

El Reino de Dios está escondido en la santidad de la vida cotidiana
Jueves 13 Nov 2014 | 11:41 am

Ciudad del Vaticano (AICA):

“El Reino de Dios es una fiesta, no un espectáculo, no hace ruido”, pero crece en la vida de tantas familias “que cuidan a los hijos, cuidan a los abuelos y llegan al final del mes con medio euro solamente, pero rezan”. Lo dijo el papa Francisco en la homilía de la misa celebrada esta mañana en la capilla de la Casa Santa Marta, comentando el pasaje del Evangelio de Lucas, que narra la pregunta de los fariseos: “¿Cuándo vendrá el Reino de Dios?”.

El Reino de Dios, dijo Francisco, “no llama la atención” tal como no la llama la semilla que se desarrolla debajo de la tierra. “El Reino de Dios, afirmó, no es un espectáculo. El espectáculo, tantas veces es la caricatura del Reino de Dios”:

“¡El espectáculo! El Señor jamás dice que el Reino de Dios es un espectáculo. ¡Es una fiesta! Pero es diferente. Es fiesta, ciertamente, es bellísima. Una gran fiesta. Y el Cielo será una fiesta, pero no un espectáculo. Y nuestra debilidad humana prefiere el espectáculo”.

Tantas veces, dijo el Papa, el espectáculo es una celebración –por ejemplo en las bodas– a las que se presenta gente que más que a recibir un Sacramento va “a hacer el espectáculo de la moda, del hacerse ver, de la vanidad”. En cambio, prosiguió Francisco, “el Reino de Dios es silencioso, crece dentro. Lo hace crecer el Espíritu Santo con nuestra disponibilidad, en nuestra tierra, que nosotros debemos preparar”. Después, añadió citando las palabras de Jesús, también para el Reino llegará el momento de la manifestación de la fuerza, pero será sólo al final de los tiempos:

“El día que haga rumor, lo hará como el rayo, chispeando, que se desliza de un lado al otro del cielo. Así será el Hijo de hombre en su día, el día que hará rumor. Y cuando uno piensa en la perseverancia de tantos cristianos, que llevan adelante su familia –hombres, mujeres– que se ocupan de sus hijos, cuidan a los abuelos y llegan a fin de mes sólo con medio euro, pero rezan. Ahí está el Reino de Dios, escondido, en esa santidad de la vida cotidiana, esa santidad de todos los días. Porque el Reino de Dios no está lejos de nosotros, ¡está cerca! Ésta es una de sus características: cercanía de todos los días”.

También cuando describe su venida en una manifestación de gloria y de poder –insistió el Papa al concluir– Jesús añade inmediatamente que “antes es necesario que Él sufra mucho y sea rechazado por esta generación”. Lo que quiere decir –notó Francisco– “que también el sufrimiento, la cruz, la cruz cotidiana de la vida -la cruz del trabajo, de la familia, de llevar adelante bien las cosas– esta pequeña cruz cotidiana es parte del Reino de Dios”.

Y terminó diciendo: pidamos al Señor la gracia “de cuidar el Reino de Dios que está dentro de nosotros” con “la oración, la adoración y el servicio de la caridad, silenciosamente”.

“El Reino de Dios es humilde, como la semilla: humilde pero se vuelve grande, por la fuerza del Espíritu Santo. Debemos dejarlo crecer en nosotros, sin vanagloriarnos: dejar que el Espíritu venga, nos cambie el alma y nos lleve adelante en el silencio, en la paz, en la tranquilidad, en la cercanía a Dios, a los demás, en la adoración a Dios, sin espectáculos”.+


Deja un comentario

Sínodo: Papa Francisco resume y comenta tareas del Sínodo

Papa Francisco a Sínodo: Nunca ha estado en discusión la indisolubilidad del matrimonio

6.4K250
Papa Francisco. Foto: Petrik Bohumil / ACI Prensa

Papa Francisco. Foto: Petrik Bohumil / ACI Prensa
FacebookTwitterGoogle+PinterestAddthis

VATICANO, 18 Oct. 14 / 04:14 pm (ACI/EWTN Noticias).- En su discurso conclusivo al Sínodo Extraordinario de los Obispos sobre la Familia, el Papa Francisco destacó que nunca ha estado en discusión la indisolubilidad, la unidad, la fidelidad y la apertura a la vida en el matrimonio, que conforman “la verdad fundamental del Sacramento del Matrimonio”.

El Santo Padre destacó que durante el Sínodo, al ser un “camino”, se presentaron “momentos de carrera veloz, casi de querer vencer el tiempo y alcanzar rápidamente la meta; otros momentos de fatiga, casi hasta querer decir basta; otros momentos de entusiasmo y de ardor”.

Hubo también, recordó, “momentos de profundo consuelo, escuchando el testimonio de pastores que llevan en el corazón sabiamente, las alegrías y las lágrimas de sus fieles. Momentos de gracia y de consuelo, escuchando los testimonios de las familias que han participado del Sínodo y han compartido con nosotros la belleza y la alegría de su vida matrimonial”.

En este camino del Sínodo, dijo, “el más fuerte se ha sentido en el deber de ayudar al menos fuerte, donde el más experto se ha prestado a servir a los otros, también a través del debate. Y porque es un camino de hombres, también hubo momentos de desolación, de tensión y de tentación”.

El Santo Padre advirtió contra la “tentación del endurecimiento hostil”, que se cierra “dentro de lo escrito (la letra) y no dejarse sorprender por Dios, por el Dios de las sorpresas (el espíritu)”.

“Es la tentación de los celosos, de los escrupulosos, de los apresurados, de los así llamados ‘tradicionalistas’ y también de los intelectualistas”.

Al mismo tiempo, Francisco señaló que existió en el Sínodo “la tentación del ‘buenismo’ destructivo, que a nombre de una misericordia engañosa venda las heridas sin primero curarlas y medicarlas; que trata los síntomas y no las causa y las raíces”.

Esta, dijo, “es la tentación de los ‘buenistas’, de los temerosos y también de los así llamados ‘progresistas y liberalistas’”.

El Santo Padre señaló además “la tentación de transformar la piedra en pan para romper el largo ayuno, pesado y doloroso y también de transformar el pan en piedra , y tirarla contra los pecadores, los débiles y los enfermos, de transformarla en ‘fardos insoportables’”.

Otra tentación ha sido, dijo, la de “descender de la cruz, para contentar a la gente, y no permanecer para cumplir la voluntad del Padre; de ceder al espíritu mundano en vez de purificarlo y inclinarlo al Espíritu de Dios”.

Por último, el Papa señaló “la Tentación de descuidar el ‘depositum fidei’ (depósito de la fe), considerándose no custodios, sino propietarios y patrones, o por otra parte, la tentación de descuidar la realidad utilizando una lengua minuciosa y un lenguaje pomposo para decir tantas cosas y no decir nada”.

Estas tentaciones, dijo Francisco, “no nos deben ni asustar ni desconcertar, ni mucho menos desanimar, porque ningún discípulo es más grande que su maestro; por lo tanto si Jesús fue tentado –y además llamado Belcebú– sus discípulos no deben esperarse un tratamiento mejor”.

“Personalmente me hubiera preocupado mucho y entristecido sino hubieran estado estas tenciones y estas discusiones animadas; este movimiento de los espíritus, como lo llamaba San Ignacio; si todos hubieran estado de acuerdo o taciturnos en una falsa y quietista paz”.

Sin embargo, destacó el Papa, durante el Sínodo “he visto y escuchado –con alegría y reconocimiento– discursos e intervenciones llenos de fe, de celo pastoral y doctrinal, de sabiduría, de franqueza, de coraje y parresia. Y he sentido que ha sido puesto delante de sus ojos el bien de la Iglesia, de las familias y la ‘suprema lex’: la ‘salus animarum’”.

“Y esto siempre sin poner jamás en discusión la verdad fundamental del Sacramento del Matrimonio: la indisolubilidad, la unidad, la fidelidad y la procreatividad, o sea la apertura a la vida”, señaló.

Aquí puede leer el discurso completo del Papa Francisco:
https://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-discurso-del-papa-francisco-al-concluir-sinodo-extraordinario-de-los-obispos-sobre-la-familia-42450/


Deja un comentario

Crónia-comentario a la misa de clausura del Sínodo

vaticanobis

Foto de archivo

Misa sinodo

Vatican Insider nos ofrece una amplia crónica de la misa de clausura del Sínodo y beatificación de Paulo VI. Y subraya algunas de las expresiones de Papa Francisco en su homilía.

Para acceder al documento basta pulsar el siguiente enlace:

http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/paolo-vi-paul-vi-pablo-vi-37025/


Deja un comentario

Clausura del Sínodo y beatificación de Paulo VI

Misa sinodo

                                   Homilía del Papa en la celebración eucarística.

(RV).- «¡Dar a Dios lo que es de Dios!» «¡Por el don de este Sínodo y por el espíritu constructivo con que todos han colaborado, con el Apóstol Pablo, «damos gracias a Dios por todos ustedes y los tenemos presentes en nuestras oraciones!» y «¡gracias a nuestro querido y amado Papa Pablo VI. Gracias por tu humilde y profético testimonio de amor a Cristo y a su Iglesia!». El Papa Francisco hizo resonar estas palabras en su homilía de la Santa Misa con ocasión de la conclusión del Sínodo extraordinario sobre la familia y de la beatificación Pablo VI.

«Dar a Dios lo que es de Dios» significa estar dispuesto a hacer su voluntad y dedicarle nuestra vida y colaborar con su Reino de misericordia, de amor y de paz, enfatizó el Obispo de Roma, haciendo hincapié en que en eso reside la verdadera fuerza de los cristianos, «la levadura que fermenta y la sal que da sabor a todo esfuerzo humano contra el pesimismo generalizado que nos ofrece el mundo. En eso reside nuestra esperanza, porque la esperanza en Dios no es una huida de la realidad, no es una coartada: es ponerse manos a la obra para devolver a Dios lo que le pertenece. Por eso, el cristiano mira a la realidad futura, a la realidad de Dios, para vivir plenamente la vida –con los pies bien puestos en la tierra – y responder, con valentía, a los incesantes retos nuevos».

El Papa Bergoglio comenzó su homilía recordando una de las frases más famosas de todo el Evangelio: «Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios» (Mt 22,21). Jesús responde con esta frase irónica y genial a la provocación de los fariseos que, por decirlo de alguna manera, querían hacerle el examen de religión y ponerlo a prueba. Es una respuesta inmediata que el Señor da a todos aquellos que tienen problemas de conciencia, sobre todo cuando están en juego su conveniencia, sus riquezas, su prestigio, su poder y su fama. Y esto ha sucedido siempre».

«Jesús pone el acento en la segunda parte de la frase: «Y [dar] a Dios lo que es de Dios». Lo cual quiere decir reconocer y creer firmemente –frente a cualquier tipo de poder – que sólo Dios es el Señor del hombre, y no hay ningún otro. Ésta es la novedad perenne que hemos de redescubrir cada día, superando el temor que a menudo nos atenaza ante las sorpresas de Dios. ¡Él no tiene miedo de las novedades!»

«Lo hemos visto en estos días durante el Sínodo extraordinario de los Obispos –“sínodo” quiere decir “caminar juntos”–. Y, de hecho, pastores y laicos de todas las partes del mundo han traído aquí a Roma la voz de sus Iglesias particulares para ayudar a las familias de hoy a seguir el camino del Evangelio, con la mirada fija en Jesús. Ha sido una gran experiencia, en la que hemos vivido la sinodalidad y la colegialidad, y hemos sentido la fuerza del Espíritu Santo que guía y renueva sin cesar a la Iglesia, llamada, con premura, a hacerse cargo de las heridas abiertas y a devolver la esperanza a tantas personas que la han perdido».

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 72 seguidores